Publicidad
3 Sep 2020 - 5:27 p. m.

Los detalles de la sanción a la exdirectora de la ANLA, mencionada por Jorge Pizano

La Procuraduría General encontró que Luz Helena Sarmiento Villamizar fue asesora de la Concesionaria Ruta del Sol II meses después de dejar la entidad, cuando aún estaba inhabilitada para ello.
Los detalles de la sanción a la exdirectora de la ANLA, mencionada por Jorge Pizano
Luz Helena Sarmiento, exministra de Ambiente y exdirectora de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla). / Luis Ángel - El Espectador
Luz Helena Sarmiento, exministra de Ambiente y exdirectora de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla). / Luis Ángel - El Espectador

Luz Helena Sarmiento Villamizar fue directora de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) entre el 7 de octubre de 2011 hasta el 10 de septiembre de 2013. El 15 de diciembre de 2014 firmó un contrato de asesoría y consultoría con la Concesionaria Ruta del Sol II (en la que Odebrecht tiene parte) a pesar de que, por ley, la también exministra de Ami¡biente estaba inhabilitada para hacerlo. Por esa razón, la Procuraduría General acaba de sancionarla.

El Espectador conoció el documento del Grupo Élite Anticorrupción de la Procuraduría General que contiene los detalles de la decisión de sancionarla con suspensión e inhabilidad general por seis meses y que, como Sarmiento ya no ocupa cargo público, se convierte en una multa por $118 millones. Este caso se remonta a noviembre de 2018 cuando se hicieron públicas las conversaciones que sostuvo el excontroller de la Concesionaria Ruta del Sol S.A.S Jorge Enrique Pizano, con el entonces asesor del Grupo Aval Néstor Humberto Martínez Neira.

(En contexto: Exministra de Ambiente, mencionada por Pizano, será investigada disciplinariamente)

Uno de los apartes de una extensa conversación entre ambos, que fue publicada por El Espectador y Noticias Uno, indicaba lo siguiente:

Jorge Enrique Pizano: Han contratado a la ministra Luz Helena Sarmiento, ¿hay alguna inhabilidad?

Néstor Humberto Martínez: Esa sí es la más corrupta de todas, la del Ministerio de Medio Ambiente.

JEP: Sí.

NHM: Esa tiene una inhabilidad de dos años, claro que sí.

JEP: Entonces.

NHM: Claro que tiene una inhabilidad (risas).

JEP: ¿Usted sabe cómo llegue a eso? Le voy a decir mis métodos. Llegó yo por la mañana. ¿Qué facturas han llegado? Vi está vaina Esto no lo habían verificado en... Me fui para la Cámara de Comercio y me encuentro...

NHM: Esa señora la botamos por corrupta.

JEP: Ok, entonces mire esto, ¿qué es ese certificado? La experiencia de persona, matrícula del 20 de marzo de 2015. ¿Cómo hacemos un contrato a los tres meses con una empresa de la señora Luz Sarmiento?

NHM: ¿Esa es la del Ministerio de Ambiente?

JEP: ...Y no es el único contrato que ha firmado con la concesionaria.

El 19 de noviembre de 2019, la Procuraduría le abrió una investigación preliminar a Sarmiento por supuestamente violar la prohibición del Estatuto Anticorrupción de realizar servicios de asistencia o representación con una entidad que hubiera estado sujeta a su vigilancia hasta dos años después de su salida, plazo que se vencía el 10 de septiembre de 2015. Sarmiento Villamizar dijo en el proceso, a través de su abogado Alberto Morales Támara que ella no tenía ninguna inhabilidad para suscribir el 15 de diciembre de 2014 el contrato 082 para servicios de consultoría con la Concesionaria porque no desarrolló actividades propias de licenciamiento ambiental, sino que se encargaba de gestionar temas sociales. Y, además, alegó que la apertura del proceso fue irregular porque -a su juicio- los audios eran espurios y eran una prueba ilegal:

“(...) el objeto del contrato si indica su alcance y, por ende, no cabe la menor duda que la literalidad del contrato define el contenido y alcance de los “servicios de consultoría y asesoría” que mi defendida debía llevar a cabo, por su perfil, debidamente acreditado con los documentos soportes que allegó con la versión libre dado que es claro que esa consultoría y asesoría era para “procesos de comunicación estratégica y talleres internacionales de formación en política, responsabilidad social y relacionamiento con grupos de interés del entorno del contratante, de tal manera se optimicen los procesos sociales y comunicaciones en pro de conseguir la viabilidad social de los proyectos que se adelantan”, dijo su abogado.

(Le puede interesar: Más detalles de la primera conversación entre el fiscal general y Jorge Pizano)

Por su parte, Sarmiento dijo que en la Concesionaria hizo actividades vinculadas al tema social y que ninguna de ellas tenía que ver con asuntos de licenciamiento ambiental y que el contrato lo firmó después de haber consultado con dos profesionales del derecho de su total confianza, quiénes le manifestaron que el impedimento sólo podía darse si habían asuntos relacionados directamente con sus funciones como directora de la ANLA. No obstante, para la Procuraduría el objeto del contrato que suscribió la exdirectora con la Concesionario Ruta del Sol II sí tenía relación con las funciones que cumplía en el ANLA.

La Procuraduría tuvo en cuenta, entre otros, la Resolución No. 0244 de marzo de 2013 con la cual Sarmiento, como directora de la ANLA, impuso a la Concesionaria Ruta del Sol II una serie de obligaciones de cara a un informe que la empresa tenía que entregar sobre cumplimiento ambiental; así como que entre las funciones de Sarmiento en la entidad estaba impartir directrices para la evaluación de estudios ambientales allegados a procesos de licencias, entre otros. Y su contrato con la Concesionaria tenía, para la Procuraduría, un objeto indeterminado o muy abierto. Ese contrato decía que Sarmiento debía hacer asesoría en “procesos de comunicación estratégica y talleres internacionales de formación en política, responsabilidad social y relacionamiento con grupos de interés del entorno del contratante”.

Read more!

El contrato fijaba un primer pago por valor de $60 millones, así como pagos mensuales sucesivos a partir de enero de 2015, por valor de $20 millones. Y luego se firmó un otrosí que incluía una prima de éxito por $250 millones. “Es importante reiterar que, además de la indeterminación del objeto contractual, también lo es, al menos contractualmente hablando, hasta cuando iba la ejecución de este negocio jurídico bilateral. Esto, unido al hecho que pese a que el Despacho requirió a la Concesionaria Ruta del Sol S.A.S con el fin de que allegara los productos de este contrato, tal información nunca fue remitida con destino a este expediente”, dijo la Procuraduría.

(Escuche la grabación de la segunda reunión entre Jorge Pizano y Néstor Humberto Martínez el 26 de agosto de 2015)

Sarmiento dijo que su contrato no estaba ligado a actividades de licenciamiento ambiental sino a temas sociales, por lo que no tenía relación con sus actividades en la ANLA. Pero la Procuraduría probó lo contrario. Por ejemplo, que en julio de 2012 se otorgó una licencia ambiental a la Concesionaria Ruta del Sol para el paso vial por el centro poblado de Puerto Libre que hace parte del proyecto Ruta del Sol, sector 2, Puerto Salgar-San Roque, indicando -entre otros- que se debía considerar el entorno socioeconómico del mismo.

“Véase, en manera alguna el impacto social que tiene un proyecto vial puede ser desligado del análisis general y profundo que debe hacer la Autoridad Ambiental a efectos de conceder o no una licencia ambiental; tan es así que sin el concepto técnico favorable de cumplimiento de este medio socio económico y de socialización y consenso con la comunidad, dicha licencia no puede ser otorgada y así quedó consagrada, por ejemplo, en esta Licencia Ambiental otorgada a la Concesionaria Ruta del Sol S.A.S. por parte de la exdirectora Investigada”, dice el fallo de primera instancia.

“Por tanto, el argumento de la defensa cuando expresa que dicho aspecto social no tiene relación alguna con sus funciones como directora del ANLA, no tiene sustento alguno. Este aspecto es punto trascedente e ineludible del otorgamiento de una licencia ambiental por parte de la Dirección de dicha Agencia, según se ha probado sin lugar a duda”, agrega la decisión. La Procuraduría indicó que Sarmiento adelantaba reuniones con equipos sociales para establecer cómo se estaba manejando los programas sociales por parte de la Concesionaria para que no se presentaran afectaciones a la construcción de la vía y aseguró que eso sí tenía relación con las funciones propias del cargo que desempeñó.

(Le puede interesar: Los daños que deja la Ruta del Sol más allá de Odebrecht)

“Ahora bien, recuérdese que la Concesionaria Ruta del Sol S.A.S sí era una empresa que estaba sujeta a la inspección, vigilancia y control o regulación de la Agencia Nacional de Licencias Ambientales, de la cual Luz Helena Sarmiento Villamizar era su Directora General. También es cierto que no transcurrieron los dos años que trae la norma en cita y sin embargo, Sarmiento suscribió un contrato de prestación de servicios a título personal con la Concesionaria Ruta del Sol S.A.S, siendo que en principio existía una prohibición legal en cuanto a prestar sus servicios de asistencia, representación o asesoría a dicha concesionaria, en razón a que la investigada, como Directora de la Agencia Nacional de Licencias Ambientales ejercía funciones de inspección, vigilancia, control y regulación sobre aquella”, agrega la decisión que puede ser apelada.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. cookies. cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar