3 Oct 2018 - 11:10 p. m.

Revocan la venta de Cafesalud EPS

Así lo anunció la agente liquidadora de la entidad, en conjunto con la Procuraduría General. Fernando Carrillo aseguró que Medimás tiene que continuar con el servicio de salud mientras se hace una transición.

Redacción Judicial

El viceprocurador General, Juan Carlos Cortés; el procurador Fernando Carrillo; y la agente Especial Liquidadora de Saludcoop EPS, Angela María Echeverri. / Foto: Procuraduría
El viceprocurador General, Juan Carlos Cortés; el procurador Fernando Carrillo; y la agente Especial Liquidadora de Saludcoop EPS, Angela María Echeverri. / Foto: Procuraduría

El pasado 2 de agosto la Procuraduría General le solicitó a la agente liquidadora de Saludcoop EPS Ángela María Echeverri que revocara la  venta de Cafesalud, un negocio de $1,4 billones con múltiples problemas advertidos por distintas autoridades, adjudicado en mayo de 2017 al consorcio Prestasalud. De acuerdo con Fernando Carrillo, esta medida era necesaria porque el consorcio que hoy opera la EPS Medimás estaba poniendo “en riesgo la salud y la vida de sus afiliados”. Este jueves, la liquidadora anunció que acogió la posición de la Procuraduría y reversó la venta.

"La liquidadora de Saludcoop y la Junta Directiva de Cafesalud acogieron la petición de revocatoria de la venta y terminación del contrato que trasladó las acciones al consorcio Prestasalud, y de los contratos de arrendamiento de las clínicas a través de las cuales Esimed opera como red Medimás EPS", señaló la entidad. La decisión se tomó luego de advertir irregularidades en la prestación de servicios, que incluso han implicado cierre de instituciones en ciudades como Medellín, afectando directamente a los usuarios. 

(Le puede interesar: Procurador pide que se revoque la venta de Cafesalud)

Esta decisión, señaló la Procuraduría, está condicionada a que la Superintendencia Nacional de Salud adopte las medidas necesarias para garantizar la continuidad de la atención a los más de 4 millones de afiliados con que cuenta Medimás EPS. Para eso, se adoptará un plan de contingencia para que en los 29 departamentos donde tiene presencia la EPS, se garantice la cobertura en la atención de los afiliados y sus beneficiarios.

"Medimás tiene la obligación de dar continuidad a los servicios y garantizar la atención de todos los usuarios durante la transición de los afiliados a otras EPS. No puede haber interrupción de la atención de salud", dijo Carrillo Flórez. Entre los incumplimientos que motivaron la decisión está el cierre de 8 clínicas de las 19 que integra Esimed, sumado a la falta de pago de arriendos, en una deuda que asciende a más de $32.000 millones. Según se explicó, los compradores de Cafesalud tienen una deuda de más de 90 días, ya que hicieron el último pago parcial en el mes de julio, "lo que ubica la deuda en más de $74.101 millones de pesos, sin incluir los intereses de mora correspondientes".

(Lea ¿Se justifica acabar Medimás?)

"Frente al contrato de compraventa de las acciones de Esimed no se ha hecho un solo pago por este concepto, por lo que a la fecha la deuda total asciende a $17.500 millones de pesos, más intereses de mora, obligaciones que se harán exigibles mediante las garantías que soportaban los pagos", agregó la Procuraduría. En ese sentido, los incumplimientos desde el punto de vista económico ascienden a más de $125.000 millones. 

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.