Publicidad
5 Mar 2022 - 3:23 p. m.

W Radio le gana tutela a socio minoritario de Millonarios

El socio minoritario presentó una tutela contra W Radio, pues en un programa se debatió sobre si violó las reglas de Millonarios, al presuntamente tomarle fotos a documentos privados, situación que nunca se probó. La Corte Constitucional explicó que, en este caso, las opiniones no son susceptibles de rectificación.
Imagen de referencia.
Imagen de referencia.

En marzo de 2021, el socio minoritario de Millonarios, Santiago Pardo, entró a las oficinas del club y ejerció su derecho a inspeccionar las actas de juntas y estados financieros del equipo. W Radio obtuvo los videos de ese día y, en un programa, debatió sobre si Pardo tomó fotos y grabó videos, lo cual está prohibido, según el derecho societario. En el programa, algunos periodistas opinaron que sí y otros dejaron su duda, pues el video presentado no demostraba la supuesta infracción del socio. Incluso, un primer título fue publicado con la pregunta: “¿Micro-corrupción?” Pardo inició acciones legales para proteger su buen nombre.

Lea: En grave riesgo, la libertad de expresión en Colombia

El socio relató en una tutela que días después de entrar a la oficina de Millonarios, el abogado accedió a ser entrevistado en vivo en W Radio, programa que fue transmitido por Twitter, YouTube y Facebook Live. Entonces, los periodistas mostraron las imágenes de Pardo durante su inspección. Además, revelaron, con firma incluida, el compromiso de Pardo de no tomar fotos a los documentos.

Uno de los periodistas dio su opinión así: “Pueden observar ahí cómo en este video aparece el abogado. Está observando unos documentos y pues disimuladamente saca su teléfono celular y lo que se observa es que aparentemente está tomando unas fotografías y haciendo quizás un video del material que está revisando, del expediente o del documento que está revisando allí”. Al final, el medio cambió la nota y la dejó cómo: “¿No tomó fotografías? Accionista de Millonarios es acusado de violar normas del club”. Aunque según los hechos relatados en la sentencia la divulgación en medios del caso sucedió el 9 de marzo, la emisora bajó de su portal la publicación y, al día de hoy, no se conoce la totalidad de esa entrevista.

Lea también: Flip denuncia recolección de datos sensibles de periodista por parte de la UNP

El expediente, luego de un par de instancias, con resultados distintos, llegó a la Corte Constitucional. En síntesis, la alta corte consideró que las afirmaciones y valoraciones mencionadas durante la trasmisión constituyeron opiniones y no información dura. Por tanto, no son objeto de rectificación de acuerdo con la jurisprudencia nacional traía al debate. La Corte encontró que, aunque unos invitaron a pensar a sus oyentes que Pardo sí habría tomado las fotos, las demás intervenciones terminaron en que el público quedara con la duda. Es decir, que no se aseguró que Pardo había tomado videos o fotos, sino que se abrió el debate para que los oyentes sacaran sus propias conclusiones, situación que desde el comienzo criticó el accionistas pues, ni sacó fotos y, por el contrario, era uno de los críticos más fuertes de la junta directiva de Millonarios.

Es más, Santiago Pardo explicó en su tutela que los periodistas también excluyeron una información clave en su reportaje: que las personas que socios mayoritarios del equipo también lo son de de la emisora. Además, el mismo socio minoritario presentó dos quejas contra la dirigencia del club capitalino ante las superintendencias de Sociedades e Industria y Comercio. En su momento, El Espectador entrevistó a Álvaro Prieto, otro socio minoritario que hizo inspección en los libros del club. Prieto relató que lo que le sucedió a Pardo podría tratarse de un amedrentamiento contra los socios minoritarios como que han sido críticos con la gestión de Gustavo Serpa y Enrique Camacho.

Pese a las evidencias, la Corte amparó los derechos de los periodistas. “Esta pauta elemental de la jurisprudencia, se limita a recoger la experiencia más que centenaria de las sociedades libres, en las que circula el adagio propio del oficio de la comunicación social: el comentario es libre, la información es sagrada (…) lo cierto es que este (Pardo) tuvo la oportunidad de rebatir las opiniones de los periodistas y exponer su versión de los hechos, de tal manera que el público podía contrastar las opiniones de los periodistas con el dicho del accionante y sacar sus propias conclusiones”, señaló la Corte.

Le puede interesar: El ciberpatrullaje en el paro fue otro episodio de vigilancia del Estado: Flip

Pardo, no obstante, venía de obtener una victoria judicial ante el Tribunal Superior de Bogotá. El pasado 17 de junio, en segunda instancia, ese despacho indicó que “los periodistas emitieron juicios personales sobre las imágenes de los videos que trasmitieron en simultáneo, descartándose de esta manera que se hubiere publicado una información noticiosa sobre la situación que acaeció”. Durante todo el expediente, por otro lado, se reprochó al medio por no entregar los videos en la oficina “Embajadora” a Pardo. W Radio respondió que sufrieron un daño y no fue posible recuperarlos. Millonarios, por su parte, se limitó a decir que nunca filtró los videos, pero Pardo explicó que se trataba de un material de un circuito cerrado de televisión que solo pudo hacer salida de las oficinas mismas.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Read more!
Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.