Publicidad
22 Jul 2022 - 12:25 a. m.

Palacio de Justicia: JEP revoca libertad al condenado general (r) Arias Cabrales

La Sección de Apelación ordenó que el militar vuelva a prisión y le exigió “un aporte inmediato a la verdad plena”. En 2014, Arias Cabrales fue condenado por la desaparición forzada de cinco personas durante la retoma del Palacio de Justicia.
El general (r) Jesús Armando Arias Cabrales fue condenado a 35 años de prisión. / Archivo El Espectador.
El general (r) Jesús Armando Arias Cabrales fue condenado a 35 años de prisión. / Archivo El Espectador.

El general retirado Jesús Armando Arias Cabrales volverá a la cárcel. La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) revocó el beneficio de libertad condicionada que le había dado, tras constatar “un incumplimiento grave a sus compromisos”. El oficial retirado, que fue condenado en 2014 por una docena de desapariciones forzadas durante la retoma militar del Palacio de Justicia en 1985, tras la toma por parte de la guerrilla del M-19, no ha aportado a la construcción de verdad.

(Lea también: Palacio de Justicia: JEP niega hipótesis del general (r) Arias sobre desaparecidos)

Desde el 15 de mayo de 2020, la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas de la JEP aceptó el sometimiento de Arias Cabrales. Esto significaba, por un lado, que la justicia transicional abriría el capítulo de la toma y retoma del Palacio de Justicia, y por otro, que el general accedería a los beneficios de esa jurisdicción. En concreto, una libertad transitoria condicionada a que aportara verdad. Quedó en libertad, pero dos grupos de víctimas apelaron la decisión.

Fue entonces que el asunto ascendió a la Sección de Apelación del Tribunal para la Paz. La sala, que es el máximo órgano al interior de la JEP, revocó parcialmente la decisión que había admitido a Arias Cabrales: permitió que el general siga en la justicia especial, pero condicionó “el mantenimiento de su sometimiento en la JEP a un aporte inmediato a la verdad plena”, según un comunicado del tribunal.

(Le puede interesar: Jesús Armando Arias Cabrales: el auge y la caída de un general tres soles)

En el comunicado detallaron: “pasados dos años desde la concesión de la libertad, el general (r) Arias Cabrales no ha cumplido con sus obligaciones ante el Sistema Integral de Paz, concretamente, en lo relacionado con el esclarecimiento de los hechos, pues no atendió el llamado que en dos oportunidades le realizara la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad y tampoco ha presentado el documento contentivo de su aporte a la verdad exigido por la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas”.

Para la Sección de Apelación, “esta situación evidencia un incumplimiento grave de sus compromisos para la construcción de una paz estable y duradera”. Es que, en los dos años que lleva al interior de la JEP, Arias Cabrales solo ha intentado, sin éxito, buscar que se revise su condena. En la decisión más reciente al respecto, la misma Sección de Apelación que lo llama hoy al orden, le había dicho en junio que no había “nuevas pruebas” en el caso del Palacio de Justicia que ameritaran reabrir el expediente en su contra.

(Lea también: El levantamiento y entrega de las víctimas del Palacio de Justicia, un caos que nunca se investigó)

“No basta con presentar una prueba cronológicamente posterior a la fecha de la condena cuya revisión se solicita y afirmar que es trascendente, para considerar que se trata de una prueba nueva”, le reprochó la JEP. Arias Cabrales fue condenado en 2014 a 35 años de prisión por la desaparición forzada de Carlos Rodríguez, Bernardo Beltrán, Luz Mary Portela e Irma Franco, durante la violenta retoma del edificio que había sido tomado por la guerrilla M-19. El oficial ha insistido siempre en su inocencia y, hasta ahora, no ha cambiado de parecer en la JEP.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.