2 Aug 2019 - 9:54 p. m.

Por el asbesto que causó la muerte de un trabajador, Corte Suprema falla contra Eternit

La justicia llegó, aunque tarde, para Jorge Enrique Mendieta, quien trabajó 35 años en la empresa. Falleció en 2008 por un cáncer que adquirió por exposición al asbesto. El alto tribunal ordenó el pago a sus familiares por daños y perjuicios. La empresa dice que cumple con todos los requisitos de ley. Esta es la historia.

Alejandra Bonilla Mora / @AlejaBonilla

La iniciativa que prohibió el asbesto fue una realidad luego de siete intentos fallidos en el Congreso.  / Fundación Ana Cecilia Niño
La iniciativa que prohibió el asbesto fue una realidad luego de siete intentos fallidos en el Congreso. / Fundación Ana Cecilia Niño

Jorge Enrique Mendieta Rivas llegó a la empresa Eternit en enero de 1963. Fue jefe de producción de la planta de tubos y otros productos de asbesto hasta el 5 de mayo de 1998. Durante sus años en la empresa adquirió un mesotelioma de la pleura maligno del hemitórax derecho, un tipo de cáncer, producto de su exposición al material. Murió el 13 de diciembre de 2008. Casi once años después, la justicia falló a su favor: la Corte Suprema de Justicia ordenó indemnizar a su familia.

La familia de Mendieta inició su reclamo cuando éste todavía estaba vivo. Sus argumentos eran contundentes: la empresa no le suministró elementos de protección para mitigar los efectos dañinos del asbesto, pues solo tenía mascarillas de papel que no protegían efectivamente sus vías respiratorias. Treinta y cinco años de exposición afectaron irremediablemente sus pulmones. Desde el 2002 fue más notorio el deterioro de su salud. Una cirugía que tuvieron que asumir con sus recursos en 2006 no fue suficiente.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar