Publicidad
16 Jul 2021 - 5:54 p. m.

Joseph Felix Badio, el exfuncionario que habría ordenado el magnicidio en Haití

La Policía colombiana reveló el nombre de quien habría decidido el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse: Joseph Felix Badio, exfuncionario del Ministerio de Justicia de la isla. El general Jorge Luis Vargas entregó más detalles de la investigación.
Joseph Felix Badio. De acuerdo con The Guardian, lo expulsaron de la Unidad Anticorrupción del gobierno haitiano.
Joseph Felix Badio. De acuerdo con The Guardian, lo expulsaron de la Unidad Anticorrupción del gobierno haitiano.
Foto: Policía de Haití

La Policía colombiana sigue entregando, a cuenta gotas, detalles del magnicidio del presidente de Haití, Jovenel Moïse, el pasado 7 de julio. En una reciente rueda de prensa, el general Jorge Luis Vargas, director de la institución, aseguró que el determinador del asesinato fue Joseph Felix Badio, exfuncionario del Ministerio de Justicia de la isla. Siguen apuntando a Emmanuel Sanon, médico de origen haitiano, como socio de Badio y posible autor intelectual.

Lea también: Haití: ¿Quién es Emmanuel Sanon, supuesto autor intelectual del magnicidio?

De Joseph Felix Badio se sabe que estaba en el sonajero de los sospechosos, de acuerdo con el diario inglés The Guardian. Una vez terminó su trabajo en el ministerio, se sumó a la Unidad Anticorrupción del gobierno en marzo de 2013. Autoridades de la isla aseguran que fue despedido en menos de tres meses, luego de “violaciones graves” de reglas éticas. Sobre él pesa una denuncia tras su paso por la unidad.

Para que la ficha de Badio encaje en el rompecabezas hay que partir de Emmanuel Sanon, de 63 años, quien según la policía de Haití es el denominado autor intelectual. Léon Charles, jefe de la institución, sostiene que llegó a la isla con objetivos políticos hace meses, luego de vivir durante décadas en Florida (Estados Unidos). Sanon está detenido y es, por ahora, sobre quien pesa la hipótesis más fuerte.

Le puede interesar: El rompecabezas del asesinato del presidente de Haití

De acuerdo con información desde la isla, Sanon se habría contactado con una empresa de investigación para reclutar un grupo de mercenarios. Según el resultado del interrogatorio a los 18 colombianos detenidos, a quienes se les acusa haber baleado sin compasión a Moïse, Sanon reclutó a 26 personas a través de una empresa de seguridad llamada CTU Security Services, con sede en Florida.

“Se ratifica que las reuniones iniciales fueron realizadas en Miami entre personas que trabajaban para la empresa CTU Security Services, con James Solages (estadounidense traductor del grupo), Arcángel Pretelt (presunto mercenario colombiano), Tony Intriago (venezolano dueño de la empresa según Diario Libre de República Dominicana) y Emmanuel Sanon”, explicó el general Jorge Luis Vargas.

Lea también: Magnicidio en Haití: La empresa en Miami que contrató a mercenarios colombianos

De acuerdo con el director de la Policía, el militar en retiro Duberney Capador habría participado de las reuniones en Miami. Capador es uno de los dos muertos que dejó el operativo del gobierno haitiano para esclarecer el magnicidio. El otro es Mauricio Javier Romero. Al parecer, Capador mantuvo al tanto de la reunión al militar (r) detenido Germán Alejandro Rivera.

Luego, según la línea de tiempo de la Policía Nacional, el ciudadano ecuatoriano Walter Veintemilla, a través de la empresa World Wide Capital, habría comprado los pasajes desde Miami para el ingreso del resto de los presuntos mercenarios, quienes desde mayo habían llegado a República Dominicana. Haití y ese país comparten la misma isla en el caribe, por lo que los ciudadanos circulan sin dificultades.

Lea: Otros tres colombianos están siendo buscados por el magnicidio en Haití

Según informó Vargas, el nacional Germán Rivera, a través de Western Union, habría recibido giros para coordinar la alimentación y los gastos logísticos del grupo de presuntos mercenarios quienes ya estaban en Puerto Príncipe, en Haití, días antes del asesinato. Desde junio, los colombianos capturados prestaron servicios de seguridad a particulares, en grupos de siete y por tres semanas.

“Posteriormente en reunión con Joseph Felix Badio y una persona llamada Ascar, Germán Rivera y Duberney Capador son informados de que se va a arrestar al presidente supuestamente. Se comienza la organización y la planeación operacional delincuencial para hacer esto. De esa acción se enteran la empresa CTU, Emmanuel Sanon y varias personas que ya están capturadas”, puntualizó Vargas.

Le puede interesar: Mercenarios en Haití: ¿Quién es el militar (r) capturado, Francisco Eladio Uribe?

Los últimos días serían clave en la investigación, pues los acusados mercenarios se habrían trasladado a una casa cercana a la mismísima residencia del presidente Moïse. Supuestamente iniciaron labores de entrenamiento y consiguen vehículos para llevar a cabo la operación. Según información de la isla, replicada por Vargas, tres días antes del magnicidio Badio dio la orden a Capador y a River de asesinar al presidente del país. El exfuncionario sería, entonces, quien habría determinado el homicidio, al parecer siguiendo un plan político de Emmanuel Sanon.

The Guardian también informó de otros dos nuevos sospechosos de participar en el asesinato de Moïse, además de Felix Badio. El primero se trata del exsenador John Joël Joseph, quien ha sido opositor al partido Tet Kale al que pertenecía Moïse. El segundo hombre es Rodolphe Jaar, alias “Whisky”, quien habría sido una fuente confidencial de Estados Unidos durante años. Tanto Joseph como Jarr permanecen prófugos.

Los nombres de los nuevos sospechosos, incluido el de Felix Badio, surgieron tras las denuncias hechas por los familiares de los colombianos detenidos quienes aseguran que los exmilitares de Colombia investigados fueron reclutados por “una empresa estadounidense que necesitaba comandos con experiencia para un trabajo en Centroamérica”.

Síguenos en Google Noticias