23 Jun 2018 - 2:51 a. m.

“Nuestra molestia es con el Gobierno”: familiares de periodistas ecuatorianos

Las familias del equipo periodístico del diario "El Comercio" están en Colombia con la esperanza de regresar a Ecuador con los cuerpos de sus seres queridos, secuestrados y asesinados en cautiverio por el grupo de alias "Guacho". Tienen el sinsabor de recibir la noticia de boca de los medios de comunicación.

Redacción Judicial

Ricardo Rivas, hermano de Paúl Rivas, y Raúl Borja, primo de Javier Ortega. / Óscar Pérez - El Espectador.
Ricardo Rivas, hermano de Paúl Rivas, y Raúl Borja, primo de Javier Ortega. / Óscar Pérez - El Espectador.

Son cuatro peritos los encargados de la identificación de los cuerpos que la Policía encontró en una fosa común el pasado jueves 21 de junio. La Cancillería y el Ministerio de Defensa ya confirmaron que se trata del grupo periodístico del diario El Comercio de Ecuador, que perdió la vida a manos del Frente Oliver Sinisterra, liderado por el disidente conocido con el alias de Guacho.

Hacia medio día de este viernes llegaron los familiares de Javier Ortega, Paúl Rivas y Efraín Segarra a la ciudad de Cali, a donde fueron trasladados los cuatro cuerpos encontrados en zona selvática de Tumaco (Nariño). Allí, a la espera de que Medicina Legal les diera el parte oficial, comenzaron a recibir información cruzada y confusa.

Ricardo Rivas, hermano del fotógrafo Paúl Rivas, habló con El Espectador y detalló cómo recibió la noticia de que habrían identificado a su hermano. Aunque se suponía que el Gobierno colombiano entregaría cualquier detalle relacionado con los ecuatorianos, no fue así. La información le llegó con la llamada de un medio de comunicación que quería preguntar al respecto.  

(Le puede interesar: Nariño, sitiado por las disidencias de 'David' y 'Guacho')

¿Qué información han obtenido por parte del Gobierno de Colombia?

Hasta ahora no hemos conversado con nadie. Todavía no se ha acercado ningún funcionario a explicarnos lo sucedido.  

¿Están inconformes por la manera como se enteraron del hallazgo de los cuerpos? Tenemos entendido que la noticia llegó de boca de los periodistas colombianos quienes los llamaron a informarles de lo sucedido.

Estoy molesto con el Gobierno colombiano porque hizo un compromiso en Washington de manejar la información directamente con su par en Ecuador y ahí transmitirnos la información. Sin embargo, lo primero que se hizo fue no cumplir con ese compromiso y simplemente corrió la noticia. Salió como una primicia de parte de las autoridades colombianas. No se pensó en la seguridad de las familias, de los ecuatorianos. Sino simplemente en ganar la noticia y eso no está bien.

¿Han tenido algún tipo de diálogo con la Cancillería colombiana? La canciller confirmó la supuesta identidad de los cuerpos...

No. Yo no he hablado con nadie de Colombia. No hemos hablado con nadie. Lo único que sabemos lo hemos leído o escuchado en medios de comunicació. Vamos a Medicina Legal de Cali a averiguar lo sucedido.

¿Qué esperan del Gobierno colombiano y el Gobierno ecuatoriano?

Pues que faciliten, como el Gobierno ecuatoriano lo ha venido haciendo, toda la información. Llegar a la verdad y transparencia. Al encontrar los cuerpos, hemos alcanzado un objetivo. Pero todavía faltan las otras etapas que son justamente el establecimiento de la verdad, la transparencia y la determinación de responsabilidades tanto de un lado como del otro.

(Lea también: “No queremos 50 años de guerra como en Colombia”: familiares de ecuatorianos asesinados)

¿Cuántos familiares vinieron a Colombia en esta oportunidad?

Estamos más o menos tres familiares por cada uno de nuestros seres queridos. En total somos nueve personas.

Con su llegada a Medicina Legal se les van a tomar algunas muestras para obtener el ADN y hacer los respectivos cotejos. Sin embargo, las pruebas dactilares y de las cartas dentales son los primeros resultados que se obtienen. ¿Ya saben cuándo les van a dar los primeros resultador?

No. Hasta ahora estamos averiguando con Medicina Legal porque trajimos las pruebas de ADN. Me llama la atención que hayan confirmado la identidad de los cuerpos cuando nosotros ni siquiera hemos entregado las pruebas. 

Si llegan a ser los cuerpos de sus familiares, ¿qué sigue? 

Esperamos que venga la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para iniciar la investigación, tanto de la parte ecuatoriana, como de la parte colombiana y que Colombia reafirme su compromiso de no repetición. Que los comunicadores sociales tengan una tranquilidad para ejercer su profesión y no se repitan estos crímenes. Queremos que este sea el último que se vea en todos nuestros países en aras de que todos los pueblos podamos vivir en paz.

Comparte: