22 Feb 2019 - 9:02 p. m.

“Popeye” y su memoria a medias

John Jairo Velásquez Vásquez, hoy detenido en la cárcel de La Tramacúa en Valledupar por un caso de extorsión, aseguró que nada tuvo que ver en el magnicidio del director de El Espectador, y que el crimen lo ejecutó el “Negro Pabón” para atender una orden de Pablo Escobar. Dice no acordarse de lo que había declarado antes.

El Espectador

“Popeye” y su memoria a medias

El confeso narcoterrorista John Jairo Velásquez Vásquez, alias Popeye, admite que intervino directamente en el asesinato del procurador Carlos Mauro Hoyos en enero de 1988, pero sostiene que nada tuvo que ver y poco sabe del magnicidio del director de El Espectador, Guillermo Cano. El pasado 28 de noviembre rindió indagatoria ante una fiscal especializada de derechos humanos, pero en cada una de sus respuestas tomó distancia del hecho, prefirió concentrarse en las generalidades del cartel de Medellín y dejó claro que el asesinato del periodista fue una misión que Pablo Escobar Gaviria ordenó al sujeto conocido con el alias del Negro Pabón, quien la ejecutó en diciembre de 1986.

(Le puede interesar: Portazo del sistema americano al caso Guillermo Cano)

Síguenos en Google Noticias