Publicidad
10 Dec 2021 - 6:06 p. m.

Lo último que se sabe del caso Jessica Cediel y el médico denunciado por lesiones

Jessica Cediel ha pasado por diversas cirugías para mejorar su salud, luego de que el médico Martín Horacio Carrillo le inyectara biopolímeros. El caso está en la Corte Suprema de Justicia ¿Sabía que la misma Fiscalía pidió la absolución? Otra entidad solicitó la condena.
En 2009, Jessica Cediel se realizó un procedimiento estético que, con el tiempo, le causó lipodistrofia. En la foto, Cediel y el médico Martín Carrillo. / Archivo
En 2009, Jessica Cediel se realizó un procedimiento estético que, con el tiempo, le causó lipodistrofia. En la foto, Cediel y el médico Martín Carrillo. / Archivo

El caso Jessica Cediel vs Martín Horacio Carrillo está en la Corte Suprema de Justicia desde hace un par de años. Al magistrado José Acuña le corresponde presentar un texto ante la alta corte, el cual quedará bajo votación de otros togados, y después de ello se sabrá si el médico Carrillo termina absuelto o queda en firme una condena a cuatro años de prisión por el delito de lesiones personales. ¿Su pecado? Haber inyectado en 2009 a la reconocida modelo 100 cm cúbicos de silicona líquida, aduciendo que era ácido hialurónico.

En contexto: Absuelven al médico que operó a la modelo Jessica Cediel

¿Cómo va el caso?

En 2011, el cirujano plástico le dijo a Cediel que en su cuerpo no le habían inyectado ningún ácido hialurónico, de la empresa Hialucorp. Aún más grave que ello, en la región sacra la modelo tenía adherida una sustancia que, tras peritaje médico, se demostró eran biopolímeros. Esto le causó deformidades en la espalda y glúteos, por lo cual ha tenido que someterse a tres cirugías de estricto carácter médico. En 2018, el Juzgado 13 Penal de Bogotá condenó al médico Martín Horacio Carrillo a cuatro años de prisión y una multa de 39 salarios mínimos.

Sin embargo, la defensa judicial del galeno interpuso un recurso ante la justicia. En marzo de 2019, el Tribunal Superior de Bogotá lo absolvió, pues consideró que la Fiscalía no probó más allá de toda duda razonable su responsabilidad. Entre otras razonables, el tribunal consideró que Carrillo no tenía forma de saber que lo inyectado en el cuerpo de Cediel eran biopolímeros. En el juicio nunca entró como pruebas las facturas de compra del supuesto ácido de Hialucorp. No aparecieron.

¿Cuál fue la jugada de la defensa de Cediel?

Los abogados de la reconocida modelo y presentadora presentaron un recurso de casación ante la Corte Suprema, intentando que el máximo tribunal en lo penal advierta posibles errores en la sentencia del Tribunal. El abogado Sergio Augusto Martínez consideró que en segunda instancia no se valoraron a profundidad testimonios clave como los del médico y su denunciante. Para empezar, Cediel señaló que su tratante nunca la hizo firmar un acta de consentimiento informado.

Antecedentes: El nuevo giro judicial en el caso de Jessica Cediel por los biopolímeros

Por otro lado, Cediel testificó que el médico nunca le mencionó la marca Hialocorp. Solo que era ácido hialurónico. En contraste, una declarante aseguró durante el juicio que el médico Carrillo le exhibió del producto el registro sanitario, la fecha de vencimiento, el lote y el laboratorio que lo comercializaba. Para el defensor, es probable que el acusado sea responsable por mentir, ocultar información y, al parecer, amañar la historia clínica.

Uno de los argumentos más importantes, por otro lado, es la falta de trazabilidad del médico. Para la fecha de la operación, en 2008, estaba vigente desde hace meses una resolución del INVIMA con la cual se eliminó la indicación del ácido hialurónico Hialucorp para relleno muscular. No obstante, en su testimonio, aduce la defensa de Cediel, el médico únicamente se acordó de las resoluciones que, antes de ello, amparaban la aplicación del producto.

¿Qué pide la Fiscalía?

El pasado 29 de noviembre, la Fiscalía Segunda ante la Corte Suprema allegó un documento al magistrado que lleva el caso. Argumentó que “contrario a lo planteado por el apoderado de la víctima, el Tribunal realizó un análisis completo y ponderado de la prueba testimonial y documental practicada en el juicio”. Pidió que el médico Carrillo quede absuelto, pues, entre otras razones, Cediel confirmó haber recibido información de la práctica, a pesar de que no suscribió consentimiento informado.

Antecedentes: Así engañaron a Jessica Cediel para ponerle biopolímeros en los glúteos

“Antes de utilizar el producto en sus pacientes, a partir de 2008, el acusado se lo hizo aplicar en su cuerpo, lo aplicó a su hermana y as u asistente, por lo que, de haber conocido la limitación en el uso, no resultaría lógico que hubiera utilizado el producto en una parte del cuerpo para el cual no estaba autorizado”, señaló la Fiscalía. Se refiere a la resolución vigente del INVIMA, la cual, sin embargo, de acuerdo con la defensa de Cediel y la Procuraduría, solo permitía inyectar en el rostro.

Para la Fiscalía, el Tribunal actuó bien al resolver que no tiene elementos para probar si el médico tuvo conocimiento de los cambios del INVIMA en cuanto a la empresa Hialucorp. Además, que no hay forma de saber si el médico acusado conocía la real naturaleza del producto que inyectó. En conclusión, pide que la duda en el caso sea resuelta en favor de Carrillo.

¿Cómo reaccionó la Procuraduría?

El Ministerio Público inclinó su balanza en favor de Cediel: “De las pruebas debidamente analizadas y valoradas por el juez de primera instancia (el cual condenó al galeno), se llegó a la conclusión, más allá de toda duda razonable, que el procesado, Martín Horacio Carrillo, fue el responsable de las lesiones causadas a la víctima, pues fue él quien suministró y aplicó en los glúteos, la sustancia HIalucorp, pero en verdad no correspondía a ácido hialurónico, sino a biopolímeros o silicona líquida”.

De acuerdo con la Procuraduría, Carrillo podría terminar condenado por lesiones personales, pues se comprometió a inyectarle para el tratamiento estético una sustancia y terminó inoculándole otra, que le causa graves afectaciones físicas y psicológicas. Aparte, se la administró en una sustancia no autorizada, pues entonces el INVIMA hablaba solo de 2 ml y únicamente en el rostro. Fueron 50 cm cúbicos en cada glúteo. Aparte, consideró que Carrillo habría alterado la historia clínica de la paciente. Según la defensa de Cediel, el acusado incorporó una etiqueta de Hialucorp meses después del procedimiento.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias