Publicidad
15 Jul 2022 - 5:55 p. m.

¿Quién era “Iván Mordisco”, el disidente que nunca consideró la paz?

La dirección de la Policía confirmó la muerte de Néstor Gregorio Vera, alias Iván Mordisco. Fue francotirador, explosivista y jefe de la disidencia “Armando Ríos”. Jamás consideró la paz como opción e incluso persiguió a la Segunda Marquetalia, cuyos miembros negociaron el Acuerdo Final. ¿Quién lo va a suceder?
Además, en el sitio fueron encontrados celulares que pertenecerían al propio "Iván Mordisco" / Policía Nacional
Además, en el sitio fueron encontrados celulares que pertenecerían al propio "Iván Mordisco" / Policía Nacional
Foto: Policía Nacional

Néstor Gregorio Vera, alias Iván Mordisco, era un hombre de guerra. Llevaba alrededor de una década comandando el Frente Primero “Armando Ríos” de la Farc y de las disidencias de las Farc, una facción criminal que jamás contempló la paz como opción. Este 15 de julio, fuentes de inteligencia de la Fuerza Pública confirmaron que murió, acorralado en la vereda Santa Rita de San Vicente del Caguán (Caquetá). Su legado es la muerte y su pronunciado discurso de rebelión contra el Estado.

En contexto: “Iván Mordisco”, el disidente que buscaban los militares accidentados en Vaupés

Iván Mordisco era un disidente en todo el sentido de la palabra. Desde la década pasada, asumió la comandancia del Frente “Armando Ríos”, clave en la historia de las Farc por su presencia en la selva espesa del suroriente nacional. Cuando el Secretariado de la antigua guerrilla se entregó al Estado, durante el Acuerdo Final, Iván Mordisco se negó a participar de conversación alguna. Aglutinó combatientes como él y se instaló en los departamentos de Guaviare, Vaupés y Vichada. La Fuerza Pública establece que hasta este año contaba con alrededor de 400 disidentes.

Por información que condujera a su captura, las autoridades entregaban hasta $3.000 millones de recompensa. En el lugar donde cayó se encontró una boina con una medalla alusiva al Partido Comunista, así como celulares, comunicadores y computadores ensuciados de tierra. Murió tras el bombardeó y asalto a dos campamentos, los cuales tenían más de 40 cambuches improvisados. Allí fue cercado, luego de que las autoridades identificaran sus movimientos por meses. La Defensoría, incluso, ilustró su poderío en la selva nacional:

Lea: El líder disidente “Iván Mordisco” murió en operativo en Caquetá

De Iván Mordisco las autoridades tienen información desde los inicios del 2.000. De acuerdo con el portal InsightCrime, inició como guerrillero raso y pronto se especializó como francotirador y explosivista del Frente “Armando Ríos”. “En 2009, Marco Fidel Suárez, alias Kokoriko, tomó el control del Frente, e Iván Mordisco se convirtió en jefe de la compañía de Orden Público del Frente Primero en Guaviare y Vaupés. Hasta 2012 se concentró en el reclutamiento forzado y la protección de los cultivos ilícitos en ambos departamentos”, se lee en el portal sobre crimen organizado.

Para 2012, Iván Mordisco quedó al frente de la “Armando Ríos”, bajo las órdenes del Secretariado de las Farc que finalmente negoció y se desmovilizó en 2016. En medio de ello, en 2015, la Brigada Especial Contra el Narcotráfico lo habría capturado, pero en circunstancias que siguen siendo un misterio, siguió libre hasta el pasado fin de semana. Tan libre como para negarse a ser pieza de la paz y, al contrario, aliarse con disidentes como Miguel Botache Santillana, alias Gentil Duarte, para aglutinar guerrilleros inconformes solo con la negociación.

Le puede interesar: Iván Mordisco, Jhon 40 y Gentil Duarte procesados por destrucción de la Amazonía

“La sigla Farc la siguen utilizando los grupos armados ilegales que no se acogieron a los acuerdos de La Habana, señalados en la actualidad como las disidencias de las Farc o Grupos Armados Organizados Residuales (GAOR), comandados por los alias Gentil Duarte e Iván Mordisco. Estas estructuras armadas se consideran ‘la verdadera resistencia armada de las Farc’, que continúan el legado de sus comandantes Manuel Marulanda Vélez, Jacobo Arenas y Jorge Briceño”, señaló el Centro Nacional de Memoria Histórica en 2020.

Desde 2018, la Defensoría del Pueblo destacó en su sistema de alertas tempranas que la Columna Jaime Martínez de las disidencias recibía órdenes del propio Iván Mordisco. Esta última estaba al mando de Leider Johany Noscué Bototo, alias Mayimbú, quien murió en operación del Ejército el pasado 13 de junio. Esta última facción disidente tiene injerencia en el Cauca, por lo cual los tentáculos de Iván Mordisco habrían cooptado todo el sur nacional.

Antecedentes: Radiografía de las disidencias de las Farc

Asimismo, la Defensoría alertó que desde 2019, Iván Mordisco estaba ganando terreno en el centro del país. Así lo dejó claro tras emitir una alerta temprana sobre Tolima y Cundinamarca. “Esta expansión puede deberse a la consolidación de un eje estratégico que conecte sus diferentes frentes desde su zona ‘madre’, con la Coordinadora de Occidente y el Comando Conjunto Nororiental”, se lee.

De acuerdo con estadísticas de la Unidad de Investigación y Acusación de la JEP, para 2021, las disidencias coordinadas de Gentil Duarte e Iván Mordisco tenían presencia en 133 municipios de toda Colombia. Contaban con dos comandos coordinados y 28 frentes o columnas móviles. De las 329 muertes violentas ocasionadas en el marco del conflicto, para ese año, 115 fueron ocasionadas a disidentes bajo su subordinación.

Lea también: “Iván Mordisco” y “el Paisa”, tras disturbios en Cali, dice el director de la Policía

2021, un año en el que también el nombre de Iván Mordisco sonó de boca del director de la Policía Nacional, el general Jorge Luis Vargas, quien lo señaló por disturbios en Cali en el marco del paro nacional. “Cali, para ellos, es parte de este corredor del suroccidente y consolidar ese corredor a partir de lo que está pasando tiene un beneficio importante en términos del narcotráfico. Consolidar alianzas con las organizaciones criminales urbanas le ayudaría a que sobre el suroccidente se consoliden esas alianzas con carteles en Colombia y en el exterior”, señaló Vargas.

Tal fue la aversión de Iván Mordisco a quienes firmaron la paz, que la Defensoría lo tenía fichado como perseguidor de excombatientes de las Farc. “Su retórica discursiva, tanto política como ideológica, se centra en continuar el legado de las antiguas Farc”, señaló la entidad a principio de año, cuando ya se sabía que la cifra de firmantes del Acuerdo asesinados superó los 300. Este año van 23.  Según InsightCrime, el odio llegó incluso a la Segunda Marquetalia, liderada por firmantes del Acuerdo, que iniciaron su disidencia, en 2019, luego de negociar y estampar su firma.

El general Vargas, en rueda de prensa sobre la muerte de Iván Mordisco, agregó que no tiene certeza sobre el cuerpo del criminal. Puede ser que sus despojos los hayan recogido otros disidentes o su cuerpo quedara hecho polvo tras el bombardeo del pasado fin de semana. Esa es la teoría expuesta a la opinión pública. Lo que sí es cierto, como confirmó Vargas, es que los disidentes cercanos a Iván Mordisco, al parecer, muestran desconcierto en sus comunicaciones, pues el papá o el abuelo no da ninguna señal de vida y su muerte ya fue presentada como victoria por el Gobierno.

¿Quién quedará a cargo?

Ante esa pregunta, la Policía Nacional tiene respuesta: Alexander Díaz Mendoza, alias Calarcá. Se trata de un disidente de 38 años, oriundo de Mesetas (Meta). Inteligencia informó que está al mismo nivel de Gentil Duarte e Iván Mordisco, responsable de la consolidación de la estructura en toda Colombia. “Calarcá es el responsable de liderar la conformación de un ‘comando urbano’, para la ejecución de acciones terroristas de impacto contra la Fuerza Pública y la población civil en Caquetá”, agregó la policía.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias