Ad
9 Jul 2021 - 3:40 p. m.

Ocho continúan prófugos: ¿qué se sabe de los mercenarios colombianos en Haití?

Informes, declaraciones y testimonios de familiares, es lo que se conoce hasta el momento de los 15 exmilitares colombianos capturados en Haití por el asesinato del presidente Jovenel Moise, el pasado 7 de julio.
Imágenes de los detenidos por las autoriades de Haití.
Imágenes de los detenidos por las autoriades de Haití.
Foto: Cortesía

Esta semana se conoció que fueron capturados 15 colombianos por el asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moise, el pasado 7 de julio. De acuerdo con el director general de la policía de Haití, Leon Charles, 26 de los 28 miembros del comando que asesinó a al presidente Jovenel Moise son colombianos; los otros son dos estadounidenses de origen haitiano.

(Le puede interesar: Duque envía comisión a Haití para apoyar investigación de magnicidio)

Moise venía gobernando mediante decreto, dado que la oposición y los grupos económicos que lo adversaban consideraban que ya había cumplido su mandato. La gravedad de la situación por el asesinato, radica en que más que partidos institucionales, en Haití existen dos grupos ideológicos. Dentro del PHTK, de centroderecha, al cual pertenecía Jovenel Moïse, hay fuertes divisiones; mientras del otro lado existe la corriente de izquierda cercana a Venezuela, que lidera Jean-Charles Moïse, de la que hace parte Jean-Bertrand Aristide, derrocado en dos ocasiones.

Según dio a conocer el general de la Policía de Haití, “era un grupo de comando de 28 atacantes, incluidos 26 colombianos. Interceptamos a 15 colombianos y a los dos estadounidenses de ascendencia haitiana”. En cuanto al caso particular de los colombianos dijo que “tres colombianos murieron, cuatro fueron detenidos, mientras otros ocho están prófugos”. Así mismo manifestó que se recuperaron las armas y materiales utilizados por los supuestos asesino.

(Lea también: Magnicidio en Haití: 11 sospechosos fueron detenidos en embajada de Taiwán)

Un juez le confirmó al diario local Le Nouvelliste que levantó los cuerpos de dos colombianos aparentemente implicados en el operativo: Mauricio Javier Romero Medina y Duberney Capador Giraldo. Según el diario El Tiempo, Capador fue sargento viceprimero del Ejército Nacional. Nació en Armenia, Quindío. Tiene 40 años. Se vinculó a las Fuerzas Militares el 8 de junio de 1990. Por otro lado, Romero llegó a ser sargento primero en el Ejército Nacional. Es nacido en Neiva, Huila, y se vinculó a las fuerzas militares en 1990. Al parecer, llegó a la isla en un vuelo que aterrizó en Punta Cana (República Dominicana) el pasado 4 de julio.

Además, medios locales afirman que entre los mercenarios colombianos capturados están los siguientes militares en retiro: Alejandro Giraldo Zapata (nacido el 01 de abril de1980), John Jairo Ramírez Gómez (el 17 de mayo de 1981), Víctor Albeiro Pinera Cardona (el 2 de julio 1981) y Manuel Antonio Groso Guarín (el 19 de abril 1980. Todos llegaron al grado de soldados profesionales y estaban en retiro de la fuerza.

Esta mañana W Radio tuvo diálogo con una mujer que se identificó como la esposa de uno de los exintegrantes del Ejército que fueron capturados en Haití y que estarían involucrados en el asesinato del presidente Jonevel Moise. La mujer, durante su intervención manifestó que “Yo soy la esposa de uno de los capturados en Haití ayer. Estamos casados hace 18 años. A ellos no les dijeron para dónde se los iban a llevar exactamente, que para donde los necesitaran y que era una oportunidad laboral con una agencia para cuidar familias de jeques”, expresó.

Según la mujer, la persona que reclutó a su supuesto esposo, lo hizo prometiendo oportunidades laborales: “Fue el señor Capador, uno de los que está muerto. Lo conoció en Chiquinquirá, Boyacá, cuando estaba activo antes del retiro. A él le llegó la baja en el 2019”. Igualmente, manifestó que los hombres reclutados por Capador no tenían todos el mismo destino.

“A ellos los llevaron hasta República Dominicana y de ahí decidían para dónde los llevaban. A todos no los enviaban al mismo lado, sino para donde los necesitara la empresa (…). Había metido la carpeta en varias empresas y pues este sargento salió y tenía contactos con otra empresa y les dijo que era para donde los necesitaban y que al año venían”, afirmó la mujer.

Adicionalmente, la mujer afirmó que su esposo no le dio el nombre de la empresa que lo contrató, pero si dijo que le dio a conocer las siglas “CTU”. Aunque en su relato la mujer afirmaba que su supuesto esposo era buen soldado y compañero, estuvo investigado en Colombia por falsos positivos. Según la mujer, “él estuvo investigado por falsos positivos, pero se solucionó todo y salió exonerado”. A pesar de lo dicho por la mujer, el nombre que entregó, Francisco Eladio Uribe Ochoa, estaría sometido aún a la JEP por ejecuciones extrajudiciales.

A su vez, la mujer dice que no sabe nada de su esposo desde la última vez que hablaron por teléfono. “Yo lo vi en las noticias y no tuve más contacto con él. Me dijo que lo estaban atacando, que no sabía qué estaba pasando, que no entendía”, manifestó. Por último, dijo “no sé nada él, no sé cómo está. Los niños están devastados y eso me preocupa y más aún que no veo el nombre de él en las noticias”.

El presidente Iván Duque dio instrucciones para que el director de la DIJIN, general de la Policía Fernando Murillo, se traslade a Haití a apoyar las investigaciones. Manifestó su rechazo por el crimen, supuestamente cometido por esta cuadrilla de mercenarios, y dijo que Colombia ofrecerá toda la colaboración para esclarecer el magnidicio de Moise.

Recibe alertas desde Google News