Publicidad
26 Nov 2021 - 1:40 p. m.

“Todo se nos vino abajo”: Víctor Escobar sobre la negación de su eutanasia

El pasado 23 de noviembre, el Tribunal Superior de Cali negó la eutanasia del señor Víctor Escobar por un trámite administrativo. Con 17 patologías y dificultad para hablar, el adulto mayor habló con El Espectador sobre el trámite judicial. Comparó su caso con el de Martha Sepúlveda.
Víctor Escobar, un hombre con múltiples enfermedades que espera morir con dignidad.
Víctor Escobar, un hombre con múltiples enfermedades que espera morir con dignidad.
Foto: Cortesía Víctor Escobar

Esta semana el Tribunal Superior de Cali negó la eutanasia del señor Víctor Escobar, solicitada vía tutela tras dos años de tomar la decisión final. El adulto mayor de sesenta años tiene un total de 17 patologías, entre ellas una enfermedad pulmonar obstructiva crónica, hipertensión pulmonar, secuelas de accidente cerebrovascular, depresión, movilidad reducida y artrosis severa. La razón del tribunal se debe a que, en primera instancia, el Juzgado 17 Civil de Circuito de Cali no vinculó al trámite de tutela al interventor de Coomeva EPS ante la Superintendencia de Salud.

Lea: Suicidio médicamente asistido: la nueva demanda por la muerte digna

Tal fue el error administrativo que el Tribunal ordenó declarar la nulidad de todas las actuaciones en el trámite de tutela, lo cual dejó el caso de Víctor Escobar en el limbo, extendiendo su espera por la muerte digna. Ha sido uno de los abanderados de la eutanasia, explicando que tarde que temprano a todos les llega la muerte. Su abogado, Luis Carlos Giraldo, reinició el expediente y el mismo Juzgado 17 admitió la tutela el pasado 23 de noviembre. El apoderado judicial asegura que Escobar cumple con todos los requisitos y en los próximos días podría haber noticias positivas. El adulto mayor, por su parte, no quiere extender más su sufrimiento, como le dijo a este diario.

¿Cómo tomó la última decisión de la justicia en su caso?

Desafortunadamente triste por la noticia. La idea era que todo saliera bien y que la notificación continuara. Mi familia lo tomó con tristeza porque ya se había hablado, me brindaban el apoyo y desafortunadamente salí con esto. Todo se nos vino abajo, lo que teníamos programado. Seguimos en este sufrimiento.

Le puede interesar: Así se mueve la demanda que podría despenalizar el suicidio médicamente asistido

¿A qué se refiere con “lo que teníamos programado”?

Teníamos programada la fecha de la eutanasia, una reunión familiar. Habíamos hablado de hacer una pequeña despedida, de compartir en familia. Todo eso se había programado. Mi familia está resignada a todo lo que nos ha sucedido, sabemos que no ha sido aprobada mi eutanasia en ningún momento.

Su abogado, Luis Giraldo, asegura que el nuevo trámite puede durar poco y podría ser favorable ¿Qué espera que pase en los últimos días?

No nos ilusionamos ni mucho menos. Hay que esperar el tiempo y esperar que notificación nos dan. Ya en dos ocasiones me han dicho que no. Hay que esperar.

Lea también: Juez ordena a Incodol practicar la eutanasia solicitada por Martha Sepúlveda

¿Hoy se siente igual emocionalmente, como cuando decidió acceder a la muerte digna?

Sí claro. Sigo igual en mi decisión y la seguiré hasta el final. No hay nada que me haga cambiar mi decisión.

¿Se siente reflejado en el caso de Martha Sepúlveda, a quien le negaron la eutanasia dos días antes de la fecha programada?

Sí, doña Martha es otra paciente que ha estado luchando por tener una muerte digna y desafortunadamente cuando estaba todo programado para ella, se la niegan. Estamos igual. Yo me sentí mal por ella. Ese era su anhelo y era la terminación de su vida. Si estuviera aquí, intentaría darle fuerza. Tener la esperanza de que tarde o temprano nos aprueben.

Lea: Incodol, la IPS que a última hora no dejó morir dignamente a Martha Sepúlveda

En la Corte Constitucional cursa una demanda para despenalizar el suicidio medicamente asistido, en el cual el paciente causa su propia muerte, bajo las mismas reglas de la eutanasia ¿Qué opina de ello?

Me gustaría contar con esa posibilidad. Sería fantástico que uno fuera el último que lo accionara. Creo que sería algo personal, que uno mismo dé el toque de vida. La muerte es lo más seguro que tenemos. Desafortunadamente, las personas no se preparan. Yo estoy preparado para recibirla en el momento que llegue. No tengo miedo a morir. Tarde o temprano va a llegar.

***

La IPS Centro Médico Imbanaco es la llamada a realizar la eutanasia, de acuerdo con el expediente. Víctor Escobar no puede realizar ninguna actividad por su cuenta y todos los días expectora sangre. Su familia lo acompaña con su decisión. La tutela llegó al Tribunal Superior de Cali tras impugnación de su EPS, Coomeva.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.