22 Jul 2020 - 11:09 p. m.

Jorge Ibáñez, Natalia Ángel y Marino Henao, ternados para la Corte Constitucional

De estos tres juristas el Senado de la República deberá elegir el reemplazo del magistrado Luis Guillermo Guerrero en el tribunal constitucional.

Uno de los procesos de elección más importantes de este 2020 es encontrar al reemplazo del magistrado Luis Guillermo Guerrero en la Corte Constitucional, quien termina su periodo de ocho años en septiembre próximo. El tribunal constitucional tiene nueve integrantes y se encarga de velar por la Constitución Política, estudiando temas cruciales para la salvaguarda de los derechos fundamentales, asunto por el cual la forma como esté integrada es clave. Actualmente la Corte tiene juristas liberales y de la línea conservadora, como Guerrero.

Como Guerrero fue ternado hace ocho años por el Consejo de Estado, es a este tribunal a quién le corresponde hacer el proceso de selección de su reemplazo, elaborando una terna, de la cual el Senado de la República hará la elección definitiva. Para este proceso se presentaron 102 personas y el Consejo de Estado hizo una preselección de 20 personas, entre las cuales hay ocho mujeres. Este miércoles la Sala Plena eligió a los ternados. En la jornada participaron los 30 magistrados que actualmente componen el alto tribunal ya que la plaza de Jorge Octavio Ramírez está vacante. Los elegidos fueron Jorge Enrique Ibáñez con 20 votos, Natalia Ángel Cabo con 22 y Marino Tadeo Henao Ospina con 24 votos.

Jorge Enrique Ibáñez es abogado especialista en derecho constitucional de la Universidad Javeriana, magíster en Derecho y en Derecho Internacional Público, doctor de la Universidad Alfonso X El Sabio y postdoctor en Derechos Humanos y Derecho Penal Internacional de la misma universidad. Fue asesor de la Asamblea Nacional Constituyente en 1991 en Colombia, y de la Asamblea Constituyente del Ecuador en 1997; fue conjuez de la Corte Constitucional y del Tribunal Administrativo de Cundinamarca y es conjuez del Consejo de Estado.

(Le puede interesar: Así va la puja por reemplazar a Luis Guillermo Guerrero en la Corte Constitucional)

Ibáñez es árbitro de la Cámara de Comercio de Bogotá y presidió el Tribunal de Arbitramento que se constituyó para definir la pelea entre el Estado colombiano y la concesionaria Ruta del Sol. Se trató de un caso judicial que tomó más de dos años en resolverse y que terminó como un laudo histórico. De hecho, ha integrado casi 100 tribunales de arbitramento. Además, ha publicado 21 libros y es un referente en el mundo del derecho constitucional y en el terreno de la justicia administrativa. Tiene experiencia en áreas de derecho administrativo, constitucional, comercial, internacional y es docente en las Universidades Javeriana, los Andes y Sergio Arboleda.

(Le puede interesar: Los juristas detrás de un laudo histórico)

La segunda elegida de la terna es Natalia Ángel Cabo, abogada de la Universidad de los Andes, quien tiene una maestría en Harvard en derecho constitucional y quien tiene ya experiencia en la Corte Constitucional pues trabajó como abogada sustanciadora del despacho de Carlos Gaviria Díaz y, más adelante, como magistrada auxiliar del despacho de Manuel José Cepeda. Además, trabajó en la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, en un convenio de cooperación con la Corte Constitucional, para dar apoyo a la Sala de Seguimiento a la Sentencia T-025/04 que declaró un estado de cosas inconstitucionales en materia de desplazamiento forzado.

Cabo fue ternada en 2017 junto a las juristas Isabel Cristina Jaramillo y Cristina Pardo Schlesinger para reemplazar en el cargo al suspendido magistrado Jorge Pretelt, quien fue condenado a finales de 2019 por corrupción. En esa oportunidad, Pardo fue la elegida por el Congreso. En su hoja de vida se destacan el trabajo en el Programa de Acción por la Igualdad y la Inclusión Social, PAIIS, de la Universidad de los Andes, en donde se encargó de liderar campaña para la ratificación de Colombia de la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPD) y de liderar un proyecto de cooperación entre el Consejo Noruego de Refugiados y esa universidad para documentar y diagnosticar la situación de personas con discapacidad en situación de desplazamiento forzado.

Hacia las 11 de la noche de este miércoles, luego de hacer recesos y tener problemas en el sistema de comunicación de la sala, que se realizó de forma virtual, el Consejo de Estado eligió al jurista Marino Tadeo Henao Ospina luego de 14 rondas de votación. Este jurista de la Universidad Externado obtuvo 24 votos, frente a seis en blanco. Se ha desempeñado los últimos 15 años como consultor y asesor independiente en derecho constitucional y administrativo, y ha sido magistrado auxiliar en la Corte Constitucional y en el Consejo de Estado.

Fuentes del alto tribunal aseguraron a este diario que la elección de Marino Tadeo estuvo muy reñida, pero que al final la Sala Plena se decantó por la trayectoria pública de este abogado que también trabajó entre 1993 y el 2002 en la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional-USAID como director del Centro Latinoamericano para la gestión Urbana. Tadeo fue director General de la Escuela de la Administración Pública (ESAP) y procurador auxiliar.

Entre las 20 personas preseleccionadas por el Consejo de Estado había nombres conocidos que ya han buscado llegar al tribunal constitucional y que gozan de renombre por su trayectoria académica como la profesora de la Universidad Externado, Magdalena Correa, la defensora delegada para Asuntos Constitucionales de la Defensoría del Pueblo, Paula Robledo Silva y la reconocida abogada y profesora Isabel Cristina Jaramillo.

Comparte: