11 Apr 2019 - 1:05 a. m.

José Hugo Chaux quedó libre y el testigo estrella en su contra será investigado

Chaux es investigado por, supuestamente, haber sido testaferro del jefe guerrillero "Negro Acacio", lo cual él niega. Fernando Bahamón Céspedes, cuyas dudosas credenciales reveló este diario recientemente, será investigado.

Redacción Judicial

Jose Hugo Chaux Cuéllar recuperó su libertad tras haber sido capturado, junto a su hijo y esposa, el pasado 14 de febrero. Así lo determinó el juez 65 Penal Municipal con función de Garantías, luego de escuchar en audiencia la defensa del jefe de la familia Chaux, quien explicó que la petición de la Fiscalía de mantener detenido a Chaux se basaba, principalmente, en un testigo de credenciales bastante dudosas: Fernando Bahamón Céspedes.

Tal como contó El Espectador en su edición del pasado 1º de abril, Bahamón Céspedes tiene un pasado lleno de condenas por delitos como violencia sexual, estafa, simulación de investidura o cargo y extorsión, entre otros. Tiene más de 30 denuncias en su contra que no se han resuelto, y hasta la Corte Suprema ha dejado en evidencia que ha mentido en estrados judiciales. Aun así, Bahamón Céspedes goza hoy de protección de parte de la Fiscalía, que ha creído en sus versiones y ha llevado a gente a la cárcel por ellas.

Una de esas personas son Chaux Cuéllar y su familia, señalados por la Fiscalía de haber sido testaferros del jefe guerrillero el Negro Acacio, uno de los comandantes de las Farc del frente 16, que operaba en Meta, Vichada y Guaviare. Chaux, su esposa y sus hijos han desarrollado negocios con fincas, el campo y los animales. Para la Fiscalía, su enriquecimiento se debe a los "torcidos" con las Farc, cosa que los Chaux han negado con vehemencia.

Bahamón Céspedes, quien se ha identificado como exintegrante de la columna móvil Teófilo Forero, aseguró a la Fiscalía que había visto a Chaux en la zona de distensión, la cual estuvo vigente de 1999 a 2002. Pero, como reveló este diario, los registros del Inpec y otros documentos oficiales muestran que, durante ese periodo, Bahamón estuvo detenido en la cárcel de Neiva y, al final, en la Modelo de Bogotá. De hecho, la propia Corte Suprema de Justicia señaló que, por esa misma razón, era "imposible" que Bahamón hubiera podido ver gente en la zona de distensión.

Este dato, sobre todo teniendo en cuenta que el señalamiento de la Corte quedó plasmado en una decisión judicial que data de agosto de 2009, no lo pasó por alto el juez que acaba de otorgar la libertar a José Hugo Chaux. En su decisión agregó que ordena a la Fiscalía "compulse copias para que se investigue el actuar del ciudadano Fernando Bahamón Céspedes al interior de esta investigación con lo que tiene que ver con las versiones entregadas y los señalamientos entregados sobre el ciudadano José Hugo Chaux Cuéllar".

El caso Chaux

La Fiscalía abrió una investigación en contra de la familia Chaux pues, al parecer, Chaux Cuéllar, su hijo que lleva el mismo nombre de su padre, y su esposa, Luz Stella González, habrían servido como testaferros del Bloque Oriental de las Farc al mando de Tomás Medina Caracas, alias el “Negro Acacio”.

(En contexto: Los testimonios que enredan a clan familiar señalado de ocultar bienes del “Negro Acacio”)

 El ente investigador aseguró, durante la audiencia de imputación de cargos, que la investigación inició por cuenta de una fuente que informó los posibles nexos del clan familiar con las Farc y de una compulsa de copias, con fecha del 23 de febrero de 2018, que contiene un informe de la Unidad de Información de Análisis Financiero (UIAF). 

Según la investigación, y los documentos conseguidos dentro de las pesquisas, mostrarían “la realización de operaciones sospechosas en cabeza de los miembros de la familia Chaux” por posibles incrementos patrimoniales sin justificar, según el perfil económico y financiero de las tres personas. Además de los papeles, la Fiscalía tomado varios testimonios que, en su criterio, son claves dentro del proceso. 

Entre ellos se encuentran las versiones de miembros de la Fuerza Pública que participaron en la operación Gato Negro, desarrollada por el Ejército contra las Farc en 2001, y las declaraciones juramentadas de Fernando Bahamón Céspedes, un desmovilizado del Bloque Sur la extinta Farc, y de Pedro Vargas Dussan, administrador de las fincas del clan familiar, entre otros.

(Le puede interesar: ¿Falsos testigos en caso de testaferros de las Farc?)

Ninguno de los tres miembros de la familia Chaux capturados, aceptaron cargos. José Hugo Chaux hijo recuperó su libertad el pasado 30 de marzo.

Comparte: