18 May 2020 - 5:33 p. m.

Velero canadiense rescatado por la Armada en el Pacífico volverá al mar tras tres meses

Luego de tres meses de haber estado en cuarentena en el puerto, la tripulación del velero “Exception” seguirá su curso hacia el norte. La Armada Nacional hizo un llamado a la ciudadanía para implementar medidas de seguridad al navegar.

Redacción Judicial

Gilles Hamel, capitán del velero "Exception", embarcación que quedó a la deriva en aguas colombianas. / Captura video Armada
Gilles Hamel, capitán del velero "Exception", embarcación que quedó a la deriva en aguas colombianas. / Captura video Armada

El pasado 14 de febrero, la Armada colombiana recibió una notificación del Distrito de Guardacostas Número 11 de Estados Unidos. Las comunicaciones alertaban sobre un velero canadiense que había quedado a la deriva en aguas colombianas. Luego de conocer la noticia, la búsqueda del velero Exception se extendió por cinco días hasta que la Fuerza Pública dio con la embarcación a 104 millas náuticas del Puerto de Buenaventura. 

(En contexto: Así rescató la Armada a 37 personas en el Pacífico)

El pacífico colombiano, caracterizado por ser una zona tropical donde los vientos alisios acompañan las mareas, hacen que las condiciones meteorológicas sean un desafío. De acuerdo con la Armada, la situación no fue diferente durante el recate del velero. No obstante, los dos ciudadanos canadienses que conforman la tripulación del Exception fueron escoltados a tierra firme donde durante tres meses estuvieron al cuidado de la Fuerza Naval del Pacifico.  

El velero quedó a la deriva luego de que su motor fallara. Así las cosas, luego de asistir a la tripulación, reparar el motor se volvió urgente para los marinos que durante casi dos meses no tuvieron éxito. Gilles Hamel, Capitán del Velero explicó que “debido a que no se hallaban las partes y las que se consiguieron no ayudaban al motor resaltando el apoyo brindado con experto (…) decidí cambiar el motor y adquirir uno nuevo”.

Según el capitán Juan Antonio Guerrero, comandante Guardacostas del Pacífico, “a partir de la llegada a la estación de Guardacostas de Buenaventura se le ha apoyado con todas las actividades administrativas y reparaciones con el fin de que regresen prontamente a su hogar”. En esta estación como en todo el país, los protocolos de seguridad en medio de la pandemia se han endurecido y por eso los dos tripulantes han estado en aislamiento desde que se decretó la emergencia.

“La estación ha mantenido la salud de los ciudadanos canadienses mediante los protocolos de COVID-19. Se ha mantenido en cuarentena”, explicó Guerrero. Sin embargo, las autoridades señalaron que ha llegado la hora de que los hombres sigan su camino hacia el norte. Ayer zaparon de Buenaventura y planean estar en el canal de Panamá en tres o cuatro días.

Luego de esto, el capitán Hamel explicó que deberá detenerse en Carolina del Norte por dos meses más para “hacer los documentos para poder navegar cerca a sus aguas y así llegar a mi país ese es el resumen de mi viaje”. Finalmente, la Armada escoltó al Exception “hasta 50 millas náuticas por el oeste de la boya de aguas seguras del canal de Buenaventura”, según se lee en el documento. La Armada también recomendó reportar cualquier emergencia en la línea telefónica 146 o el canal 16 VHF Marino. El año pasado, 113 personas fueron rescatadas por la Fuerza Naval del Pacifico luego de que sus embarcaciones presentaran diferentes fallas en sus motores.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.