Publicidad
15 Aug 2022 - 8:10 p. m.

Exclusivo restaurante en Cartagena discriminó a joven que quiso hacer una reserva

Así lo determinó un juez de la capital de Bolívar, luego de estudiar una tutela que presentó Félix Ladrón de Guevara, pues no pudo reservar una mesa en el restaurante Candé por ser colombiano y tener acento costeño, y sí lo pudo hacer su cuñado de nacionalidad estadounidense.
Según el juzgado, el restaurante Candé violó el derecho a la igualdad y el principio de no discriminación del ciudadano Féliz Ladrón de Guevara.
Según el juzgado, el restaurante Candé violó el derecho a la igualdad y el principio de no discriminación del ciudadano Féliz Ladrón de Guevara.
Foto: Getty Images

El 15 de julio pasado, Félix Ladrón de Guevara trató de hacer una reserva en el exclusivo restaurante de Cartagena, Candé. Por falta de meses, no tuvo éxito. Esa fue la razón que le dieron en la llamada. Sin embargo, algo no le cuadró de la respuesta, dice él mismo, porque “sabe cómo funcionan las cosas en la ciudad”. Por eso, le pidió al cuñado de su hermana, de nacionalidad estadounidense, que llamara a hacer la reserva con su acento de extranjero. Bingo. Él sí pudo hacerla.

El caso de Ladrón de Guevara se viralizó en redes sociales y llegó hasta un juzgado que acaba de fallar a su favor. El juzgado noveno penal de control de garantías de Cartagena revisó una tutela que interpuso el ciudadano al que le fue negada la reserva en el restaurante Candé. Según su relato, la administración del lugar le negó la petición por su “estilo costeño y/o afrocaribeño que utiliza para hablar”, actuación que se tradujo en un acto de discriminación, clasismo y racismo por parte del restaurante.

(Le podría interesar: Denuncian discriminación en Theatrón a un joven en condición de discapacidad)

El ciudadano agregó que el lugar, al rechazar su reserva, generó “una discriminación y por ende violación de sus derechos fundamentales a la dignidad humana y a la igualdad. Por eso, Ladrón de Guevara pidió en la tutela que se le ordenara al restaurante Candé a pedirle disculpas en una ceremonia pública con la presencia de organizaciones defensoras de derechos, medios de comunicación y la sociedad civil en general y procediera a capacitar a sus propietarios, gerentes, empleadores y trabajadores en el respeto de derechos humanos.

El juez del caso le pidió explicaciones al establecimiento comercial que, a través de su abogado, rechazó todos señalamientos de Ladrón Guevara y agregó que el tutelante se había beneficiado de la situación, pues el video en el que hizo la denuncia sobre discriminación se viralizó, lo que le permitió ganar más seguidores en sus redes sociales, en donde publica contenidos sobre el manejo de finanzas personales. El abogado aclaró que al denunciante nunca se le negó el acceso al restaurante Candé, sino que se le ofreció un lugar en el bar.

(Lea también: La exclusión de las mujeres afrodescendientes en América Latina)

Con pruebas y explicaciones en mano, el juez emitió un fallo en el que aclaró lo sucedido. Según la sentencia, a Ladrón Guevara sí le violó su derechos fundamental a la igualdad y el principio de no discriminación del ciudadano Féliz Ladrón de Guevara, pues quedo demostrado, según el fallo, que al comensal le negaron el acceso a una mesa del restaurante, mientras que a su cuñado le expresaron que sí había disponibilidad para atenderlo. “Se demostró a través de videos aportados por la parte accionante que a este se le negó la disponibilidad de mesas para reservar, bajo el pretexto de que el restaurante se encontraba totalmente lleno”, dice el documento.

Para el juez, la discriminación se presenta en este caso en el hecho de que “se denotan preferencias a la hora hacer reservas para poder acceder a los servicios de dicho restaurante, lo cual viola flagrantemente el derecho a la igualdad del demandante”. En la sentencia se lee que se trató de un caso en el que se presentó un trato desigual hacia Ladrón Guevara, pero no se violó su derecho a la dignidad humana, pues el restaurante Candé no rechazó su reserva “a través de un medio de difusión o ante la ciudadanía en general”.

(Le podría interesar: En fotos: así se desarrolló la ‘Besatón’ convocada en rechazo a acto de homofobia)

Por lo anterior, el juez no aceptó la petición del comensal de que el restaurante le pidiera disculpas públicas, pero sí ordenó a que al establecimiento comercial a que acepte la reserva de Ladrón Guevara y le pida disculpas personales.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.