15 Aug 2019 - 2:46 a. m.

Valledupar, ¿en manos de quién quedará?

Ernesto Orozco pisa fuerte para hacerse a la Alcaldía de Valledupar, pero en su pasado como director de la caja de compensación de la región hay denuncias que no son menores. Su equipo de campaña asegura que intentan desprestigiarlo.

Juan Sebastián Lombo Delgado

Valledupar, ¿en manos de quién quedará?

No se había terminado el 2018 y Ernesto Orozco Durán ya se perfilaba como el gran favorito a quedarse con la Alcaldía de Valledupar para el período 2020-2023. Desde entonces ha revalidado su favoritismo, punteando en cada encuesta de la capital del Cesar. En la última, entregada hace menos de una semana y realizada por la encuestadora Corporación para la Investigación y el Fomento Empresarial (Cefin), el candidato aventajaba por casi treinta puntos porcentuales a su más inmediato perseguidor, José Santos Mello Castro: 45 % frente a 19 % en intención de voto. En caso de seguir así el panorama electoral, Orozco Durán será el nuevo ocupante del edificio que preside la plaza Alfonso López Pumarejo.

Tras lanzarse con más de 170.000 firmas, Orozco ha convocado a fuerzas políticas de todos los espectros. Su candidatura es apoyada tanto por el Partido Conservador como el Liberal. Asimismo, ha recibido el visto bueno de importantes caciques electorales de la región como Alfredo Cuello Baute, congresista conservador cuya investigación por supuestos nexos con el paramilitarismo fue archivada y, en menor medida, por Cielo Gnecco, cabeza del poderoso clan político Gnecco y hermana de Lucas Gnecco, exgobernador del Cesar condenado por parapolítica. Según habitantes de la zona, el apoyo también vendría desde la Alcaldía actual, pues en varios eventos de campaña habría estado la primera dama de Valledupar, Lisbeth Rosado Ahumada.

Recibe alertas desde Google News