Publicidad
10 Jun 2020 - 7:00 p. m.

La historia detrás del millonario laudo de Bioenergy que acaba de ser admitido en Colombia

El Consejo de Estado determinó que es válido en Colombia la decisión que tomó en 2016 un tribunal de arbitramento en Estados Unidos, que se convocó a raíz de diferencias existentes entre sociedad Bioenergy Zona Franca S.A.S y la empresa extranjera Isolux Ingeniería S.A por un contrato para la construcción de la planta de etanol “El Alcaraván” en Puerto López (Meta).
El Alcaraván funciona desde junio de 2017, pero debía haber comenzado a operar en 2012.
El Alcaraván funciona desde junio de 2017, pero debía haber comenzado a operar en 2012.

La construcción del complejo “El Alcaravan” para la producción de etanol en Puerto López (Meta) fue en megaproyecto que adelantó Bioenergy Zona Franca S.A.S, de la mano con la empresa española Isolux Corsal, con la que se firmó un millonario contrato de obra el 30 de junio de 2010. El proceso, no obstante, fue accidentado: incumplimientos, denuncias de sobrecostos y de presuntas irregularidades en el contrato volvieron este proyecto un largo capítulo judicial en que los organismos de control y tribunales extranjeros han sido involucrados.

La Fiscalía, la Contraloría y la Procuraduría iniciaron investigaciones por presuntas irregularidades, retrasos y sobrecostos. Incluso, en 2019, el ente investigador le imputó cargos al exgerente de la filial petrolera, Jaime Flórez Muñoz, por la firma inicial del contrato de obra, por valor de US$350 millones con la empresa española Isolux Corsal, la cual no tenía experiencia en la construcción de grandes proyectos agroindustriales.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.