13 Jan 2020 - 10:24 p. m.

La disputa legal por un terreno que fue base de paramilitares en Bolívar

El predio en cuestión había sido secuestrado por la Fiscalía bajo el argumento de que fue una base paramilitar y que su comprador lo sabía. Sin embargo, la Corte Suprema determinó que el comprador había actuado de buena fe.   

Redacción Judicial

Los paramilitares hicieron de la finca Brisas de San Andrés su base, la rebautizaron como "La Uno" y le hicieron mejoras. / Herminso Ruiz
Los paramilitares hicieron de la finca Brisas de San Andrés su base, la rebautizaron como "La Uno" y le hicieron mejoras. / Herminso Ruiz

En 1998, cuando el Bloque Central Bolívar (BCB) llegó al corregimiento de Brisas de San Andrés, en Simití (Bolívar), los pobladores de la zona rural abandonaron sus tierras para huir de los enfrentamientos armados. Uno de estos fue Andrés Rojas Rolón, un hombre cuya familia le había regalado una finca, llamada al igual que el corregimiento, para que viviera con su esposa. Este terreno había quedado a nombre de la madre de Rojas, debido que este era menor de edad en el momento de la compra.

Durante su estadía en dicho corregimiento, los paramilitares hicieron de la finca Brisas de San Andrés su base. La rebautizaron como La Uno y le hicieron varias mejoras, todas ordenadas por Rodrigo Pérez Álzate, más conocido como Julián Bolívar. A pesar de que seguía siendo su propietario, Andrés Rojas no podía vivir allí debido a la presencia paramilitar, que le pagaba una especie de arriendo en contraprestación.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.