13 Apr 2020 - 11:09 p. m.

Marcela Yepes, la poderosa de la Fiscalía de Francisco Barbosa

Una de las primeras decisiones del nuevo fiscal fue autorizar a su directora ejecutiva para hacer cualquier traslado dentro del organismo investigativo. Una facultad que los fiscales, generalmente, han guardado para ellos mismos.

Redacción Judicial

Marcela Yepes, la poderosa de la Fiscalía de Francisco Barbosa

El 13 de febrero de este año, el presidente Iván Duque encabezó la posesión como fiscal general de un gran amigo suyo, compañero de la facultad de derecho de la Universidad Sergio Arboleda y aliado en su gobierno desde la Consejería Presidencial para los Derechos Humanos: Francisco Barbosa Delgado: “Destaco en usted las distintas facetas de su vida en el derecho (…) su acuciosidad como investigador; haber publicado el primer libro de manual de litigio interamericano, para mí, muestra su carácter de pionero en los estudios del derecho de los derechos humanos en Colombia”. Duque también lo llamó “el fiscal general más joven”, aunque Alfonso Valdivieso tenía la misma edad, 46 años, al llegar al cargo. (Las cuatro promesas que hizo Francisco Barbosa a la Corte Suprema para ser fiscal)

Ese día, el fiscal salió de la Casa de Nariño para su nueva oficina y empezó a tomar decisiones en propiedad. Una de las primeras fue firmar la resolución 00181, con la cual, palabras más, palabras menos, confirmó que una de las funcionarias más importantes, y poderosas, de su administración es Marcela Yepes Gómez, a quien asignó como su directora ejecutiva. Con ese documento, el fiscal mantuvo sus facultades “para expedir los actos administrativos relacionados con las situaciones administrativas del vicefiscal general de la Nación y de los fiscales delegados ante la Corte Suprema de Justicia”, que son, al fin de cuentas, los funcionarios que toman las decisiones de los casos más sensibles del ente investigativo.

Recibe alertas desde Google News