Publicidad
20 Aug 2020 - 9:49 p. m.

Presidente Duque no tendrá que borrar su trino de la Virgen de Chiquinquirá: Corte Suprema

Así lo determinó la Corte Suprema de justicia quién revocó el fallo del Tribunal Superior de Cali (Valle) el cual obligaba al mandatario a eliminar la publicación. La corporación le hizo un llamado al presidente para que sea más cuidadoso con el uso de sus redes sociales.
Para la Corte Suprema de Justicia, el tuit del presidente no vulneró derechos fundamentales. / Oscar Pérez
Para la Corte Suprema de Justicia, el tuit del presidente no vulneró derechos fundamentales. / Oscar Pérez
Foto: Óscar Pérez

La Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia le dio la razón al recurso de apelación interpuesto por la apoderada del presidente Iván Duque contra el fallo del Tribunal Superior de Cali (Valle) que lo obligaba a eliminar un trino sobre la Virgen de Chiquinquirá. La Corte Suprema revocó el fallo argumentando que no hay elementos suficientes que determinen que Duque incurrió con alguna violación constitucional. De paso, el alto tribunal le recordó al mandatario la neutralidad religiosa que debe conservar como jefe de Estado.

(En contexto: Presidente Duque tiene dos días para informar a Tribunal si eliminó trino de la Virgen)

El mandatario realizó la publicación en la cuenta de Twitter oficial el pasado 9 de julio conmemorando “los 101 años del reconocimiento de la Virgen de Chiquinquirá como patrona de Colombia”, dice el trino. Inmediatamente la publicación generó opiniones divididas que le cuestionaron a Duque la intensión con el mensaje. Uno de los contradictores fue el abogado caleño Víctor David Aucenon quien llevó el caso ante el Tribunal Superior de Cali. ¿La razón? Una presunta violación a la libertad de culto, laicidad del Estado y separación entre el Estado y la iglesia.

El 24 de julio de 2020, esta instancia judicial le dio la razón. Pero Presidencia apeló y en la Corte Suprema la discusión dio un giro porque los magistrados de la Sala Laboral consideraron que el fallo del Tribunal Superior de Cali no fue ecuánime y se inclinó hacia una postura restrictiva. “No existen elementos de juicio suficientes para concluir que realmente la manifestación aludida hubiese trascendido en este caso del terreno verbal a una vulneración real de los derechos fundamentales”, señala el documento de la Corte Suprema.

(Le puede interesar: El presidente no puede consagrarse a la Virgen en su Twitter, ¿por qué?)

Para los magistrados de la Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema quedó claro que el lenguaje utilizado en el tuit se traduce a “la expresión de un sentimiento individual y personal del ciudadano Iván Duque Márquez, que no adquirió una connotación lesiva de otros derechos”. Los magistrados de esta Sala concluyeron que la publicación hace parte de las nuevas dinámicas propias de la era digital entre las autoridades y los usuarios de las redes sociales.

Además, que, “el derecho a la libertad de expresión está en proceso de construcción colectiva constante y adaptación a esos nuevos lenguajes, intercambios y canales de comunicación”. Sin embargo, la Corte también le advirtió a Duque que debe ser cuidadoso con el uso que les da a sus cuentas personales. Y es que, como contó este diario, la decisión del Tribunal de Cali estaba inmersa en una línea jurisprudencial que alrededor del mundo ha entendido las redes sociales de altos funcionarios como canales oficiales de comunicación.

En este aspecto, la Corte Suprema dijo que el presidente, “debe procurar que sus pronunciamientos se ajusten en dichos espacios a la neutralidad propia del cargo gubernamental que ejerce temporalmente”. El llamado de la Corte tiene como propósito evitar que se produzca una confusión entre su rol como ciudadano y su investidura de jefe de Estado y se vuelva a crear polémica.

(Le puede interesar: Duque no puede exaltar en su cuenta de Twitter a la Virgen de Chiquinquirá)

Al proceso llegaron, por lo menos, nueve intervenciones ciudadanas que le pedían a la Corte Suprema ratificar el fallo del Tribunal de Cali e incluso, ordenar al presidente a dar disculpas públicas por el mensaje. Por otro lado, cuatro de estas peticiones ciudadanas acudieron a respetar los derechos de libertad de culto y libertad de expresión del mandatario. La Corte dejó claro que las nueve peticiones que llegaron al Tribunal en el proceso de segunda instancia no fueron tenidas en cuenta ya que “quienes las formularon no están legitimados para actuar”.

Síguenos en Google Noticias