Publicidad
26 May 2021 - 3:07 p. m.

Partido Comunista Colombiano fue acreditado como víctima en la JEP

La Sala de Reconocimiento acreditó a los miembros de la colectividad en el macrocaso que se estudia el exterminio de la Unión Patriótica.
Así registró el diario El Espectador la masacre de los jóvenes comunistas. / Archivo El Espectador
Así registró el diario El Espectador la masacre de los jóvenes comunistas. / Archivo El Espectador

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) acreditó como víctima al Partido Comunista Colombiano. La decisión es de la Sala de Reconocimiento de Verdad, que estudia el macrocaso 06, denominado Victimización de miembros de la Unión Patriótica (UP) por parte de agentes del Estado. Según dio a conocer la justicia especial, el partido entregó un informe en el que relacionan 1.200 víctimas así como 100 hechos representativos del conflicto que afectaron a su colectividad.

(Lea también: Persecución contra el Partido Comunista llega a la JEP)

Entre 1958 y 2016, dice el informe del Partido Comunista, “hubo más de 304 homicidios, 35 desapariciones forzadas, desplazamientos forzados en las tres regiones priorizadas (Meta, Magdalena Medio y Urabá), que buscaban desestructurar al Partido Comunista y la JUCO (juventud comunista) en el ámbito local, regional y nacional”. El documento fue estudiado por los magistrados relatores del caso 06, Gustavo Salazar y Catalina Díaz, quienes concluyeron que se encontraba acreditada la calidad de víctimas de la colectividad.

Sin embargo, los togados hicieron una importante aclaración. En el documento que le otorga el reconocimiento al Partido Comunista, se explica que el caso 06, en el que se estudia el exterminio de la UP, “no se dirige a esclarecer todo tipo de violencia política. En cambio, se centra en esclarecer los hechos cometidos en contra de la UP ‘como un movimiento amplio, pluralista y de convergencia democrática, en el que debían tener cabida todas las vertientes políticas y los sin partido’”.

El documento continúa: “Si la UP sirvió como punto de encuentro, la Sala de Reconocimiento debe garantizar que el caso priorizado por la JEP acerca de la victimización de la colectividad y de sus miembros sea, igualmente, un espacio de construcción dialógica y colaborativa de la verdad. El Caso No. 06 ofrece la posibilidad de recoger los relatos, las reclamaciones, las expectativas y la dignidad de todas aquellas vidas entregadas al ideal supremo de la definición democrática del destino de Colombia”.

Según los magistrados, “el esfuerzo por reconstruir esa historia debe dar cabida a quienes, estando completamente comprometidos con valores e interpretaciones propias de la realidad nacional y soñando rutas distintas para alcanzar un país más justo, decidieron agruparse en torno a la causa común denominada: Unión Patriótica”. Es así que “la militancia, simpatía, movilización o identidad compartida con la UP representa, entonces, el prisma a través del cual” la JEP evaluó la calidad de víctima del Partido Comunista, reza el documento de 26 páginas en el que se dio a conocer la decisión.

(Le puede interesar: “Relanzar la lucha armada no es correcto”: secretario del Partido Comunista)

Además del informe “Banderas Rojas en Vuelo Libertario” en el que el Partido Comunista documentó las agresiones que sufrieron sus simpatizantes en un periodo de 58 años, la JEP acreditó que la colectividad fue reconocida como víctima por la Unidad de Víctimas. Asimismo, en el informe del Centro de Memoria Histórica sobre el exterminio de la UP, se explica que el Partido Comunista “permitió ‘desarrollar el carácter nacional de la UP” y participó, desde sus orígenes, en aquel foro amplio de convergencia democrática. La promesa electoral de dicho proyecto común se hizo evidente en las elecciones presidenciales de 1986, en las cuales ‘la votación por la UP sobrepasó las votaciones previas de la izquierda, del PCC y sus convergencias’”.

Este reconocimiento como víctima colectiva significa que el Partido Comunista Colombiano tendrá la clidad de interviniente especial dentro de todos los procesos que se realicen en el caso 06, “lo que garantizará sus derechos a la justicia, a la verdad plena, a presentar y solicitar pruebas y a la asistencia jurídica y sicológica”, explicó la JEP. Es decir que, de ahora en adelante, los miembros de la colectividad son parte de todos los recursos, versiones libres y demás trámites dentro del proceso del exterminio de la UP.

“El trámite de acreditación comenzó el 30 de diciembre de 2020 cuando Jaime Caicedo Turriago, en representación del Partido Comunista, presentó un memorial ante la JEP en el que manifestó su voluntad de ser reconocido y acreditado como víctima colectiva en el caso 06. Además, la colectividad aseguró que en esa misma época fueron víctimas de un sinfín de amenazas que terminaron con homicidios como los de Jaime Pardo Leal, Manuel Cepeda, Teófilo Forero y su esposa Leonilde Mora, también militante del Partido Comunista, el dirigente del comité central Antonio Sotelo y José Antonio Toscano, escolta y militante del PCC”, añadió la JEP.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.