Publicidad
6 Oct 2022 - 12:00 p. m.

Sor Teresa, la depositaria de secretos de los Castaño, tiene hoy cita en la JEP

Una de las personas que conoció las entrañas del proyecto paramilitar para legalizar el despojo de campesinos en Urabá y Chocó está citada para declarar este jueves 6 de octubre. De sus primeras confesiones depende que pueda ser aceptada por esta jurisdicción.
Juan David Laverde Palma

Juan David Laverde Palma

Colaborador de El Espectador
Sor Teresa Gómez, hermanastra del clan Castaño, obtenía firmas de campesinos para arrebatarles sus tierras. / Archivo El Espectador
Sor Teresa Gómez, hermanastra del clan Castaño, obtenía firmas de campesinos para arrebatarles sus tierras. / Archivo El Espectador

Sor Teresa Gómez Álvarez lleva más de 40 años custodiando los secretos de la Casa Castaño Gil. Creció junto a ellos en Amalfi, Antioquia, y se casó con uno de ellos, Ramiro de Jesús Castaño Gil, fallecido en 1984. Además, es suegra de Jesús Ignacio Roldán, alias Monoleche, confeso asesino del exjefe de las autodefensas Carlos Castaño Gil en hechos ocurridos en abril de 2004. Un crimen que fue ordenado por su hermano Vicente Castaño Gil, años después también desaparecido. La historia de estos crímenes cruzados, la expansión del paramilitarismo en Antioquia y los cheques de sus primeros patrocinadores, la legalización del despojo campesino, el asesinato de líderes sociales, entre otro largo etcétera de delitos perpetrados por sus cuñados, son episodios que conoce bien Gómez Álvarez. Justamente este 6 de octubre esta protagonista de la guerra en Colombia tendrá que declarar ante la JEP por el macrocaso 04 que indaga la violencia en Urabá desde 1986.

Juan David Laverde Palma

Por Juan David Laverde Palma

Periodista de la Unidad Investigativa de Noticias Caracol y colaborador del diario El Espectador. Periodista y magíster en Estudios Políticos.@jdlaverde9jdlaverde@caracoltv.com.co
Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar