21 May 2014 - 11:10 a. m.

‘Para el hacker Uribe era un dios’: Revert

Los supuestos nexos de Sepúlveda con Uribe, Óscar Iván Zuluaga y su hijo, David Zuluaga

Alianza informativa El Espectador y Blu Radio

‘Para el hacker Uribe era un dios’: Revert

En su entrevista con la Fiscalía Revert sostuvo que para el hacker Andrés Felipe Sepúlveda, el senador electo por el Centro Democrático “era un Dios, la persona que quería seguir toda su vida”. Aunque, al parecer, colaboró con la campaña presidencial de este partido por dinero y no por otra cosa. El contrato entre Sepúlveda y la campaña de Zuluaga fue, dice, por $750 millones para “protección de la campaña en medios y en red, la campaña negra por redes sociales y la monitorización de los correos y los procesos que le interesaban a Óscar Iván Zuluaga. Si el interés de Óscar era La Habana eso era un objetivo; si el interés de Óscar era otro tipo de personas, como puede ser ‘Pacho’ o tal, ese era el objetivo”.

La idea, según Sepúlveda, “era saber qué estaba pasando en la campaña para obviamente botárselo a Zuluaga y que Zuluaga tenga las armas para poder defenderse o para poder opinar públicamente sobre eso. Ese era el punto específico, no porque ese fuese un objetivo, vender la información de Santos, sino porque eso es un juego de estar cuatro años de presidente, si tú sabes lo que está haciendo tu enemigo, sabes por ende lo que va a hacer, entonces te preparas para eso y sabes que vas a ganar escaños, que vas a ganar votantes, y estás cuatro años más en el poder”.

La campaña sucia contra Santos

En cuanto a la campaña sucia advirtió que en desarrollo de la misma se hicieron varios memes para ridiculizar a Santos. “Es una burla pública que se le hace, por ejemplo, recuerdo uno que era la cara de Santos con el cuerpo de un actor porno y le ponían la mermelada cayéndole por el cuerpo; otro era Santos abrazado con las Farc. Esos son memes. Burlas públicas para que la gente lo relacione a ese tipo de cosas y obviamente pues ganarse el voto. El tema está en que por redes sociales hoy en día tienes más alcance, entonces era masificar redes sociales, comprar cuentas, cuentas, cuentas y empezar a tuitear y empezar a marcar, a responder cosas de El Tiempo, de RCN, de Caracol y así la gente te ve y te sigue y ve que hay más gente a favor de Óscar”.

“Hubo un día en que Santos retrinó algo en Twitter y él usó un aplicativo para mandarles tantas preguntas que Santos no pudiese responder en ese momento en Twitter. Ahí fue cuando me dijo ‘no, es que la campaña negra de Óscar Iván también incluye obviamente intentar atacar al candidato o a los otros opositores’ y que nuestro frente inicial era Juan Manuel Santos. La idea era como hacerle los memes e intentar sacar documentos como que Juan Manuel compró una caminadora, una bicicleta, unos equipos deportivos por un valor de $40 millones. Eso tuitearlo para que hubiera cierto desprestigio de imagen pública”.

Revert asegura que Uribe, Zuluaga y su hijo, David Zuluaga, conocían, por lo menos, de la campaña sucia que se adelantaba contra Santos. “De la campaña oscura estoy 100% seguro porque incluso hasta el mismo Óscar preguntó cómo estaban los memes y le mostraron memes. A David Zuluaga también le mostraron memes”. Además, que Sepúlveda le había dicho que el expresidente “estaba a favor de lo que se estaba haciendo”.

“Él me dijo en alguna ocasión que Uribe sí sabía lo que se estaba haciendo. Obviamente me dijo que Uribe y Óscar eran íntimos amigos porque habían estado antes en otro partido y luego se movieron al Centro Democrático. Y que Óscar era la marioneta de Uribe. Él admiraba más a Uribe que a Óscar. Pero sí dijo que Uribe sabía lo que se estaba haciendo porque la plata de la campaña la manejan los dos”. Y que Sepúlveda le había dicho que “Uribe había ido una vez a la oficina a ver quién era Andrés y a conocerlo. Eso fue lo que me dijo. Yo nunca vi a Uribe. En ningún momento. Pero Andrés si me conto textualmente que Uribe había ido una vez allá”.

‘Bajarse el proceso’

Al preguntársele de la relación entre Zuluaga, Sepúlveda y los seguimientos a guerrilleros de La Habana. Revert sostiene “la relación era, a ver, un candidato presidencial el cual quiere ‘tumbar’ al presidente actual y el presidente actual tiene una carta que es el proceso de paz. Obviamente si tú te quieres presentar y la mayor carta de tu contrincante es esa, obviamente pues vas a desprestigiar esa carta”.

“La idea suya era principalmente bajarse el proceso al informarle a toda la gente allá que estaba monitorizada y que era culpa de Santos, hacer los memes en contra de Santos e informar a Óscar Iván para que él tuviese como las herramientas políticas para el momento de las negociaciones y de los debates, para básicamente, como se le llama eso, los golpes bajos: ‘En el debate tú me estás exponiendo tal cosa, listo yo tengo esta información, cuando tú me la expongas yo te doy un golpe bajo y te digo que tú estabas haciendo tal cosa ilícita’. Por eso el tema de los correos, el tema también de La Habana, porque, según me explicó, era una carta muy fuerte de Santos para la reelección porque el proceso de paz en La Habana pues era el proceso de cerrar unos 50 de guerra con un grupo paramilitar, terrorista y narcotraficante”.

Y agrega que para Zuluaga era muy importante contar con información de La Habana –entre otras saber de antemano lo que iban a decir los comunicados de las Farc– para salir antes “con un comunicado diciendo que ‘Juan Manuel Santos está aprobando esto y esto en La Habana’, entonces la gente lo sabría antes por un candidato y no por las Farc (…) Esa era la jugada de ellos, bajarse el proceso de forma legal era eso: sacar lo de diálogos de paz, lo de los están escuchando, sacar ese tipo de información y que Óscar o alguien de la campaña empezase con diálogos públicos a hablar sobre eso, eso era la parte como gris, la negra era te estoy monitorizando en la red en Cuba”.

Revert asegura que Uribe, Zuluaga y su hijo, David Zuluaga, conocían, por lo menos, de la campaña sucia que se adelantaba contra Santos. “De la campaña oscura estoy 100% seguro porque incluso hasta el mismo Óscar preguntó cómo estaban los memes y le mostraron memes. A David Zuluaga también le mostraron memes”. Además, que Sepúlveda le había dicho que el expresidente “estaba a favor de lo que se estaba haciendo”. “Él me dijo en alguna ocasión que Uribe sí sabía lo que se estaba haciendo. Obviamente me dijo que Uribe y Óscar eran íntimos amigos porque habían estado antes en otro partido y luego se movieron al Centro Democrático. Y que Óscar era la marioneta de Uribe. Él admiraba más a Uribe que a Óscar. Pero sí dijo que Uribe sabía lo que se estaba haciendo porque la plata de la campaña la manejan los dos”. Y que Sepúlveda le había dicho que “Uribe había ido una vez a la oficina a ver quién era Andrés y a conocerlo. Eso fue lo que me dijo. Yo nunca vi a Uribe. En ningún momento. Pero Andrés si me conto textualmente que Uribe había ido una vez allá”.

Incluso, menciona que Zuluaga tenía, por así decirlo, un código a la hora de preguntar por novedades en Cuba. “La isla era el nombre clave que era este el proceso de paz, las negociaciones en La Habana, donde estaban el cieguito, la chica, Iván Márquez, Boris, el agente JM y otra gente por allá (…) Entonces si Óscar Iván pregunta ¿cómo está la isla? Obviamente la respuesta de Andrés tiene que ser lo suficientemente certera para que cuando Óscar vaya y de una declaración pública tuviese esas cartas debajo de la manga. Eso significa que si Santos dice que ‘no, que está bien el proceso’, Óscar Iván dice ‘no, que está mal porque ustedes están haciendo esto’”. 

Recibe alertas desde Google News

Temas relacionados

Óscar Iván Zuluaga