Publicidad
18 Jun 2020 - 2:29 p. m.

US$10 millones: la recompensa que ofrece EE.UU. por “Iván Márquez” y “Jesús Santrich”

El secretario de Estado del gobierno Trump, Michael Pompeo, acaba de anunciar que hasta esa cantidad está dispuesto a pagar Estados Unidos a cambio de información que permita llevar a los exjefes guerrilleros a ese país a afrontar el proceso que se abrió contra ellos por cargos de narcotráfico.
Iván Márquez y Jesús Santrich, el día en que anunciaron que retomaban las armas: 29 de agosto de 2019.
Iván Márquez y Jesús Santrich, el día en que anunciaron que retomaban las armas: 29 de agosto de 2019.
Foto: Tomada de Youtube

Estados Unidos quiere que el indictment (acusación) que profirió contra los exjefes guerrilleros Jesús Santrich e Iván Márquez, exmiembros del Secretariado de las Farc, sea más que un papel con señalamientos en contra de ambos. Por eso, el secretario de Estado de la administración Trump, Michael Pompeo, acaba de anunciar que ese país ofrece hasta US$10 millones por información que permita llevar a la captura de los dos hombres, quienes, creen las autoridades colombianas, se encuentran refugiados en Venezuela. (Iván Márquez, “Santrich”, “El Paisa” y “Romaña” vuelven a la guerra)

“Estados Unidos valora su alianza con Colombia. Continuaremos con el fuerte compartimiento de información para que se cumplan las leyes colombianas y estadounidenses y con los esfuerzos por reforzar las capacidades, que son esenciales para desmantelar organizaciones criminales trasnacionales que operan en la región. Compartimos la preocupación de Colombia de que el régimen de (Nicolás) Maduro esté apoyando a grupos armados ilegales colombianos”, señaló Michael Pompeo.

De acuerdo con el comunicado expedido por el Departamento de Estado, la recompensa se ofrece en el marco de su programa de recompensas para temas de narcotráfico: “Más de 75 grandes narcotraficantes han sido presentados a la justicia bajo el programa, que comenzó en 1986. El Departamento ha pagado más de US$130 millones en recompensas por información que ha llevado a capturas”. Es decir que solo por Márquez y Santrich se ofrece hasta el 15 % del presupuesto que ha manejado el Departamento de Estado para recompensas por narcotráfico en los últimos 34 años.

Emilio Archila, consejero Presidencial para la Estabilización y la Consolidación, calificó el anuncio del gobierno estadounidense como “positivo”: “La captura de estos dos sujetos que convocan al terrorismo y al narcotráfico sería un buen aporte a la estabilidad del proceso en que aproximadamente 13 mil excombatientes están comprometidos con la legalidad” y entre quienes, dice Archila, no tuvieron eco los llamados de los exjefes guerrilleros a retomar las armas.

El pasado 26 de marzo, el fiscal general de Estados Unidos, William Barr, anunció cargos por narcotráfico contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. Ese indictment incluía los nombres de Luciano Marín (Iván Márquez y de Seuxis Hernández (Jesús Santrich). El primero desertó de su escaño en el Congreso para volver a la ilegalidad; el segundo lo hizo mientras ya tenía una investigación abierta tanto en Colombia como en Estados Unidos relacionada con el intento de llevar un cargamento de 10 toneladas de cocaína a EE.UU. (Honduras, Maiquetía y otras revelaciones que figuran en el “indictment” contra Maduro)

Para la justicia estadounidense hay evidencias suficientes de que, desde 1999 -año en que Hugo Chávez llegó al poder en Venezuela-, altos funcionarios del gobierno venezolano conformaron un grupo que Estados Unidos llama el Cartel de los Soles, en referencia a que a este pertenecerían generales (quienes llevan soles en las solapas para mostrar su rango). A ese cartel, dice EE.UU., pertenece el presidente Nicolás Maduro, quien habría traficado droga con ayuda de las Farc.

La firma del Acuerdo de Paz en 2016 dejó claro que ningún miembro de las Farc podría ser extraditado por delitos relacionados con narcotráfico si estos se cometieron antes de la firma del Acuerdo. El problema para Santrich fue que, según la DEA, su intento de enviar droga a EE.UU. se dio después del 1° diciembre de 2016, lo cual él negó hasta que decidió convertirse en prófugo de la justicia. (Así es la extradición para los ex Farc que se acojan a la JEP)

En el indictment contra el presidente venezolano Nicolás Maduro y los exjefes de la Farc se lee, básicamente, que desde 1999 ellos están inmersos en el negocio de la comercialización de estupefacientes. En el caso de los exguerrilleros, como cabezas de la guerrilla que dieron al orden a su organización de volcarse al tráfico de drogas. Y, por, eso, Estados Unidos los quiere en su territorio para que vayan a juicio. Maduro, hasta la fecha, rechaza los cargos y acusa al gobierno Trump de conspirar para sacarlo del poder por vías ilegítimas. (El eslabón de Marlon Marín en el caso de narcotráfico contra Nicolás Maduro)

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar