Publicidad
4 Aug 2022 - 5:29 p. m.

Relevan a comandante de Policía en Sucre tras muerte de civiles atribuída a uniformados

El director de la Policía, general Jorge Luis Vargas, señaló que además de la investigación penal, dentro de la institución la Inspección adelanta otro indagación sobre el triple homicidio en zona rural de Sincelejo. Los familiares de las víctimas señalan que ocho policías perpetraron el hecho, quienes fueron suspendidos temporalmente.
Imagen de referencia.
Imagen de referencia.
Foto: Carlos Rosas - Óscar Pérez

Tras la suspensión de ocho policías en Sucre que habrían participado en el asesinato de tres jóvenes, el director de la Policía, general Jorge Luís Vargas acaba de tomar otra decisión mientras las investigaciones avanzan: relevar del cargo al comandante del Departamento de Policía Sucre, el coronel Carlos Andrés Correa Rodríguez, responsable de la unidad en cuya jurisdicción fueron asesinados los tres civiles el pasado 25 de julio, en el corregimiento de Chochó, Sincelejo.

En un video publicado en su cuenta de Twitter, el general Vargas señaló que “Ordené la colaboración fluida para que en el menor tiempo posible se depuren responsabilidades y se lleve a cabo la captura de quienes corresponda. En caso de comprobarse la actuación irregular de algún integrante de la Policía Nacional, debe aplicarse todo el peso de la ley”

“Mientras la investigación penal está en manos de la Fiscalía General de la Nación, la investigación disciplinaria la tiene la Inspección General de la Policía Nacional, que de la manera más ágil y en el marco del nuevo estatuto disciplinario expedido al amparo del proceso de Transformación Institucional, suspendió a 8 uniformados, incluido un teniente coronel, siendo la primera autoridad en tomar medidas y actuar frente a este caso. A propósito, la Inspección General han recepcionado 42 pruebas (25 testimoniales y 17 documentales), que están siendo compartidas con las otras instituciones”, señaló la Policía a través de un comunicado de prensa.

Entre los policías suspendidos se encuentran dos oficiales y cuatro miembros de Infancia y Adolescencia, así como el teniente coronel Benjamín Núñez, quien es el tercero al mando en el departamento. En declaraciones a El Heraldo, el abogado de las familias señaló que “he solicitado a la Fiscalía que nos escuche. La Clínica María Reina se ha mostrado renuente a colaborar con la justicia. Se le hizo una solicitud para detallar situaciones como horas de entrada e ingreso a la clínica, videos de cámaras de seguridad, entrevistar a los vigilantes con la minuta y solicitudes para los médicos que atendieron a estos muchachos y nos han dicho que eso tiene reserva”.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias