9 Mar 2017 - 11:11 p. m.

Los 108 títulos falsos de abogados de la Universidad Tecnológica del Chocó

La exdecana de la facultad de Derecho, la secretaria, un ingeniero y un estudiante del centro educativo habrían hecho parte de este millonario fraude a la educación.

Redacción Judicial

Entre cinco y 10 millones de pesos cobraban los trabajadores de la Facultad de Derecho de la Universidad Tecnológica del Chocó para entregar títulos de abogados a estudiantes que no cumplían con los requisitos exigidos por la ley. La red entragaba de manera ilegal actas de grado de carreras de pregado y especializaciones. 

"La exdecana de derecho en el año 2015 montó toda una práctica para graduar a los estudiantes sin que estos cumplieran los requisitos", precisó el director de seguridad ciudadana de la Fiscalía General, Luis González León sobre el modus operandi de esta red, 

El ente investigador determinó que para obtener el título de una especialización debían entregar una tesis o una monografía, los integrantes de la red se ofrecían a hacerla y posteriormente le entregaban el título donde se indicaba que los estudiantes ya habían sustentado y aprobado el trabajo final. 

"Pudimos establecer que 108 de los graduados en ese período lo hicieron fraudulentamente pagando sumas entre los dos y los cinco millones de pesos a la exdecana, Irina Belén Londoño Asprilla; la secretaria de la facultad, Carmén María Valencia Zea, un asesor jurídico externo de la Universidad, un ingeniero  un estudiante de Derecho "crearon este entramado de corrupción para graduar a los estudiantes de pregrado y especialización".

La Fiscalía General les imputó los delitos de cohecho propio, falsedad en documento público, fraude procesal y estafa. El juzgado municipal de garantías de Quibdó ordenó el traslado a la cárcel de la exdecana -quien aceptó los cargos- y el abogado y el ingeniero que participaron en este millonario fraude. 

Igualmente, se encontró que un estudiante ‘hackeó’ la base de datos del centro universitario con el fin de modificar las notas y poner los resultados que quisieran en sus actas de grado. El paso siguiente en la investigación es determinar la suerte jurídica de los estudiantes que pagaron por recibir estos títulos falsos.

Recibe alertas desde Google News