1 Jun 2021 - 8:22 p. m.

Procuraduría pide mantener prisión domiciliaria para Diego Cadena, exabogado de Uribe

La Procuraduría solicitó mantener la prisión domiciliaria que cobija al abogado Diego Cadena, antiguo representante del expresidente Uribe, mientras sigue en curso su juicio por presunto soborno y fraude procesal. El próximo 8 de junio se resolverá si queda libre o sigue con medida de aseguramiento.

La audiencia de solicitud de libertad a favor del abogado Diego Cadena, llamado a juicio por presuntamente favorecer a través de sobornos al expresidente Álvaro Uribe Vélez, se resolverá el próximo ocho de junio de a las 8:00 a.m., como lo decretó el juzgado 22 de Garantías de Bogotá. Por ahora, el único avance de la solicitud tiene que ver con la petición de la Procuraduría, la cual pidió que quede en firme la prisión domiciliaria del exrepresentante del líder del Centro Democrático.

El abogado Diego Cadena está en prisión domiciliaria desde el 6 de agosto de 2020, alrededor de tres meses antes de que la Fiscalía lo llamara a juicio por presuntamente intentar torcer testigos, en procesos por paramilitarismo, a favor de Uribe. De acuerdo con la Procuraduría, ni la defensa de Cadena -representada por Iván Cancino- ni el fiscal Daniel Hernández actuaron para dilatar el expediente en debate, sin embargo, consideró que la representación del procesado pidió pruebas adicionales, lo cual significó demoras que no pueden contabilizarse los términos necesarios para que Cadena salga libre.

En contexto: Es oficial: Diego Cadena, exabogado de Uribe, va a juicio

Antes de la intervención de la Procuraduría, el abogado Iván Cancino, representante del colega Diego Cadena, solicitó libertad por vencimiento de términos de acuerdo con el artículo 317 del Código Penal. En esa norma se fijan los plazos por los cuales un ciudadano encarcelado, que esté en medio de una investigación, puede recobrar su libertad. De acuerdo con el parágrafo quinto, Cadena puede salir de prisión pues pasaron 90 días desde que lo acusaron y sin que se iniciara la audiencia de juicio oral. La presentación de la acusación se dio el pasado 29 de octubre y desde entonces han trascurrido 215 días, lo que corresponde a poco más de siete meses sin que empiece el juicio como tal.

Cuando fue su turno de argumentar, el fiscal Daniel Hernández negó la solicitud de libertad de Diego Cadena, pues en su concepto la demora del expediente se debe a maniobras dilatorias del abogado Iván Cancino. De acuerdo con el investigador, la defensa del exabogado de Uribe ha solicitado formatos digitales de una información que, llama la atención, habría dicho ante la opinión pública que sería ilegal. “¿Qué interés distinto pueden tener?”, agregó el fiscal Daniel Hernández.

“En efecto la Fiscalía ha mostrado a su despacho como se han producido maniobras dilatorias por parte de la defensa, que han extendido innecesariamente llevar a cabo la audiencia preparatoria. El fiscal presentó la totalidad del descubrimiento con las copias en físico y copias simples de CD, y fue luego como lo ha explicado la Fiscalía, que se exigió que se hiciera mediante los protocolos de copiado de evidencia digital”, agregó el abogado Reinaldo Villalba, apoderado del senador Iván Cepeda.

La Fiscalía presentó escrito de acusación contra Diego Cadena el pasado 29 de octubre, en un proceso paralelo que está relacionado con la investigación contra el expresidente Álvaro Uribe por presunto fraude procesal y soborno en actuación penal, el cual el fiscal Gabriel Jaimes considera debe precluirse y para exponer sus argumentos pidió hace más de dos meses audiencia. Mientras la jueza Carmen Helena Ortiz, responsable por el juzgado 28 de conocimiento de Bogotá, resuelve ese enredo, Cadena enfrenta su propio juicio.

De acuerdo con la Fiscalía, Diego Cadena es investigado por las visitas que realizó a exparamilitares, durante los últimos años, al parecer para persuadirlos de hablar a favor del exmandatario ante la Corte Suprema de Justicia, gestiones que habría incluido pagos y presuntas promesas de dádivas. El exabogado de Uribe fue imputado el 27 de julio de 2020 por los delitos de soborno y fraude procesal y, además, ese mismo día el juez de garantías ordenó su detención domiciliaria.

Lea también: “Me abstengo de contestar”: así declaró Diego Cadena en la Fiscalía por el caso Uribe

Diego Cadena está inmerso en el proceso junto al también abogado Juan José Salazar, quien habría colaborado con un presunto soborno al exparamilitar Carlos Enrique Vélez, quien está recluido en la cárcel de Palmira (Valle del Cauca). De acuerdo con la acusación, Cadena abordó a Vélez en julio de 2017, cuando en la cárcel estaban finalizando los horarios de visitas, sin precio acuerdo, prometiéndole presuntamente asesoría jurídica y el pago de $200 millones de los cuales le habría alcanzado a entregar $48 millones.

¿La razón? Cadena le habría pedido a Vélez que se retractara de su versión en contra del Álvaro Uribe Vélez y dijera que el senador Iván Cepeda, víctima reconocida en el expediente del exmandatario, supuestamente lo habría contactado para declarar falsamente en la Corte Suprema de Justicia. El abogado Juan José Salazar, de acuerdo con la Fiscalía, habría sido el enlace entre Cadena y Vélez, incluso ejecutando los pagos acordados. Los $48 millones, al parecer, fueron entregados a familiares y conocidos del exparamilitar.

Se habrían pagado giros bancarios así: a María Melania Cosio Serna $200.000, María Elena Vélez $5.800.000, Daniela Paz $3.700.000, Eurídice Cortés Velasco $700.000, Erica López Castaño $100.000, Francisco Javier Vélez $200.000, María Elena Vélez $500.000. Además, se entregaron sumas en efectivo por $18 millones a José Fernando Ocampo Vélez, Ricardo Diosa $8.800.000 y Carlos Fernando Vélez $10millones. La Fiscalía asegura que tiene soporte documental de estas transacciones, las cuales se habrían hecho con la ayuda del exabogado de Vélez, Samuel Arturo Sánchez Cañón, quien al parecer sirvió como intermediario.

Otro de los episodios que tiene en juicio al abogado Diego Cadena tiene que ver con el testigo Juan Guillermo Monsalve, pieza clave de la investigación en contra del expresidente Uribe. La Fiscalía señaló que Cadena visitó a Monsalve el 22 de febrero de 2018 en la cárcel La Picota de Bogotá, donde el exmiembro de Los Rastrojos estuvo recluido. De acuerdo con el ente investigador, Cadena le habría ofrecido a Monsalve servicios jurídicos para mejorar su caso judicial, por el cual está condenado a 40 años por secuestro, y hasta una posible inclusión en la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

En contexto: Caso Uribe: audiencia de preclusión se suspendió sin que Fiscalía argumentara

De nuevo, la Fiscalía tiene la hipótesis de que Cadena ofreció ayudas al testigo Monsalve para que se retractara de sus acusaciones contra Uribe ante la Corte Suprema de Justicia y dijera, en contraste, que el senador Iván Cepeda fue quien supuestamente ofreció los sobornos. Monsalve ha dicho desde hace años que el exmandatario habría sido clave en la creación del Bloque Metro de las Autodefensas en Antioquia, dado que la familia del político habría adelantado reuniones con paramilitares en la Hacienda Guacharacas, la cual fue propiedad de la familia Uribe Vélez hasta 1996 y donde trabajó el padre de Monsalve como mayordomo.

Comparte:
X