6 Sep 2019 - 4:16 p. m.

Tribunal Superior de Bogotá deja en firme absolución a Carlos Albornoz, exdirector de la DNE

El exfuncionario era investigado por presuntas irregularidades que rodearon la entrega de bienes incautados a organizaciones relacionadas con el narcotráfico mientras encabezó la Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE). En agosto fue absuelto en primera instancia.

Redacción Judicial

Carlos Salvador Albornoz Guerrero, exdirector de la Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE). / Archivo El Espectador.
Carlos Salvador Albornoz Guerrero, exdirector de la Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE). / Archivo El Espectador.

La decisión que tomó hace exactamente un año y un mes un juzgado de Bogotá de absolver al exdirector de la Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE), Carlos Albornoz Guerrero, acaba de ser confirmada por el Tribunal Superior de Bogotá en segundo instancia. El hijo del exsenador Carlos Albornoz Rosas era investigado por presuntas irregularidades que rodearon la entrega de bienes incautados a organizaciones relacionadas con la mafia y el narcotráfico mientras Albornóz Guerrero era la cabeza de esa dirección.

Al igual que la decision de primera instancia por parte de un juzgado de Bogotá, el tribunal de la capital señaló que la Fiscalía no presentó pruebas suficientes para demostrar que Albornoz Guerrero había manejado de manera irregular los bienes incautados a organizaciones criminales. El ente investigador lo señalaba de haber cometido dos delitos: peculado por apropiación y prevaricato por omisión.

El caso por el que la Fiscalía decidió investigarlo estaba relacionado por la "irregular", según el ente investigador, la administración y venta del predio Granja 32  ubicado en Cota (Cundinamarca). El inmueble fue vendido en junio de 2007 al médico Tito Arcadio Perilla y su esposa por la suma de $1.200 millones, una cifra que, de acuerdo con la Fiscalía, estaba muy por debajo del avalúo.

(Le sugerimos: Granja 32: el bien que enreda a exdirectores de la DNE)

El ente investigador consideró que con esta acción se ocasionaba un detrimento patrimonial al Estado por una suma cercana a los $2.000 mil millones ya que el predio, en realidad, estaba avaluado en una suma cercana a los $3.500 millones. En la decisión de primera instancia, el juzgado también absolvió a Tito Arcadio Perilla, a su esposa, Ana Lucía Estrada, y a Carlos Enrique Robledo Solano, exsubdirector de la DNE.

El predio Granja 32 pertenecía al narcotraficante tolimense Guillermo Ortiz Gaitán, quien murió en febrero de 2002. Ortiz nunca fue condenado por la justicia colombiana, que lo investigaba por lavado de activos y narcotráfico durante el proceso 8.000, y además era requerido por las autoridades italianas por tráfico de drogas.

 

Manténgase informado sobre las últimas noticias que suceden en Colombia y el Mundo, el más completo cubrimiento noticioso todos los días con el periódico El Espectador.

 

Síguenos en Google Noticias