Publicidad
28 Oct 2020 - 9:25 p. m.

U. Nacional y Judicatura repetirán examen para jueces que tenía “respuestas absurdas”

A finales de 2018, un grupo de 44 mil abogados participó en un concurso para ser elegibles en diferentes vacantes de Tribunales de todo el país, sin embargo, habrían obtenido resultados insuficientes producto de errores en el sistema de la institución que creó la evaluación. Un profesional denuncia que le calificaron como incorrecto responder que 4.000 es la diferencia entre 10.000 y 6.000.
El Consejo de Estado organizó un examen para 44 mil abogados, quienes podrían ser preseleccionables en potenciales concursos para juez o magistrado. Archivo particular.
El Consejo de Estado organizó un examen para 44 mil abogados, quienes podrían ser preseleccionables en potenciales concursos para juez o magistrado. Archivo particular.

A la Convocatoria N°27 del Consejo Superior de la Judicatura, iniciada en agosto de 2018, se presentaron 44 mil abogados para vacantes de jueces y magistrados de Tribunales en toda Colombia. Los profesionales presentaron pruebas de aptitudes y conocimientos, pero el sistema de evaluación, creado por la Universidad Nacional, habría presentado fallas tan absurdas como calificar incorrecto que 4.000 es el resultado de restarle 6.000 a 10.000. Las pruebas se repetirán y la institución involucrada asumirá los costos.

Le puede interesar: “No se las dé de verraca”: amenazan a magistrada que interrogó a Mancuso.

Por tal razón, tanto la Universidad Nacional, que elaboró el examen, como el Consejo Superior de la Judicatura, que abrió la convocatoria de elegibles, se pronunciaron en la tarde de este miércoles. Las entidades confirmaron que “durante el desarrollo de la Convocatoria N°27 se han presentado inconsistencias de diversa índole, que han afectado la calificación de pruebas de aptitudes y conocimientos, lo que ha generado un conjunto de peticiones, reclamos y acciones judiciales”.

Por esta razón, tras evaluar que tales errores no “permiten satisfacer las expectativas de quienes aspiran a ocupar los cargos de jueces y magistrados”, tanto la Universidad Nacional como el Consejo Suprior de la Judicatura se comprometieron a repetir la evaluación a todos los aspirantes. “La administración de la carrera judicial se debe orientar a atraer y retener los servidores más idóneos”, concluyó la Judicatura en un comunicado.

Como contó la emisora La F.M. en la mañana de este miércoles, un grupo de abogados afectados se reunió en Bogotá, el pasado 14 de abril, para debatir las respuestas que la prueba de la Universidad Nacional les había calificado como incorrectas. Encontraron que, de las 50 preguntas, la gran mayoría tuvo un promedio de 13 bien contestadas, sin embargo, fallaron en problemas jurídicos o matemáticos que el sistema validó de manera “absurda”.

“Todo el mundo se rajó. (En la reunión) al momento de la exhibición de las preguntas y respuestas nos damos cuenta de que las respuestas que tenía la Universidad Nacional como correctas eran las más absurdas. Hay unos casos completamente en los cuales es evidentes el error”, le explicó a la emisora el abogado Guillermo Arrazola, asesor de la Sala Penal del Tribunal de Cartagena.

Luego de la intervención de Arrazola, quien asegura que es absurdo que alguien haya pasado el examen, el abogado penalista Camilo Espinel explicó que no se trata de un asunto de falta de conocimiento, sino un error de programación. “Como dice el compañero, logramos constatar que efectivamente existieron errores. Las preguntas como tal están bien diseñadas y dentro de las opciones de respuesta se encuentra la opción correcta. Sin embargo, cuando nosotros entramos a verificar los cuadernillos nos damos cuenta que la opción que se marcó como correcta por parte de la institución es la más ilógica y la más absurda”, agregó Espinel.

De acuerdo con las denuncias, para la mayoría de los presentes en la reunión hay respuestas que pueden, en un caso excepcional, ser debatidas en interpretación porque “la palabra todo lo puede”. Sin embargo, los presuntos errores se extendieron a problemas matemáticos: por ejemplo, tanto Arrazola como Espinel dijeron que les calificaron mal responder que 4.000 es la diferencia entre 10.000 y 6.000. “Todos sabemos que las matemáticas son exactas, son perfectas y nos dan aquí y en cualquier lado del mundo”, expresó el abogado de Cartagena.

Le puede interesar: Consejo de Estado tiene nueva magistrada, egresada de la Universidad Nacional.

Por último, el Consejo Superior de la Judicatura divulgó un nuevo cronograma para la viciada Convocatoria N°27. Quienes esperaban haber sido preseleccionados para luego concursar por el puesto de juez o magistrado de Tribunal, tendrán que esperar hasta el 22 de febrero de 2021 cuando se cite a pruebas nuevamente. Después de eso, la evaluación, que en principio le quedó mal a la Universidad Nacional, se volverá a aplicar el 21 de marzo del próximo año.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.