7 Dec 2020 - 8:50 p. m.

Policía encontró que extorsión desde cárceles involucra brujería y complicidad de guardias

Tras una operación en 24 centros carcelarios del país, la Policía Nacional dio a conocer que guardias del Inpec vendían celulares y sim-cards para que internos pudieran cometer extorsiones. Además, durante las diligencias se descubrió material de brujería en La Picota.

De acuerdo con recientes investigaciones de la Policía, internos de la cárcel La Picota (Bogotá) se encomiendan a duendes de cera para que, antes de contactarse con sus posibles víctimas, surtan efecto llamadas extorsivas. En una macroperación de la Policía, que contó con la participación de 850 uniformados y el apoyo de 23 fiscales, se encontró que guardianes del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) vendían celulares y sim-cards para que se efectuara tal delito.

Le puede interesar: Cada cuatro días una persona es víctima de extorsión en Bogotá.

En el marco de la operación Demoledor, en la cual se adelantaron 24 allanamientos en igual número de centros penitenciarios del país, la Policía capturó a una banda que denominó cómo Los Carceleros, conformada por cinco dragoneantes de la cárcel de Villavicencio. De acuerdo con las labores de inteligencia, los funcionarios ingresaban de manera clandestina celulares, sim-cards y demás elementos tecnológicos, que eran vendidos entre $200 mil y $500 mil dentro del establecimiento.

“Lo que arrojaron los seguimientos es que estos equipos eran utilizados para realizar llamadas extorsivas a los diferentes gremios de la puerta del llano y sus municipios aledaños, exigiendo a sus víctimas dinero por no atentar en contra de sus vidas y por dejarlos trabajar en la zona con normalidad”, aseguró la Policía. Los cinco dragoneantes fueron capturados en el centro de reclusión donde trabajaban y, además, se dio con el paradero de otros dos cómplices en los municipios de Acacías (Meta) y Paz de Ariporo (Casanare).

En Bogotá, así mismo, la institución encontró que en la cárcel La Picota algunos internos, aparte de tener celulares ilícitamente, han instalado parlantes con diferentes sonidos programados para crear toda una atmosfera dentro de la misma llamada extorsiva. “Tenían sonidos de ambulancias y patrullas de policía, que vinculaban vía Bluetooth, para poder realizar la modalidad de suplantación de autoridad”, reveló la fuerza pública.

Lea también: Procuraduría abre investigación a directivas de la cárcel La Modelo por matanza de marzo.

Dentro de ese establecimiento carcelario, la Policía encontró un elemento curioso dentro de la actividad delictiva de algunos internos: el rezo a duendes hechos de cerámica, como método de brujería y magia negra. De acuerdo con la investigación, antes de realizar la comunicación, los reclusos les colocaban a las figuras monedas o billetes entre sus manos, buscando que la posible víctima consignara el dinero buscado.

“Durante estas diligencias se logró la incautación de 423 celulares, 900 sim-cards, ocho memorias micro SD, siete memorias USB, 191 cargadores, y 549 armas blancas”, aseguró la institución. De acuerdo con datos del CiberGaula, en lo que va corrido del año se han realizado 306 capturas y 17 imputaciones contra personas vinculadas con llamadas extorsivas desde las cárceles. Además, se ha bloqueado el IMEI de más de 14 mil celulares vinculados a tales llamadas.

La Policía realizó, además, allanamientos en los establecimientos La Modelo en Bogotá; La Judicial en Cesar; La Vega en Sucre; La Ternera en Bolívar; Las Mercedes en Córdoba; Doña Juana en Caldas; La Modelo y Palo Gordo en Santander; El Barne y Cómbita en Boyacá; Rodrigo Bastidas en Magdalena; Bellavista y Pedregal en Antioquia; Acacías en Meta; La 40 en Risaralda; Picaleña en Tolima; La Pola en Cundinamarca; Bucheli en Nariño; y en los centros penitenciarios el Bosque y La Modelo en Atlántico.

Comparte: