14 Oct 2021 - 1:59 p. m.

Por presunto abuso sexual investigan a jefe de inteligencia del Ejército

La Procuraduría abrió la investigación contra el brigadier general Mario González Lamprea, por hechos que habrían ocurrido en noviembre de 2017.

La Procuraduría General abrió investigación disciplinaria contra el jefe de inteligencia militar del Ejército, brigadier general Mario González Lamprea, por presuntas conductas sexuales abusivas contra una teniente ya retirada del servicio. Según el Ministerio Público, los actos habrían ocurrido en noviembre de 2017.

La Sala Disciplinaria de Instrucción de la Procuraduría ordenó que se practicaran las pruebas correspondientes con la finalidad de verificar si ocurrieron o no estos hechos de abuso. Así mismo, dijo el Ministerio Público, deben determinar si, de haber ocurrido, se constituye en falta disciplinaria. La investigación se ordenó con el fin de esclarecer “los motivos determinantes”, así como las circunstancias de tiempo, modo y lugar en que se pudo haber presentado el presunto abuso sexual.

Lea también: Desde 2016, 118 militares han cometido abusos sexuales con niños y adolescentes

La teniente a quien se presume como víctima es Jeymi Liseth Muñoz y había interpuesto la denuncia por el delito de acto sexual violento contra González Lamprea en 2018. Según dio a conocer La W, el jefe de inteligencia del Ejército es conocido como El Profe o Don Mario. “Porque es una vieja tradición que los hombres de Inteligencia operen bajo un nombre ficticio, una ‘chapa’, como dicen en el Ejército”, aseguró el medio.

Así detalló el presunto abuso la teniente Muñoz, quien es más de 20 años menor a González Lamprea: “le dije que tenía cuatro tatuajes y me preguntó dónde los tenía. Luego me mostró dos que él tenía, se puso de pie y cerró la puerta. Me dijo que le mostrara el tatuaje, me puso de pie e intentó mirar debajo del vestido (...) me bajó la cremallera de la espalda y empezó a besarme a la fuerza”, relató Muñoz.

Así mismo, Muñoz manifestó que era constantemente cambiada de puesto, “no por ser mala trabajadora sino porque era mujer. Yo entiendo que el trabajo en calle es complicado porque uno siempre se tiene que enfrentar al enemigo”. Así mismo, en su relato, la teniente asegura que “a mi novio le dijeron que me convenciera de quitarle la denuncia al coronel porque se le estaba afectando el ascenso, y que ellos nos podían ayudar a los dos”. Actualmente esa denuncia fue archivada por la Fiscalía.

Podría interesarle: El relato de una nukak makú de 15 años a quien habrían violado dos soldados

Casos de abuso sexual en las líneas del Ejército han sido registrados por decenas en el pasado. Entre 2016 y julio de 2020, la misma fuerza militar reveló que 118 militares tuvieron actos de abuso contra niños y adolescentes. En ese año, el general Eduardo Zapateiro, comandante de las Fuerzas Militares, dijo que “estos casos, así se hayan entregado a la Fiscalía, no puedo estar como comandante del Ejército dando información y revictimizando a las personas que han caído en este flagelo y hechos tan dolorosos como los que estamos viendo”. Según Zapateiro, 118 miembros de la institución han estado relacionados con abusos sexuales a menores de 18 años desde 2016, de los cuales, 45 fueron expulsados de las filas castrenses.

Así mismo, Zapateiro dijo que en cuanto a los otros 73 uniformados, la Procuraduría y la Fiscalía investigan los hechos que permitan definir su situación. Mientras que las diligencias avanzan, estos hombres seguirán activos en el Ejército. “Esto no significa impunidad. Significa que hemos actuado en lo que nos permite el marco legal”, aseguró el comandante del Ejército en esa ocasión.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Comparte: