Publicidad
3 Jan 2022 - 1:54 p. m.

Mario Palacios: el militar señalado del magnicidio de Haití que llegará a Colombia

El militar de 43 años será deportado desde Jamaica, pues, al parecer, no hay pruebas en su contra para ser extraditado a Haití, donde es señalado de participar en el asesinato del presidente Jovenel Moïse.
Mario Antonio Palacios, uno de los hombres más buscados por las autoridades de Haití.
Mario Antonio Palacios, uno de los hombres más buscados por las autoridades de Haití.
Foto: CVM Television

Uno de los militares colombianos señalados de participar del entramado para asesinar al presidente de Haití, Jovenel Moïse, llegará deportado a Bogotá este lunes. Se trata de Mario Antonio Palacios, nacido en Chocó, de 43 años y retirado del Ejército. Si bien el hombre fue capturado en Jamaica en octubre de 2021 y en Colombia no tiene pendientes por la justicia, no será enviado a suelo haitiano todavía, pues al parecer la isla no ha probado su participación en el magnicidio.

(Lea también: Así es la vida en Haití tras el asesinato del presidente)

Palacios fue uno de los últimos colombianos en ser capturados por el asesinato de Moïse, ocurrido el 7 de julio. Ese día, mercenarios colombianos y de otras nacionalidades entraron hasta la residencia del jefe de estado haitiano y lo balearon en su habitación, junto a su esposa. Sin embargo, no fue capturado en la isla que comparten Haití y República Dominicana, como los demás supuestos implicados, sino a pocos kilómetros, en la vecina isla de Jamaica.

Se cree que entró a ese país a través de un puerto informal, según el medio jamaiquino The Gleaner. Mario Antonio Palacios había asegurado en una entrevista que dio desde su escondite semanas antes de ser capturado que prefería lanzarse al mar antes de entregarse. “No sé quién lo mató. Lo digo de corazón por mi familia, por mis hijos”, le dijo Palacios a Semana. El hombre, además, aceptó haber ingresado personalmente a la habitación en la que dormía el presidente de Haití.

(Lea también: Una lista de políticos narcotraficantes, la nueva teoría del asesinato de Moïse)

“No sé quién lo mató porque cuando yo llegué a esa habitación ya estaban los comandos Yepes y el señor Romero”, dijo el militar chocoano. “Quiero decir la verdad, contar la verdad de todo lo que pasó. Yo ando prófugo de la justicia acá (entonces seguía en Haití) porque acá no hay garantías de nada. Acá la Policía es torcida toda. Acá no hay nada. Esto es tierra de nadie. Entonces me he salvado por mi color de piel, he estado escondiéndome en algunos sitios todo el día, no duermo casi, estoy muy preocupado por mi vida”, dijo el militar retirado en entrevista.

Cuando Mario Palacios fue capturado en Jamaica por infracciones migratorias, Interpol expidió una circular roja en su contra. Y el director de la Policía colombiana, general Jorge Vargas, explicó que no había requerimientos contra Palacios. “En Colombia no hay ningún proceso contra esta persona”, señaló entonces. No obstante, entre las dos islas no hay tratado de extradición y un empantanado proceso marcado por la ausencia de pruebas llevó a que el militar sea enviado este 2022 de regreso a su país.

Según el gobierno de Jamaica, la deportación a Colombia se da porque “la información proporcionada no lo vinculaba con el asesinato y esencialmente indicaba que era sospechoso de un intento de robo a mano armada, sin ningún detalle”. Así las cosas, si Haití quiere que el militar sea enviado a su país, Puerto Príncipe deberá iniciar ahora un proceso de extradición con Bogotá, que tendría que ser definido por la Corte Suprema de Justicia colombiana y recibir la firma del presidente Iván Duque.

Lea: “Estamos en un campo de concentración”: militares acusados por magnicidio en Haití

Del grupo que supuestamente perpetró el ataque contra Jovenel Moïse fueron arrestados 18 exmilitares colombianos y 2 haitiano-estadounidenses, mientras que otros 3 colombianos murieron en tiroteos con la Policía. Las investigaciones avanzan a cuentagotas y una nueva teoría, que reveló el New York Times, apunta a que, al parecer, el difunto presidente estaba por revelar nexos de poderosos haitianos con el narcotráfico.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias