24 Nov 2020 - 1:44 a. m.

Tras paro armado de los Caparros, Policía captura a dos personas que lo promovieron

El pasado fin de semana, el grupo de origen paramilitar decretó el cierre del comercio y el tráfico de vehículo, luego de que su jefe máximo muriera en medio de un operativo de la fuerza pública. Entre los detenidos estaba un menor de edad.

La Dirección de Inteligencia de la Policía y el Gaula de esa institución de Antioquia capturaron a dos integrantes del grupo de origen paramilitar los Caparros en zona rural del Bajo Cauca antioqueño. Los presuntos integrantes del grupo criminal, que nace como una disidencia de las Agc o Clan del Golfo, se movilizaban en el corregimiento de Puerto Bélgica del municipio de Cáceres. Las dos personas atacaron a seis vehículos de servicio público con armas de fuego. La medida empezó el viernes 20 de noviembre en los municipios del Bajo Cauca: Cáceres, El Bagre Caucasia y Tarazá, luego de que hace ocho días Caín, máximo líder del grupo armado, muriera en medio de un operativo de la fuerza pública.

“Allí (en Puerto Bélgica) las unidades policiales emprendieron labores de inteligencia y seguimiento, materializando diligencias de registro y allanamiento, logrando la captura de alias ´Vallejo ' y un menor de edad, quienes se dedicaba a la comisión de los delitos de homicidio, extorsión y tráfico de estupefacientes en esta jurisdicción. Se incautaron 443 panfletos alusivos al paro armado establecido por este grupo al margen de la ley, una agenda con información previa sobre extorsiones y contabilidad munición de diferentes calibres, radio de comunicaciones, uniformes camuflados (...)”, señaló el comandante de la Policía en Antioquia, Jorge Miguel Cabra.

El Bloque Virgilio Peralta Arenas, como se autodenominan, Los Caparros es uno de los grupos armados más violentos del Bajo Cauca antioqueño, a quienes se les atribuyen desplazamientos forzados, homicidios selectivos y masacres, como la ocurrida en Nechí (Antioquia) el pasado 4 de noviembre. La Fiscalía los señala de haber asesinado a por lo menos seis líderes sociales. Herederos del paramilitarismo, han consolidado su dominio sobre el narcotráfico y la minería ilegal. Además, las autoridades señalan que tienen alianzas con el cartel mexicano de Jalisco Nueva Generación y con el Eln.

El origen de los Caparros o Caparrapos

Flechas ha sido testigo directo del paramilitarismo en Colombia y sus posteriores mutaciones durante las últimas dos décadas. Primero, hizo parte del Bloque Mineros de las Autodefensas Unidas de Colombia, comandadas por alias Cuco Vanoy, quien se encuentra en Estados Unidos cumpliendo una pena por narcotráfico desde 2008. Fue durante esos años que Flechas conoció a Caín y luego, de la mano de este, pasó a integrar las Agc, grupo que en un inicio lideró Don Mario y que ha sido rotulado por las autoridades con distintos nombres: los Urabeños, Clan Úsuga y ahora Clan del Golfo.

Una de las versiones sobre el origen de los Caparros es que en 2009, tras la desmovilización del bloque Mineros, Virgilio Peralta Arenas, alias Víctor Caparrapo (oriundo de Caparrapí, Cundinamarca) se consolidó un grupo disidente de los paramilitares, pero que no tuvo gran influencia, terminó aterrizando en la estructura de Don Mario y luego resultó subordinado a los hermanos Úsuga David, es decir, de alias Otoniel. En 2017, con la salida de las Farc del escenario de la guerra, el frente Virgilio Peralta Arenas -como se autodenominan los Caparros- se expandieron por el Bajo Cauca y se fueron alejando de Otoniel.

De acuerdo con alias Macaco, exjefe del bloque Central Bolívar de las Auc, quien regresó a Colombia en 2019 (luego de 11 años preso en los Estados Unidos) los Caparros fueron creados en 1996. De acuerdo con Macaco, Víctor Caparrapo reclutó a varios hombres de su tierra para integrar un grupo paramilitar al que se le denominó los Caparrapos. Ese año, Vicente Castaño, una de las cabezas del paramilitarismo a nivel nacional, le propuso a este y otros grupos crear las Autodefensas Unidas de Córdoba y Urabá (Accu). Caparrapo se unió al bloque Mineros de Cuco Vanoy, quien a su vez pactó con Macaco repartirse el Bajo Cauca antioqueño para no generar disputas internas.

Comparte: