Publicidad
5 Aug 2022 - 2:20 p. m.

Viktor Bout: cuando agentes estadounidenses se hicieron pasar por las Farc

Rusia y Estados Unidos negocian un intercambio de prisioneros. Entre los criminales está Bout, “mercader de la muerte”, quien en 2008 fue engañado y capturado por agentes estadounidenses en una operación secreta en Tailandia. Esta es la historia.

AFP

Bout, condenado a 25 años de prisión por contrabando de armas / AFP
Bout, condenado a 25 años de prisión por contrabando de armas / AFP
Foto: AFP

En medio de la tensión entre Moscú y Washington por la ofensiva rusa en Ucrania, salió a la luz uno de los pocos diálogos que todavía mantienen ambas potencias. Rusia y Estados Unidos negocian un nuevo intercambio de prisioneros, entre los que se incluyen tres norteamericanos presos en Rusia y un reconocido hombre de guerra que paga una larga condena en Estados Unidos: Viktor Bout. El reseñado “mercader de la muerte”.

Antecedentes: Condenan a 25 de cárcel a Viktor Bout, “el mercader de la muerte”

Viktor Bout podría regresar a su país 14 años después de haber sido engañado en una operación en la cual le vendería todo un arsenal a las extintas Farc. En 2012, Bout fue condenado a 25 años de prisión justo por ello y tras haber sido acusado de armar a rebeldes en los conflictos más sangrientos del mundo. De 55 años, Bout es considerado como el ruso de más alto perfil encarcelado en Norteamérica.

Fue traductor, operador de radio de las fuerzas soviéticas y el más confiable dealer de armas ruso por décadas. Su caso inspiró “El señor de la guerra” (2005), protagonizada por Nicolás Cage, sobre el contrabando de armas internacional. De película también fue su captura en 2008, cuando agentes estadounidenses lo citaron en un lujoso hotel en Bangkok, Tailandia, haciéndose pasar por miembros de las Farc.

Antecedentes: EE.UU. confía en extradición del traficante de armas Viktor Bout

Según reportó BBC sobre la acusación en contra de Bout, el contrabandista acudió a la cita con la esperanza de venderle “un gran arsenal” a los supuestos guerrilleros. Entre las armas que le habían solicitado los gringos estaban misiles antiaéreos, cuyo objetivo era impactar a los pilotos norteamericanos que trabajaban en Colombia en operaciones antidrogas.

Bout se defendió en los estrados norteamericanos, asegurando que el plan era darles cuerda a los supuestos guerrilleros y, a la final, venderles dos aviones de carga que no le querían comprar en otros países. El “mercader de la muerte” era reconocido por suministrar a grupos mercenarios y hasta gobiernos de África. Le vendió, incluso, a Osama bin Laden, para fortalecer Al Qaeda. Para ello, se apoyaba en una empresa de trasporte aéreo que constituyó cuando la Unión Soviética terminó, en 1991.

Antecedentes: ‘Mercader de la muerte’ será extraditado a EE.UU. este miércoles

Durante la investigación, a Colombia llegaron detalles como que Bout le había vendido a las Farc hasta 800 misiles tierra-aire, 5.000 fusiles de asalto AK-47, explosivos C-4 y hasta minas antipersona. Cuando Bout permanecía preso en Taliandia, en 2009, un juez que conoció de su solicitud de extradición explicó que, a pesar de la arremetida terrorista de las Farc, este grupo estaba “luchando por una causa política y no es una banda criminal”.

¿Por quiénes más se está negociando?

Entre los presos está la reconocida basquetbolista norteamericana Brittney Griner, quien esta semana fue condenada a nueve años de prisión en Rusia, por posesión y contrabando de estupefacientes. Fue detenida en un aeropuerto de Moscú en febrero en posesión de un líquido de vaporizador a base de cannabis, que según ella se lo recetó un médico.

Fue detenida en un aeropuerto de Moscú, en febrero, en posesión de un líquido de vaporizador a base de cannabis. La detención se produjo pocos días antes de que Moscú lanzara su ofensiva en Ucrania, el pasado 24 de febrero. El presidente Joe Biden calificó la sentencia como “inaceptable”.

Pasó en 2009: EE.UU. pide nuevamente a Tailandia que extradite al “Mercader de la Muerte”

Por otro lado, el exmarine estadounidense Paul Whelan, de 52 años, fue detenido en diciembre de 2018, acusado por los servicios de seguridad rusos de espionaje. Era director de seguridad de una empresa de piezas de vehículos y fue condenado a 16 años de cárcel por espionaje en junio de 2020.

Durante su juicio a puerta cerrada, Whelan insistió en que era inocente y afirmó que un conocido le tendió una trampa al darle una unidad USB que pensaba contenía fotografías tomadas durante un precedente viaje a Rusia. Asegura que se encontraba en el país europeo para asistir a una boda.

También está detenido Marc Fogel, quien era profesor en una escuela estadounidense en Moscú. Está condenado a 14 años de cárcel por tráfico de cannabis a “gran escala”. Según los medios rusos, el incidente ocurrió en agosto de 2021 y Fogel tenía 11 gramos de marihuana y ocho de aceite de cannabis. Fogel afirma que la marihuana le fue recetada en Estados Unidos con fines médicos. No obstante, Rusia no reconoce el uso de esta sustancia para ese fin.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias