Publicidad
8 Jun 2020 - 12:42 a. m.

La idea de un fiscal ad hoc para casos del “Ñeñe” toma fuerza en la Corte Suprema

Varios magistrados de la Corte Suprema quieren llevar a Sala Plena una propuesta formal para apartar al fiscal Francisco Barbosa de todos los expedientes sobre el caso del ganadero y la presunta financiación ilegal a la campaña del presidente Duque. Los togados no quieren que pase lo mismo que sucedió con Néstor Humberto Martínez y el caso Odebrecht.
Francisco Barbosa insiste en que no hay razones que lo obliguen a declararse impedido. Lo mismo que siempre sostuvo Néstor Humberto Martínez.
Francisco Barbosa insiste en que no hay razones que lo obliguen a declararse impedido. Lo mismo que siempre sostuvo Néstor Humberto Martínez.
Foto: Archivo El Espectador

Durante los dos años y medio en los que Néstor Humberto Martínez ocupó el cargo de fiscal general, hubo un fantasma de nombre Odebrecht que no lo desamparó ni un momento. Aunque no siempre fue de público conocimiento su relación con la empresa corrupta, gran parte de su período estuvo marcado por las constantes peticiones para que se apartara de los expedientes, por los cuestionamientos de su falta de transparencia por no haberle advertido a la Corte Suprema de Justicia de sus asesorías legales en el pasado al Grupo Aval, principal socio de la multinacional brasileña en el proyecto Ruta del Sol 2, ni de su participación en la firma de un documento clave que terminó bajo la lupa dentro del escándalo.

A poco más de cien días del inicio de la administración del sucesor de Martínez, Francisco Barbosa, la película pareciera estar repitiéndose. Pero en lugar de Odebrecht, el caso a la sombra del nuevo fiscal es el conocido con el nombre de la “Ñeñepolítica” (cuya hipótesis por confirmar o descartar es si se cometieron delitos electorales justo antes de la segunda vuelta electoral de 2018 en la que Iván Duque resultó elegido presidente), la génesis de este nuevo escándalo político y judicial que dio de qué hablar, la semana pasada, fue la captura de dos investigadores de la Policía que interceptaron las llamadas del ganadero José Ñeñe Hernández en las que se habría evidenciado el delito electoral. Según la Fiscalía, los uniformados interceptaron ilegalmente números que no tenían que ver con el caso.

Síguenos en Google Noticias