Publicidad
14 Jul 2022 - 2:00 a. m.

La valiosa tierra que le quieren quitar a la Comunidad de Paz de Apartadó

En 1997, campesinos desplazados por la despiadada guerra en el Urabá llegaron a la finca La Roncona (Apartadó). Desde entonces cultivaron el predio, resistiendo a la violencia guerrillera, paramilitar y estatal. Ahora contra ellos cursa una reclamación de tierras paradójica.

Jhoan Sebastian Cote

Periodista Judicial
A la derecha, La Holandita, uno de los predios de la Comunidad de Paz de San José de Apartadó. En La Roncona se cultiva cacao, plátano, yuca, frijol y maíz.
A la derecha, La Holandita, uno de los predios de la Comunidad de Paz de San José de Apartadó. En La Roncona se cultiva cacao, plátano, yuca, frijol y maíz.
Foto: Jhoan Sebastian Cote

La Comunidad de Paz de San José de Apartadó, en el Urabá antioqueño, es como esa casa que queda en pie después de un terremoto. En 1997, luego de huir de masacres y de la guerra por la tierra bananera, centenares de campesinos sin rumbo se plantaron en fincas de la región y se constituyeron legalmente. Eran tierras que fueron abandonadas, justamente, por otros ciudadanos en medio del conflicto. Durante 25 años, estos campesinos desplazados han construido su nuevo hogar en fincas como La Roncona, donde se planta cacao de exportación y el alimento para sus casi 400 miembros. Sin embargo, en el marco de la Ley de Víctimas, paradójicamente, La Roncona está solicitada por otras personas, quienes luego de más de tres décadas buscan su restitución.

Jhoan Sebastian Cote

Comunicador social con énfasis en periodismo y producción radiofónica de la Pontificia Universidad Javeriana. Formación como periodista judicial, con habilidades en cultura, deportes e historia. Creador de pódcast, periodismo narrativo y actualidad noticiosa.@SebasCote95jcote@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar