10 Mar 2018 - 3:00 a. m.

La encrucijada de Carlos Palacino por Saludcoop

La Fiscalía ordeno la medida de aseguramiento en contra del llamado "zar de la salud" por un peculado que ascendería a $400.000 millones. En tres semanas se conocerá si es absuelto o condenado por este caso.

-Redacción Judicial

Carlos Gustavo Palacino se convirtió en el hombre más poderoso del sector salud. En 1975 empezó como cobrador en Seguros La Equidad. En 1995 se convirtió en el director ejecutivo de Saludcoop, y a partir del año 2000 esta EPS tuvo un crecimiento acelerado, al punto que llegó a convertirse en la más grande del país, con 4,6 millones de afiliados. En esa década reportaba resultados positivos con promedios anuales de utilidades por $20.000 millones, pero esas ganancias fueron desapareciendo y ya en el 2013, cuando estaba intervenida por el Gobierno, su pérdida ascendió a $498.000 millones.

(Le puede interesar:Capturan a Carlos Palacino, expresidente de Saludcoop).

Todo parece indicar que Palacino, profesor de matemáticas y actuario de seguros (el que analiza las implicaciones financieras de riesgos futuros), no calculó que hoy, más de diez años después, la debacle financiera de la que fue protagonista lo llevaría a estar preso en una celda del búnker de la Fiscalía, en la que deberá esperar hasta que el fiscal del caso decida si lo condena por un peculado –la apropiación indebida de recursos– que habría alcanzado $400 mil millones, que hoy se facturan en más de $700 mil millones. “Nos vamos a asegurar de que ningún centavo de la salud pare en los bolsillos de particulares”, sentenció el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, al anunciar la decisión.

La investigación, que permaneció en estado preliminar durante toda la administración del exfiscal Eduardo Montealegre –quien era amigo y fue abogado de Palacino–, pasó a investigación formal un mes después de que Néstor Humberto Martínez llegara como jefe del ente investigador.

(Puede interesarle: Fiscalía reabrió investigación contra el expresidente de SaludCoop, Carlos Palacino)

El despilfarro de recursos

Fue entre los años 2000 y 2010, cuando estaba en plena expansión, que se iniciaron los malos manejos en la EPS. Según comprobó la Fiscalía, las directivas de Saludcoop usaron los dineros públicos –que le pagaba el Gobierno a través de la Unidad de Pago por Capitación (UPC), que es el valor que se le reconoce por cada afiliado– para hacer todo tipo de inversiones, menos lo que correspondía, es decir, la atención en salud.

Los dineros de la salud se usaron en compra de entidades, remodelaciones, patrocinios, bonificaciones, honorarios de abogados, arrendamientos, gastos de viaje, inversiones en el exterior (México y Ecuador), préstamos a socios y trabajadores, pago de deudas, entre otras cosas. “La gran mayoría de estas inversiones las pueden hacer las EPS con recursos propios, no con los dineros públicos destinados a los afiliados del sistema”, advirtió el fiscal Martínez.

La investigación de la Fiscalía también encontró irregularidades en la base de datos de afiliados de Saludcoop, como 240 afiliados mayores de edad registrados en el sistema con tarjeta de identidad o registro civil. Esto hizo que la entidad recibiera mayores recursos por las UPC. Estas compensaciones habrían sobrepasado los $70’000.000. También se encontró que 150.944 beneficiarios no tenían coincidencia en el primer apellido con el padre. Por esto, se habrían pagado de manera irregular casi $4.000’000.000.

De igual forma, en los registros de los usuarios se encontró que, provenientes de UPC, se hicieron pagos por cuenta de 149.893 beneficiarios, porque no coincidía su segundo apellido con el de la madre. Habrían recibido más de $4.000’000.000. Las irregularidades llegaron al punto de que 837 hombres fueron registrados como mujeres, por lo cual Saludcoop habría recibido más de $200’000.000. Y aún más grave: de 3.713 afiliados con cédula, habría irregularidades por más de $1.000’000.000, posiblemente de personas fallecidas.

Las cuentas pendientes

Palacino ya tiene una inhabilidad de la Procuraduría por 18 años para ejercer cargos públicos y contratar con el Estado por autorizar de manera fraudulenta multimillonarios recobros al Fondo de Seguridad y Garantías (Fosyga). Un proceso por el que también enfrenta una investigación en la Fiscalía por los delitos de lavado de activos y enriquecimiento ilícito. En este sentido se indicó que la EPS obtuvo el ingreso de recursos que no le correspondían.

En las pruebas recolectadas se indicó que, en una muestra de 200 cheques, el 2 % del total de los títulos valores cuestionados que respaldaban 7.255 facturas por valor de $4.700 millones, “no habían sido previamente canceladas como lo indica la norma antes del recobro y que fueron pagados con posterioridad a los 30, 60, 90 y 180 días siguientes, con lo cual se comprueba de manera contundente la irregularidad”, señaló en su momento la Fiscalía al dar apertura a la investigación.

Llama la atención que aunque el procurador Fernando Brito documentó estas y otras irregularidades, la sanción a Palacino es de apenas $56 millones, casi la mitad de lo que se ganaba mensualmente como presidente de Saludcoop.

Así las cosas, quedó demostrado que mediante una cooperativa se facturaron medicamentos previamente requeridos de los laboratorios para suministrarlos a la EPS con un incremento del 32 % sobre el precio del mercado, sin que este incremento estuviera justificado por estudios o documentos soporte.

Palacino en su momento señaló que el desbalance se efectuó por el cálculo de los ingresos por el no POS y los egresos del no POS, “estos últimos son mucho más altos que los ingresos y, por lo tanto, es allí donde se genera el desfase de caja. Yo presento un millón de pesos de recobro y me desglosan $200 mil, entonces allí va quedando un rezago casi todos los meses que, acumulado, da esa cifra. Algunas cosas que no nos han pagado son del curso normal, que seguramente las pagarán más adelante”, señaló en entrevista con este diario, la misma en la que en 2011 manifestó que era inocente de todos los señalamientos en su contra.

Saludcoop también invirtió en República Dominicana, México, Panamá, Ecuador. Palacino edificó un imperio cuyos cimientos tiemblan en la actualidad. Habrá que esperar qué otros hallazgos aparecen y qué futuro penal o incluso más sanciones disciplinarias y fiscales le acarrearán al llamado “zar de la salud”.

Comparte:
X