Publicidad
29 Nov 2021 - 2:00 a. m.

La historia del cantante de música popular que ordenó matar “Otoniel”

La Fiscalía señaló que el Clan del Golfo quiso asesinar al artista quien, supuestamente, facilitó la ubicación del hermano de “Otoniel”, muerto en un enfrentamiento con la Policía en la fiesta de Año Nuevo de 2012 en una finca del líder paramilitar alias “Don Mario”, en Acandí, Chocó.
David Escobar Moreno

David Escobar Moreno

Periodista Judicial
“Otoniel” fue capturado el pasado 23 de octubre en la vereda Pítica, de Turbo (Antioquia).  / AFP
“Otoniel” fue capturado el pasado 23 de octubre en la vereda Pítica, de Turbo (Antioquia). / AFP
Foto: AFP - -

Uno de los principales golpes que la Policía le propinó al Clan del Golfo, además de la reciente captura de Otoniel, fue la muerte de su hermano Juan de Dios Úsuga David, alias Giovanni, en la madrugada del 1° de enero de 2012, quien era el principal líder de la estructura criminal sucesora del paramilitarismo. Tras el hecho, que ocupó en ese momento todos los diarios y noticieros, se esconde una historia hasta ahora desconocida y que hoy tiene a Otoniel respondiendo ante la justicia: intentar asesinar a un cantante de música popular que fue señalado de ser colaborador de la fuerza pública.

El Espectador conoció la historia de Carlos Díaz*, un cantante que fue contactado, sin que él supiera el carácter delictivo de su potencial cliente, por el grupo criminal para la fiesta de Año Nuevo del entonces capo alias Giovanni, que se realizaría en una finca, en Acandí (Chocó), propiedad de su antiguo socio paramilitar, Daniel Rendón Herrera, alias Don Mario. Como suele suceder con los grandes criminales, su fin llegó cuando bajó la guardia durante las festividades de fin de año. En la madrugada de 1° de enero de 2012, 150 comandos jungla de la Policía llegaron a la costera y lujosa finca, en donde había casi cien personas que celebraban por todo lo alto.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.