25 Nov 2021 - 2:29 a. m.

Se embolató, todavía más, el expediente del aborto en la Corte Constitucional

Un recurso que estudia la Sala Plena alerta sobre un posible conflicto de competencias del conjuez llamado a destrabar el debate. El centro del debate es que ese jurista es el abogado de una tutela de pretensiones millonarias que también estudia el alto tribunal.
Plantón de manifestantes a favor y en contra del aborto frente a la Corte Constitucional
Plantón de manifestantes a favor y en contra del aborto frente a la Corte Constitucional

“El señor Yepes terminaría actuando como juez de uno de sus jueces y como colega de sus demás jueces”. Esa es la advertencia que le hizo el colectivo Causa Justa a la Corte Constitucional en uno de los expedientes que más ha dado de qué hablar en las últimas semanas: el del aborto. La frase está relacionada con el papel que tendría que cumplir el abogado Hernando Yepes Arcila, el conjuez elegido por el alto tribunal para destrabar el debate de ese espinoso expediente. Su tarea es decidir si acepta o no el impedimento que presentó el magistrado Alejandro Linares en medio de este caso, una decisión que podría sacar al jurista del debate a fondo en la Sala Plena.

Lea: Conjuez que conocería el impedimento en la Corte en el caso de aborto fue recusado

En la Corte Constitucional estaba todo listo para posesionar a Yepes Arcila y entregarle el expediente de Linares para su revisión. Sin embargo, Causa Justa alertó al alto tribunal sobre un supuesto conflicto de competencia que tendría el conjuez elegido, pues en la Sala Plena hay una tutela bajo estudio en la que él actúa como abogado defensor. En ese proceso, el magistrado ponente es, precisamente, Alejandro Linares, lo que para las demandantes que buscan la despenalización del aborto en Colombia constituye una posible violación al debido proceso y la sana administración de justicia. Así se lo hicieron saber a la Corte a través de un recurso jurídico que ya estudian los magistrados y los tiene reflexivos.

Lea aquí: Así está el panorama del aborto

El trasfondo de ese análisis es que lo lógico sería recusar o aceptar un impedimento para que Yepes no sea el conjuez del caso. Sin embargo, ese protocolo no lo permite la ley. Así lo estipula el decreto que reglamenta lo que se puede hacer o no en un proceso ante la Corte Constitucional: “No están impedidos ni son recusables los magistrados y conjueces a quienes corresponda la decisión sobre impedimentos o recusaciones”. Sin embargo, para las abogadas de Causa Justa, es claro que debe existir otro procedimiento para evitar precisamente lo que estaría sucediendo en el caso del aborto. Su propuesta es que la Sala Plena haga un nuevo sorteo en el marco del impedimento presentado por el magistrado Linares, de modo que se designe a otro conjuez sin conflictos de interés”.

El proceso paralelo que volvió a frenar el debate del aborto, en el que Yepes es el abogado apoderado de una de las partes, es una vieja y millonaria pelea jurídica por un contrato para la administración, operación y mantenimiento del polémico relleno sanitario Doña Juana en Bogotá. En el centro de la pelea están la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp) y la empresa Proactiva Doña Juana (la que representa el conjuez). La terminación unilateral del contrato los llevó a protagonizar todo tipo de recursos jurídicos, demandas, tutelas y hasta dos tribunales de arbitramento. Aunque la pelea comenzó hace casi 10 años, hoy la Corte Constitucional sigue revisando uno de esos documentos.

La tutela de Yepes pide que se amparen los derechos de Proactiva, pues asegura que el “itinerario de denegaciones de justicia” llevó a que la empresa no haya podido recuperar el dinero que invirtió en el contrato para administrar el relleno sanitario Doña Juana. En uno de los puntos del proceso, un laudo arbitral le ordenó a Proactiva pagar $36 mil millones a la Uaesp, una orden que, dice el abogado, terminó afectando el patrimonio de Proactiva. Fuentes del alto tribunal le explicaron a este diario que sí habría consenso para apartar a Yepes del expediente “por las altas pretensiones de la demanda y lo que una decisión de la Corte Constitucional podía significar para esos intereses”.

El debate que quedó suspendido

El expediente del aborto sufrió un frenazo en seco hace una semana, cuando la votación sobre un impedimento contra el magistrado Linares, quien dio declaraciones en medios de comunicación sobre el aborto, quedara empatado en cuatro votos. De allí surgió el nombre de Yepes como el llamado a desequilibrar la balanza. Lo que vendría ahora es que la Sala Plena debe analizar los argumentos de Causa Justa y determinar si aprueba la recusación en contra de Yepes. De ser así, nuevamente se debe realizar un sorteo para conocer un nuevo conjuez. Este, a su vez, se tomará entre una y dos semanas para analizar el impedimento presentado por Linares y después convocar Sala Plena para debatir el caso.

El segundo escenario es que los ocho magistrados no acepten la recusación contra Yepes, y este siga conociendo el proceso. Se espera que durante los próximos días se convoque a Sala Plena para debatir sobre el impedimento presentado por Linares. Además, los magistrados están a contrarreloj para tomar una decisión de fondo este año, pues el próximo 16 de diciembre empezará la vacancia judicial y, en caso de no resolverse las recusaciones e impedimentos, el debate quedaría para el próximo año. Aunque la discusión del aborto estaba prevista para que tuviera un final antes del 19 de noviembre pasado, el impedimento de Linares suspendió los términos en ambas ponencias.

Si la Sala Plena acepta el argumento de Causa Justa, el futuro del impedimento de Linares en el expediente de aborto estaría en uno de los 17 conjueces restantes: Kenneth Burbano Villamarín, Ruth Stella Correa Palacio, Juan Carlos Cortés González, José Miguel de la Calle Restrepo, Mauricio Fajardo Gómez, Emilssen González de Cancino, Adriana Guillén Arango, Juan Carlos Henao Pérez, Alier Eduardo Hernández Enríquez, Julio Andrés Ossa Santamaría, Hernando Parra Nieto, Jorge Gabino Pinzón Sánchez, Mauricio Piñeros Perdomo, Héctor Riveros Serrato (candidato para la Corte Constitucional), Humberto Antonio Sierra Porto, Helí Abel Torrado o William Zambrano Cetina.

Comparte: