Publicidad
8 May 2009 - 11:00 p. m.

Por siete delitos, a juicio Jorge Noguera

El ex director del DAS, otra vez en la mira de justicia.

Redacción Judicial

Por haber puesto al DAS al servicio del paramilitarismo, el fiscal Mario Iguarán Arana acusó al ex director de ese organismo Jorge Noguera Cotes de entregarles a los grupos de autodefensa listas negras para asesinar a sindicalistas y dirigentes sociales; de recibir porcentajes de contratos oficiales que terminaron en las arcas de estos grupos ilegales; de entregarles información reservada o torpedear investigaciones en contra de los comandantes del bloque Norte; por borrar antecedentes judiciales de narcoparamilitares y diseñar una estrategia para que se infiltrara la Policía Secreta en beneficio de estas organizaciones criminales.

El fiscal Iguarán concluyó que Jorge Noguera tuvo participación en los asesinatos del profesor y sociólogo Alfredo Correa D’Andreis, la dirigente Zully Codina, el ex congresista Fernando Pisciotti y el sindicalista Adán Pacheco. Además la Fiscalía encontró evidencia que compromete al ex director de inteligencia y ex secretario general del DAS Gian Carlo Auque de Silvestre, el ex director seccional de Magdalena Javier Valle Anaya y el ex director de informática Rafael García Torres en esta campaña de exterminio auspiciada desde el DAS, al parecer, por Noguera.

En esencia, el Fiscal encontró irregularidades en distintos operativos desplegados por agentes del DAS en contra de los comandantes paramilitares Rodrigo Tovar Pupo, alias Jorge 40 y Hernán Giraldo Serna, hoy detenidos en cárceles de los Estados Unidos por delitos conexos con el narcotráfico. En la llamada ‘Operación Ciclón’, por ejemplo, en octubre de 2003, cuando investigadores del DAS se disponían a decomisar varios bienes de Giraldo, el operativo fue torpedeado por Noguera quien, no contento con eso, hizo trasladar al responsable del proceso a la seccional de Arauca, donde estaba amenazado.

Pero no es todo. Varios contratos que fueron ejecutados durante la administración de Noguera (agosto de 2002-octubre de 2005) terminaron favoreciendo a las autodefensas y, de contera, financiando sus actividades ilegales. También se constató que por órdenes suyas a varios narcoparamilitares les fueron alterados sus antecedentes judiciales, entre ellos un sobrino de Giraldo y el capo Néstor Caro Chaparro. Por estos servicios Noguera también recibió dineros, razón por la cual fue acusado de los delitos de cohecho y concusión en concurso con concierto para delinquir agravado.

El accidentado proceso de Jorge Noguera tuvo que volver a instruirse por orden de la Corte Suprema de Justicia, que determinó hace 10 meses que, por un error en la investigación, se le violaron los derechos al controvertido ex funcionario.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.