Publicidad
17 Sep 2021 - 11:00 a. m.

“Si mi vida se apaga, alcé mi voz”: lideresa Mayerlis Angarita fue amenazada

La lideresa de Montes de María denuncia que teme por su vida y que la Unidad Nacional de Protección (UNP), aunque conoce la situación, no escucha ni atiende sus solicitudes.

Jhordan C. Rodríguez

Felipe Morales Sierra

Periodista Judicial
Lideresa social de los Montes de María y fundadora de la red de mujeres víctimas y sobrevivientes "Narrar para Vivir", recibió los restos de su madre, Gloria Robles, asesinada por paramilitares, luego de 26 años de perderla.
Lideresa social de los Montes de María y fundadora de la red de mujeres víctimas y sobrevivientes "Narrar para Vivir", recibió los restos de su madre, Gloria Robles, asesinada por paramilitares, luego de 26 años de perderla.
Foto: Mauricio Alvarado Lozada

La lideresa social de los Montes de María, Mayerlis Angarita, fundadora de la red de mujeres víctimas “Narrar para Vivir”, denunció que teme por su vida. Según Angarita, ha sido víctimas de persecución y hostigamiento y también sospecha que su esquema de seguridad fue infiltrado por grupos que buscan atentar contra su vida y contra mujeres miembros de la organización. La lideresa dice que han presentado solicitudes a la Unidad Nacional de Protección (UNP), pero la entidad no ha prestado atención al caso.

Lea también: Lo bueno, lo malo y lo feo de las redes sociales para los y las líderes en Colombia

En entrevista con este diario, la lideresa manifestó que teme por sus hijos, por sus compañeras y por ella misma. “Si no paran esta persecución, esta campaña de estigmatización y desprestigio, a nosotras nos van a matar”, expresó. Adicionalmente, Angarita mencionó que, dentro de las amenazas que ha enfrentado, está la del Clan del Golfo. Así mismo, aseguró que “hoy el riesgo político para nuestra organización y para mí es más alto que el riesgo de los grupos armados”.

Podría interesarle: Mujeres, educación y movilidad social

Según Mayerlis Angarita, la persecución contra líderes sociales es sistemática, pues asegura no ser la única víctimas que sufre la situación. “Si esto lo hacen conmigo que tengo un reconocimiento y un respaldo bastante fuerte, ¿qué les espera a los otros líderes?”. Por otra parte, manifestó la lideresa, que un agravante en su situación es la violencia basada en género, pues sostuvo que “a nosotras las mujeres nos cobran en lo público la vida privada. Inventan que somos prostitutas, que nos acostamos con los escoltas (...) por ahí nos van destruyendo la vida”.

Le recomendamos: Tras 26 años, la lideresa Mayerlis Angarita recibió el cuerpo de su madre desaparecida

La lideresa manifestó que la persecución de la que es víctima tiene un relación directa con las curules en el Congreso para las víctimas del conflicto. Según Angarita, como víctimas, tienen un amplio apoyo en los distintos territorios, situación que para ellas no es de agrado para muchos, pues, como manifestó “las curules de las víctimas no son para las Farc, como dicen. Aquí la pelea es con las casas políticas tradicionales, que no quieren que nosotras lleguemos al Congreso”.

Según dijo Mayerlis Angarita, ella misma ha presentado varias quejas ante la UNP para que sea la entidad la que denuncie ante la Fiscalía los supuesto hechos de violencia de los que ha sido víctima, según dice, por parte de miembros de su esquema de seguridad. Entre ellos, explica ella misma, comentarios denigrantes y mensajes obscenos. De acuerdo con su denuncia, la Unidad le contestó que ella misma tenía que adelantar esas denuncias porque su esquema de seguridad no era de hombres suyos, sino de una empresa contratada por la UNP.

Lea también: ‘Aunque autoridades lo nieguen, los gaitanistas están en Montes de María’: líderes sociales

La organización presidida por Mayerlis Angarita presentó una petición a la Personería municipal de San Juan Nepomuceno (Bolívar), con el fin de señalar una supuesta estigmatización por parte de funcionarios públicos y del alcalde del municipio. En la misiva, la organización manifestó que “desde que inicio la pandemia, las amenazas por parte de grupos que se autodenominan Autodefensas Gaitanistas de Colombia (Clan del golfo) a nuestra organización y a nuestra directora la Dra. Mayerlis Angarita Robles no han parado, hechos que han sido públicos y puesto en conocimiento a las autoridades”.

Podría interesarle: (Pódcast) Mayerlis Angarita y el sancocho que se lleva los pesares

Igualmente, en ese texto, “Narrar Para Vivir” sostuvo que “muy a pesar de esto, la organización y la directora de Narrar para Vivir no ha tenido ningún tipo de acompañamiento en estos dos años por parte de funcionarios de la administración municipal y mucho menos del señor alcalde municipal de San Juan Nepomuceno”. Así mismo, sostuvieron que “es de aclarar que ni en los tiempos más duros del conflicto armado fuimos atacadas o perseguidas de esta forma por la administración local”.

Le recomendamos: Atacan a Mayerlis Angarita, líder social de Montes de María, en Barranquilla

Así mismo, El Espectador conoció un documento remitido al director de la UNP, Alfonso Rafael Campo, en el que la propia Angarita manifiesta que “la zozobra de la muerte me ronda todos los días que salgo a realizar mi labor pienso en mis hijos pido a Dios protección y fuerzas para seguir”. Este diario intentó ponerse en contacto con el director Ocampo para que diera su versión sobre este caso, pero al cierre de esta edición no obtuvo respuesta.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias