Publicidad
27 Apr 2021 - 5:08 p. m.

Tras dos años de espera, por fin habrá fallo en caso del empresario Andrés Jaramillo

El Espectador denunció el pasado 24 de abril que el juicio del empresario Andrés Jaramillo, acusado de haber entregado sobornos por el carrusel de la contratación, va a cumplir dos años en suspenso y sin fallo. Tras la publicación, ya se fijó fecha para que el juez del caso anuncie si el expresidente de Conalvías es inocente o culpable.
Andrés Jaramillo, expresidente de Conalvías, habría pagado casi $2.000 millones en sobornos a concejales de Bogotá y a funcionarios de la Alcaldía, en el marco del llamado carrusel de la contratación. Él lo niega.
Andrés Jaramillo, expresidente de Conalvías, habría pagado casi $2.000 millones en sobornos a concejales de Bogotá y a funcionarios de la Alcaldía, en el marco del llamado carrusel de la contratación. Él lo niega.

Según la ley colombiana, una vez termina un juicio penal, el juez tiene un máximo de dos horas para dictar el sentido del fallo, es decir, declarar inocente o culpable a un investigado. Una norma que, en el país, se cumple excepcionalmente. Sin embargo, en el caso del empresario Andrés Jaramillo López, expresidente de Conalvías, acusado por el carrusel de la contratación en Bogotá, ya van a cumplirse dos años sin que se conozca la sentencia, lo cual también es excepcional. Tras una reciente denuncia de El Espectador, el centro de servicios de Paloquemao fijó fecha para la esperada audiencia.

En contexto: El accidentado proceso contra el empresario Andrés Jaramillo

El próximo 23 de julio, dos años y un mes después de la última diligencia, el Juzgado Segundo Penal del Circuito de Bogotá anunciará si Andrés Jaramillo es inocente o culpable por los delitos de cohecho -es decir, soborno- e interés indebido en la celebración de contratos. La Fiscalía cree firmemente que él entregó millonarias coimas (casi $2.000 millones) a tres concejales y a Iván Hernández Daza, exdirector de la Unidad de Mantenimiento Vial (UMV), a cambio de un contrato para reparar la malla vial bogotana en 2010.

Este diario consultó con fuentes cercanas al proceso y encontró que había una profunda preocupación por la excesiva tardanza del proceso, cuyos hechos ya cumplieron más de una década. “No es razonable, es que no es razonable, la ley habla de dos horas y vea en lo que vamos”, explicó un curtido abogado, quien prefirió omitir su nombre. Mientras la Fiscalía y Contraloría pidieron celeridad en el proceso, Jaramillo sostiene su inocencia frente al cargo de haber entregado entre 2010 y 2011 alrededor de $1.930 millones en sobornos.

La Fiscalía tiene a favor de su hipótesis una serie de pruebas que, en su criterio, podrían llevar a Jaramillo a una condena. Los exconcejales Andrés Camacho Casado, Orlando Parada Díaz e Hipólito Moreno Gutiérrez, así como el exdirector de la UMV, Iván Hernández Daza, ya fueron condenados por el carrusel de la contratación. De acuerdo con la investigación, a Camacho le entregaron $300 millones, a Moreno $535 millones, a Parada $944 millones, y a Moreno, como ordenador del gasto en la UMV, $150 millones.

En contexto: A la cárcel expresidente de Conalvías, Andrés Jaramillo, por “carrusel de la contratación”

De acuerdo con la investigación, los exconcejales utilizaron esos dineros para sus campañas políticas. En las operaciones habría participado el empresario Javier Mejía Bernal, socio de Jaramillo en la Unión Temporal Vías Patria Ingeniería, con la cual se llevó a cabo la reparación a la malla vial de Bogotá. La UMV firmó con la unión temporal el contrato 078 de 2010, cuyo costo inicial fue de $43.515 millones, pero que, tras dos adiciones, tuvo un valor final de $65.482 millones.

Mientras los exconcejales Camacho Casado e Hipólito Moreno y el exdirector de la UMV Hernández Daza aceptaron su responsabilidad por el carrusel de la contratación y fueron condenados por recibir dineros, tanto Andrés Jaramillo como su socio Javier Mejía Bernal siguen en juicio. Lo último que se sabe sobre Jaramillo, expresidente de Conalvías, es que la Fiscalía y la Procuraduría pidieron condenarlo el 26 de junio de 2019, día de los alegatos finales.

Investigación paralela: Fiscalía pide condena para Andrés Jaramillo por “carrusel de contratación”

Ese mismo día, el Juzgado Segundo Penal del Circuito de Bogotá manifestó que no podía dictar el sentido del fallo. Luego, envió correos indicando que el 2 de agosto de 2019 se iba a llevar a cabo la diligencia. Sin embargo, la audiencia no tuvo lugar porque Jaramillo estaba con incapacidad médica. Entonces, el despacho dejó la lectura del sentido del fallo para el 29 de noviembre de 2019, pero nunca se instaló. Se convocó para el 20 de marzo de 2020, pero la pandemia por el COVID-19 hizo lo suyo. Desde entonces pasaron 13 meses y hasta ahora, tras denuncia de El Espectador, el juzgado dio señales de vida.

Síguenos en Google Noticias