24 Sep 2021 - 2:43 p. m.

JEP convoca a víctimas de secuestro para analizar la verdad que han dado las Farc

Víctimas y familiares de estos hechos harán observaciones sobre el cumplimento de los exjefes de las Farc en el aporte a la verdad. Según la jurisdicción especial, esta participación es clave para comprender la gravedad de los hechos y del daño causado

La Sala de Reconocimiento de la Jurisdicción Especial para La Paz (JEP) convocó a víctimas y familiares a una serie de audiencias para que hagan observaciones al aporte que estarían haciendo los exjefes de las Farc a la verdad. Esto se da después del reconocimiento de responsabilidad en el secuestro que hizo el secretariado de las extintas Farc el pasado 30 de abril.

En contexto: JEP: exsecretariado de las Farc acepta cargos por secuestro y otros crímenes de lesa humanidad

Según la JEP, estas audiencias son de gran importancia ya que, con ellas, quienes fueron víctimas de privaciones de la libertad, de manera directa o indirecta, ayudarían a esta jurisdicción a determinar si los exmiembros de la extinta guerrilla están haciendo un aporte a la verdad plena, tal y como se comprometieron a hacerlo con la firma del Acuerdo de Paz. De acuerdo con cifras del Centro Nacional de Memoria Histórica, entre 1958 y 2016 se registraron 8.600 secuestros cometidos por las Farc.

En este caso, y de acuerdo con la JEP, hay 2.664 personas acreditadas como víctimas en el macrocaso 001 (toma de rehenes y otras privaciones graves de la libertad). Así mismo, expresó esta jurisdicción, que las audiencias públicas se llevarán a cabo en Bogotá el 27 de septiembre y el 4, 6 y 8 de octubre en otras regiones del país. “Las víctimas presentarán las observaciones que tienen sobre el escrito que el 30 de abril radicó el antiguo Secretariado de las Farc-EP, como respuesta al Auto 019 de 2021, con el cual la Jurisdicción les imputó el crimen de lesa humanidad”, explicó la JEP.

Podría interesarle: ¿Por qué es histórica la imputación a las Farc por secuestro?

Igualmente, la Sala expresó que “en el caso 001, las víctimas han venido presentado sus observaciones, de manera escrita, sobre las versiones de los comparecientes”. Se espera que “con las próximas diligencias públicas, la Sala continuará recogiendo las huellas testimoniales que permitan comprender la gravedad de los hechos y del daño causado”.

En abril de este año, en rueda de prensa, Carlos Antonio Lozada y Pastor Alape, exjefes guerrilleros y voceros del antiguo Secretariado de las Farc, anunciaron que los ocho excomandantes entregaron a la JEP una respuesta contundente en la que reconocieron su responsabilidad en las conductas imputadas por la jurisdicción. Según expertos como Rodrigo Uprimny, en esa acusación se condensó una descripción de los delitos que no se había hecho antes sobre el funcionamiento de las Farc como aparato de guerra y que tuviera tanto detalle sobre cómo en la guerrilla existió una política de secuestrar para hacer exigencias al Gobierno o para financiarse.

Lea aquí: “¿Quién está bien en la selva?”: víctimas de Farc responden a Sandra Ramírez

Lozada aseguro en ese momento: “El documento que radicamos hoy ante la Sala de Reconocimiento de Verdad y Responsabilidad de la JEP contiene la reafirmación de nuestro reconocimiento de responsabilidad frente a los secuestros ocurridos a cargo de las extintas FARC-EP durante el conflicto armado. Este reconocimiento incluye la aceptación de los hechos y conductas descritos en el auto. Como lo hemos manifestado en repetidas ocasiones, las políticas de secuestro que llevamos a cabo son injustificables”.

Ahora, las víctimas tienen la posibilidad de ponerle la lupa a esa verdad que las exFarc ha entregado a la JEP. Su participación en estas audiencias de observación llega en un momento álgido entre las víctimas y los exguerrilleros por cuenta de una recientes declaraciones de la senadora del Partido Comunes, Sandra Ramírez. “Los secuestrados tenían sus comodidades (...), tenían su camita, su cambuche”. Sus declaraciones desencajaron porque, además, las dijo en el marco de un homenaje que su colectividad le rindió a Jorge Briceño, excomandante del Bloque Oriental de las Farc, más conocido como el Mono Jojoy.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Comparte: