4 Mar 2019 - 2:15 p. m.

Santrich señala que ni él ni sus abogados conocen al fiscal de la JEP que aparece en video

El líder exguerrillero aseguró que en su caso hay “perversidad y mentiras” y advirtió que hay un intento por hundirlo a él, a la dirigencia del partido FARC y a la oposición.

-Redacción Judicial

Jesús Santrich. / Archivo El Espectador
Jesús Santrich. / Archivo El Espectador

El líder exguerrillero Jesús Santrich se refirió el pasado viernes a la captura de Carlos Julián Bermeo, fiscal de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), y el exsenador Luis Alberto Gil, en momentos en el que el primero recibía un supuesto soborno para incidir en la decisión sobre su extradición.

“Me sorprendió la noticia, definitivamente, en cuanto a la perversidad y a la serie de mentiras que lleva implícita. No tengo dudas de que es un desarrollo de la reciente farsa del famoso correo que supuestamente se perdió a través de 4-72”, dijo Santrich, en un audio que se conoció este lunes.

En ese mismo sentido, señaló que ni él ni sus abogados tienen “ningún conocimiento con el fiscal que aparece en esta enredadera, y mucho menos del ‘Tuerto’ Gil, al que todo el mundo sabe la trayectoria de este personaje de la derecha colombiana, muy apegado al antiguo partido PIN y al uribismo”.

Le puede interesar: Las preguntas sobre la captura del fiscal de la JEP

Santrich advirtió que lo que hoy sucede con su caso no se trata de un intento para hundirlo sólo a él, sino a toda la dirigencia del partido FARC y a la oposición.  

“Tengamos la certeza y el convencimiento de que tenemos nuestro comportamiento limpio, dentro de la conducta revolucionaria y la rectitud que hemos trazado. Se está pisoteando la soberanía nacional con la aquiescencia del partido de Gobierno, el Centro Democrático, y de los mismos gobernantes y de instancias verdaderamente repugnantes, como la Fiscalía General de la Nación y su fiscal Néstor Humberto Martínez, agregó.

Para este lunes está prevista la audiencia de imputación de cargos, en los juzgados de Paloquemao, en Bogotá, de Bermeo, Gil y tres personas más (Ana Cristina Solarte, Luis Orlando Villamizar y Yamit Prieto Acero), quienes fueron capturados por la Fiscalía en un operativo en el que Bermeo recibía dinero para supuestamente incidir en la decisión sobre la extradición de Santrich.

La captura, principalmente de Bermeo y Gil, ha generado una batalla tanto jurídica como política, pues el viernes pasado, día en el que ocurrieron los hechos, hubo dos decisiones judiciales que beneficiaron a Santrich: por un lado, el Consejo de Estado mantuvo su investidura como congresista; por el otro, Estados Unidos decidió no enviar las pruebas que había solicitado  la JEP.

Además, hay varias preguntas en torno a cuál podría ser la influencia de Bermeo en la decisión de extradición de Santrich siendo fiscal de apoyo II de la Unidad de Investigación y Acusación de la JEP, si, según la JEP, esta no tiene ninguna relación en ese caso.

Lea también: Fiscalía revela nuevas pruebas del presunto soborno en caso Santrich

“Cuando todo iba muy bien, aparece la captura extraña de estas personas y, obviamente, trata de reversar la situación jurídica que se da, que hasta el viernes era que Santrich debería recuperar su libertad y asumir la curul (…) A la que están tratando de arrodillar para que tome una decisión en contra del proceso es a la JEP y creo que están judicializando a la JEP. Es una situación muy grave para el país”, dijo Alirio Uribe, abogado de Santrich ante el Consejo de Estado.

Por otra parte, Patricia Linares, presidenta de la JEP, pidió el domingo la desvinculación de Bermeo y, como efecto colateral, que se revisen las hojas de vida de las demás personas que hacen parte de esa unidad. Linares también pidió disculpas por lo sucedido a las víctimas, al país y a la comunidad internacional que ha confiado en la JEP.

Recibe alertas desde Google News