Publicidad
21 Jan 2022 - 12:49 a. m.

Lafaurie desmiente a Salvatore Mancuso sobre su supuesto nexo con los ‘paras’

El presidente de Fedegán, Jose Félix Lafaurie, salió al paso de las declaraciones del exjefe paramilitar Salvatore Mancuso, que lo vincularían con el grupo criminal. Además, señaló que esas declaraciones fueron desestimadas por las autoridades hace diez años.
José Félix Lafaurie, presidente de Fedegan
José Félix Lafaurie, presidente de Fedegan
Foto: OSCAR PEREZ

El presidente de la Federación Nacional de Ganaderos (Fedegan), José Félix Lafaurie, calificó como “delirantes” las declaraciones del exgerente del Fondo Ganadero de Córdoba, Benito Osorio, ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), en las que señala como un hombre de confianza del exjefe paramilirar Salvatore Mancuso. A través de un extenso comunicado de prensa, el esposo de la congresista Maria Fernanda Cabal señaló que “esas falsas acusaciones habían circulado hace diez años ante Justicia y Paz, para buscar favorecimientos por parte de señalados criminales, y desde ese mismo momento, la credibilidad de Osorio fue desestimada, por lo que terminó condenado a 19 años de prisión”.

Podría interesarle: Por reconocer pactos con paras, JEP deja en libertad al exgobernador Benito Osorio

La polémica se atizó también porque el propio Mancuso aseguró que las declaraciones de Osorio eran totalmente ciertas. “De la misma manera, debo corroborar las declaraciones con respecto a la elección del exfiscal Mario Iguarán y el papel de José Félix Lafaurie. Todo fue verdad y lo hemos dicho desde hace años ante los magistrados de Justicia y Paz. Incluso, algunos detalles anecdóticos que ejemplifican dicha cercanía, como fue el discurso pronunciado por el señor Lafaurie en Cartagena y que cuenta Benito Osorio que ayudé a redactar, fueron ciertos y se había quedado rezagados en mi memoria”.

De acuerdo con Osorio, Lafaurie, le habría pedido en 2005 al exjefe paramilitar Mancuso que financiara la campaña de Mario Iguarán para que llegara a la Fiscalía General, cargo que obtuvo por cuatro años. En las declaraciones reveladas por Noticias Caracol, Osorio les dijo a los magistrados que Lafaurie le pidió que lo recogiera en un aeropuerto de Montería, pues el presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán) tenía una cita con Mancuso.

Sobre este punto Lafaurie señal que Iguarán fue elegido fiscal con 17 votos sobre un total de 23. “No solo es delirante sugerir que Mancuso tuviera semejante control sobre la Corte Suprema, sino una calumnia contra la corporación y contra cada uno de los 17 magistrados que Osorio pone automáticamente bajo sospecha. El solamente pensar que magistrados ilustres como Jaime Arrubla Paucar y Carlos Ignacio Jaramillo Jaramillo, Álvaro Orlando Pérez Pinzón, Alfredo Gómez Quintero, Édgar Lombana Trujillo, Jorge Luis Quintero Milanés y Yesid Ramírez Bastidas, que entonces y hoy gozan de incuestionable reputación, fueran sujetos de presión por parte de Mancuso”, aseguró el representante de los ganaderos.

A renglón seguido, Lafaurie señala que estas declaraciones no son nuevas y que hace diez años las autoridades ya tenían conocimiento de ellas. “No es extraña la confirmación de Mancuso a las patrañas de Osorio ante la JEP, pues ya lo hicieron hace diez años ante Justicia y Paz, pero al contrario. No se puede olvidar que Osorio es testaferro confeso de Mancuso y concertado con él para delinquir en la escalada de desplazamiento y robo de tierras en Urabá entre 1997 y 1998. En 2012 fueron las declaraciones de Mancuso, desde una prisión en Miami, las que generaron este infundio, que su testaferro se apresuró a corroborar desde una cárcel en Colombia”, puntualizó Lafaurie.

En sus recientes declaraciones Mancuso afirma que ya había hablado en Justicia y Paz sobre Lafaurie, pero que esa justicia transicional no cumplió con su objetivo. “Estas declaraciones (de Osorio) y su repercusión en el proceso judicial que adelanta la JEP comprueba una vez más que Justicia y Paz se quedó corta para juzgar de manera integral los crímenes cometidos en el marco del conflicto armado. Lo hemos dicho en múltiples ocasiones, que su diseño ha conllevado a que gran parte de la verdad aportada durante 16 años de diligencias judiciales, termine engavetada para comodidad de una parte del poder político y económico de Colombia”, señaló Mancuso, quien se encuentra en Estados Unidos a la espera de que las autoridades definan si es deportado a Colombia o no.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias