6 May 2019 - 11:00 a. m.

¿Quién es alias ‘Manicomio’, el hombre que llegó deportado junto a el general (r) Santoyo?

La semana pasada llegó a Colombia Juan Carlos Ramírez en un avión proveniente de Estados Unidos luego de cumplir nueve años por delitos de narcotráfico. Una de las propiedades de alias "Manicomio", quien fue el jefe de pilotos del narcotraficante Daniel "El Loco" Barrera, fue habitada por Emilio Tapia, el excontratista del Distrito condenado por el Carrusel de la Contratación en Bogotá.

Redacción Judicial

Fue extraditado en 2012 a los Estados Unidos por delitos de narcotráfico.  / Migración.
Fue extraditado en 2012 a los Estados Unidos por delitos de narcotráfico. / Migración.

Esta semana llegó un avión con 100 colombianos que fueron deportados de Estados Unidos. Entre ese grupo, tres nombres llamaron la atención de la opinión pública: el general (r) de la Policía Mauricio Santoyo, condenado por una Corte de Virginia por delitos de narcotráfico; el abogado Leonardo Luis Pinilla, condenado por lavado de activos por su participación en el cartel de la toga; y Juan Carlos Ramírez, alias Manicomio. Sin embargo, los medios de comunicación se centraron en los dos primeros, mientras que en el caso de este último poco se sabe.

Ramírez fue el jefe de pilotos del narcotraficante Daniel "El Loco" Barrera, quien, a su vez fue extraditado y condenado en Estados Unidos por delitos de narcotráfico. Contra Manicomio no había ninguna orden de captura, según informó Migración Colombia, con lo cual al bajarse del avión, retomó su libertad. En detalle, la justicia norteamericana aseguró que alias Manicomio estuvo al mando de una flota aérea clandestina que llevó a Centroamérica y Venezuela toneladas de cocaína del Loco Barrera, de alias Cuchillo, e incluso de la extinta guerrilla de las Farc. En su jucio, la justicia norteamericana señaló que entre 2001 a 2010 llevó cocaína a países como Venezuela, Honduras, Guatemala, República Dominicana y Haití, decenas de cargamentos de droga que después llegarían a los Estados Unidos. 

Ramírez comenzó como ayudante en los vuelos que salían de Villavicencio hacia todo el Llano y terminó convertido en el piloto preferido por los narcos gracias a su sangre fría para lograr que los cargamentos de drogas más peligrosos llegaran "a buen puerto" y no dejar huellas. Mientras Manicomio estuvo tras las rejas en suelo norteamericano, sus bienes fueron sujeto de extinción de dominio por parte de la Fiscalía. En julio de 2015, el ente investigador ocupó 12 propiedades que estaban a su nombre.

La exdirectora de la Unidad de Extinción de Dominio de la Fiscalía, Andrea Malagón, explicó en su momento que el operativo estuvo dirigido al embargo, secuestro y suspensión del poder dispositivo de los inmuebles ubicados en Bogotá y que estaban avaluados en 25 mil millones de pesos. "Se destaca un bien ubicado en la hacienda San Simón en Guimaral avaluado en 3.500 millones de pesos. No solamente por sus lujos, sino porque en febrero de 2014 fue objeto de allanamiento y registro puesto que era el lugar de residencia de Emilio Tapia (excontratista del distrito condeado por el Carrusel de la Contratación”, precisó Malagón.

:: La casa de los excesos de Tapia::

En esta casa el condenado excontratista Emilio Tapia Aldana vivió hasta febrero de 2014 y allí convocó fiestas a las que asistían modelos y reconocidos cantantes vallenatos. Desde julio de 2015, la Fiscalía General ordenó que se investigaran los posibles nexos con el narcotráfico que pudiera tener Tapia. El ente investigador afirmó en esa época que el bien era administrado por la Inmobiliaria Aldana, propiedad de la tía de Tapia, Carmen Aldana. “Por el momento no se ha establecido relación alguna entre Carmen Aldana y Emilio Tapia con Manicomio, por lo que no se puede afirmar que exista algún ilícito”, refirió en su momento la Fiscalía.

Pero este no es el único hecho que relaciona a Tapia con Manicomio: antes de vivir en la casa de la Hacienda San Simón, el contratista ocupó otro inmueble en Bogotá que era propiedad del narcotraficante. Fuentes de la Dirección de Fiscalías Especializadas para la Extinción de Dominio indicaron que se trata de una vivienda ubicada en la calle 125 con carrera séptima, también administrada por Inmobiliaria Aldana y que fue embargada en la primera ocupación que hicieron las autoridades a los bienes de Manicomio en 2013. En esa oportunidad se le secuestraron 75 propiedades.

Según explicó la Fiscalía, la forma en que descubrieron que Manicomio tenía más propiedades ocultas en Colombia fue en febrero de 2014, fecha en la que se recapturó a Emilio Tapia y a su socio Carlos Joly Herrera. En esa oportunidad, los investigadores revisaron a quién pertenecía la propiedad en la Hacienda San Simón y encontraron que estaba a nombre de los hijos de Manicomio, quienes no podían justificar ser los dueños ya que eran menores de edad y no ostentaban tales fortunas.

Actualmente, Tapia, uno de los cerebros del desfalco a Bogotá tiene casa por cárcel. Por su parte, Ramírez no tiene procesos penales en su contra.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.