Publicidad
6 Oct 2020 - 4:02 p. m.

“Me indican que atacó al patrullero Lloreda”: testigo del caso Javier Ordóñez

La Procuraduría empieza a armar el rompecabezas del caso Javier Ordóñez a través de las voces de los testigos que estuvieron presentes en el CAI del barrio Villaluz, en Bogotá, el 9 de septiembre pasado. Es decir, el día en que Ordóñez murió tras haber recibido múltiples descargas eléctricas de taser y, al parecer, también una brutal golpiza dentro del CAI. Hoy rendió su versión el uniformado Henry Bonilla.
Abogado Javier Ordóñez, muerto a manos de dos policías adscritos al CAI Villaluz, luego de ser golpeado y atacado con pistola taser en repetidas oportunidades el pasado 9 de septiembre. / Archivo particular
Abogado Javier Ordóñez, muerto a manos de dos policías adscritos al CAI Villaluz, luego de ser golpeado y atacado con pistola taser en repetidas oportunidades el pasado 9 de septiembre. / Archivo particular
Foto: El Espectador

Henry Bonilla, policía adscrito al CAI Villaluz, fue el primer testigo en hablar hoy en la audiencia del juicio disciplinario que sigue la Procuraduría en contra de los patrulleros Harby Rodríguez y Juan Camilo Lloreda por la muerte violenta de Javier Ordóñez. El agente del ministerio público encargado para este caso, que como muy pocos sacudió a Bogotá y llevó a protestas en varios puntos de la ciudad (de las que quedaron 11 civiles muertos), Herman Rincón Cuellar, decretó escuchar a Bonilla dado que tiene información de primera mano sobre lo que ocurrió dentro del CAI la noche en que murió Ordóñez.

A Rodríguez y Lloreda la Procuraduría les imputó los cargos de homicidio y abuso de la autoridad mediante acto arbitrario e injusto. El patrullero Bonilla inició su intervención, en presencia de su abogada Laura Gonzáles Oviedo, indicando que se encuentra suspendido de oficio y a puertas de enfrentar, también, una investigación en la Procuraduría. “Usted está bajo juramento, pero tiene derecho a guardar silencio para no correr el riesgo de autoincriminarse ¿Usted quiere rendir el testimonio?”, le preguntó el delegado del ministerio público. Bonilla aceptó.

En contexto: Caso Javier Ordóñez: Procuraduría evaluará diez testimonios.

El abogado de Harby Rodríguez, Jorge Alberto Páramo, inició preguntándole a el patrullero Bonilla las condiciones de tiempo, modo y lugar en los cuales conoció los hechos. Entonces, el testigo indicó que efectivamente hacía parte de los miembros de la Policía que atendieron el caso y que la noticia llegó a través de una comunicación por radio. “Me indican que ese señor agredió físicamente al patrullero Juan Camilo Lloreda. Les dije que había que judicializarlo”, explicó Bonilla.

“El señor (Javier Ordóñez) venía, por así decirlo, revolcado, como si hubiera estado en el piso. En aparente estado de embriaguez -como lo confirmó luego la necropsia de Medicina Legal- y con la camisa rota. Pero se encontraba consiente y no presentaba hemorragias ni heridas de gravedad”, aseguró el patrullero Bonilla, quien además expuso que Ordóñez duró aproximadamente 45 minutos en el CAI Villaluz y luego, por orden de él mismo, fue llevado a la clínica más cercana: Santa María del Lago, a donde, asegura la familia de Ordóñez con base en la historia clínica, llegó sin signos vitales.

Luego, fue el turno del abogado Fray Segura, defensor del segundo patrullero investigado, Juan Camilo Lloreda. El representante invitó al testigo Bonilla a que describiera más detalles de la llamada por radio que respondió su defendido y sobre su estado de salud tras una presunta resistencia de Ordóñez. “El compañero Lloreda me manifestó que el sujeto lo había agredido en la calle con puños y que le dolía la rodilla”, aseguró el uniformado Bonilla.

Le puede interesar: “Tuve que sacar fuerzas de donde no tenía para leer la necropsia”: hermano de Javier Ordóñez

En el segundo turno de rendición de testimonios, a las 11:00 A.M., el procurador delegado decretó la participación en la audiencia disciplinaria de Luis Alejandro Ordóñez, quien es el hermano del abogado Javier Ordóñez y será reconocido como víctima, por lo menos, en el ministerio público. La familia, además, contará con la representación del defensor Vadith Orlando Gómez, con suplencia de Jeison Alexander Cárdenas.

El uniformado Fabio Alexander Moreno, quien habría presenciado los hechos en el CAI Villaluz, fue la segunda persona llamada a testificar. Sin embargo, la abogada Yuri Milena Hernández, su representante, expresó que el potencial testigo no rendiría testimonio es esta audiencia, si no en el juicio disciplinario que enfrentará por su propia cuenta. “Él está en libertad y el derecho de no hacerlo. Se acepta esa manifestación de voluntad”, decretó el procurador delegado.

Pero esa no fue la única noticia que la abogada Yuri Milena Hernández llevó a la transmisión. En compañía del uniformado Moreno, la defensora aseguró que los otros policías implicados en el juicio disciplinario, representados por ella, no hablarán en la diligencia contra los patrulleros Harby Rodríguez y Juan Camilo Lloreda. Por tanto, el mismo Alexander Moreno, el conductor Juan Bohórquez y el adscrito al CAI Florida, William Rodríguez, serán protagonistas en su propio proceso.

Por último, la Procuraduría pidió que Wilder Salazar Guevara, mejor amigo de Javier Ordóñez, adelantase su testimonio para hoy a las 2:00 P.M., dado que el conductor Juan Bohórquez decidió no hablar. Sin embargo, Salazar comunicó que no estaba enterado de la citación y que mejor podría testificar cualquier otro día de la semana. El Ministerio Público, entonces, decidió escucharlo mañana 7 de octubre, a las 10:30 a.m., después de atender el interrogatorio de parte a los procesados Harby Rodríguez y Juan Camilo Lloreda.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.