15 Nov 2022 - 4:08 p. m.

“La sensualidad no es pornografía”: Esperanza Gómez ante la Corte Constitucional

En la inédita sesión técnica sobre libertad de expresión en redes sociales, la modelo y actriz porno Esperanza Gómez aseguró que Instagram asocia cualquiera de sus actividades con pornografía y que solo ella resulta censurada cuando otras cuentas ofrecen el mismo contenido.
Esperanza Gómez, con la piel en una buena causa
Esperanza Gómez, con la piel en una buena causa
Foto: Archivo particular

Esperanza Gómez tiene una oportunidad única e inédita ante la Corte Constitucional para defender su cuenta de Instagram, donde tenía más de cinco millones de seguidores, en medio de un debate por el derecho a la libertad de expresión en redes sociales. En una sesión técnica, a la cual fueron invitados expertos en la materia, la modelo y actriz porno sentó su posición del porqué, para ella, la aplicación vulneró sus derechos y no le permite exponer su marca personal como lo ha hecho desde que es mayor de edad.

En contexto: Por tutela de Esperanza Gómez, Corte Constitucional abre caso de censura en redes

La Corte Constitucional tiene en sus manos un asunto novedoso. Se trata de la tutela que Esperanza Gómez tiene en contra de la aplicación Instagram, de la multinacional Meta, para proteger sus derechos al trabajo y a la libertad de expresión. Esto porque, en mayo de 2021, la aplicación le cerró su cuenta al considerar que estaba ofreciendo servicios sexuales y, por tanto, estaba infringiendo las normas comunitarias.

Antes de decidir si Gómez recobra su cuenta de Instagram, la Corte la escuchó en audiencia pública. La modelo señaló que ha sido estigmatizada por ser la actriz porno colombiana más reconocida a nivel nacional e internacional, y que la aplicación asocia cualquiera de sus actividades con prostitución, solo porque es ella quien aparece en las publicaciones.

Lea: Corte Constitucional cita a reunión nacional por emergencia del sistema carcelario

“Yo mostraba actividades como cocinar. Tener una dieta saludable. A mí me contrataban marcas, no solamente para hacer actividad de entretenimiento para adultos. Para Instagram, por el hecho de ser una actriz significa que todo es pornográfico y me quieren encasillar en algo que no es. Yo nunca he sido prostituta. Ni he sido scort. Hay una línea muy delgada. Pero yo no soy prostituta. Y si alguna vez lo hubiera hecho, me sentiría orgullosa. La sensualidad no es pornografía”, señaló.

Por otro lado, Esperanza Gómez explicó que le parece un contrasentido que existan miles de cuentas de personas que deciden mostrarse sensuales en redes sociales y sea ella la única que resulte censurada. Preguntó el porqué cuentas como la de PlayBoy siguen en pie, a pesar de que el contenido es tan explícito como el de ella. Y aseguró sentirse vulnerada, en mayor medida, porque Instagram considera que ella no puede hacer publicidad en otros mercados que no sean el del entretenimiento para adultos.

Le puede interesar: Contraloría y Corte Constitucional advierten el fracaso del rescate de Providencia

A su turno, Facebook Colombia se presentó a la audiencia tras haber sido citada por la Corte Constitucional. Su representante judicial señaló que, en principio, quien debería asistir es un representante de la multinacional Meta, dado que Facebook Colombia es una empresa independiente. Además, que Esperanza Gómez, bajo su consideración, no quedó en estado de indefensión frente a la sociedad tras el cierre de su cuenta de Instagram. Le recriminó por haber interpuesto la tutela seis meses después del hecho y por haber creado una nueva cuenta.

En un comunicado público, Meta explicó lo siguiente: “Instagram no permite contenidos que faciliten, fomenten o coordinen encuentros y servicios sexuales comerciales. Queremos que Instagram sea un lugar donde la gente pueda expresarse, pero también tenemos la responsabilidad de mantener a nuestra comunidad segura, conformada por personas desde los 13 años, de diferentes culturas, de todo el mundo”.

Lea también: Judicatura debe descongestionar la jurisdicción de restitución de tierras: Corte

Por otro lado, Catalina Botero, directora de la Fundación Karisma, que promueve los derechos humanos en el ámbito digital, señaló que, a pesar de que Meta es una empresa privada, tiene la obligación de proteger a los ciudadanos. Olga Lucía Camacho, experta en libertad de expresión, señaló que la aplicación Instagram ha incurrido en previos errores por el trabajo de quienes moderan el contenido. Y que agremiaciones de trabajadoras sexuales han pedido boicotear la aplicación, por el “exceso de celo” ante los servicios que ofrecen. La audiencia seguirá durante la tarde de este 15 de noviembre y usted podrá escucharla a través de las redes sociales de la Corte Constitucional.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.