La Red Zoocial
Publicidad

Moquillo en perros y gatos: síntomas y tratamiento

En La Red Zoocial hablamos con Jeisson Albey Murcia, médico veterinario con más de doce años de experiencia y fundador de la Clínica Veterinaria Albéitar, para establecer las principales señales a las que debe prestar atención para saber si su mascota tiene esta enfermedad.

La Red Zoocial
26 de abril de 2023 - 10:59 p. m.
Es común que los animales contagiados con el virus comiencen a mostrar cuadros de fiebre con diarrea que no se solucionan con ningún tratamiento.
Es común que los animales contagiados con el virus comiencen a mostrar cuadros de fiebre con diarrea que no se solucionan con ningún tratamiento.
Foto: Dominik QN en Unsplash - Dominik QN en Unsplash

El moquillo es uno de los virus más frecuentes en animales, que puede terminar afectando el aparato respiratorio, su sistema digestivo y nervioso. Entre sus principales síntomas, se encuentra la secreción nasal, secreción macular, fiebre, temblores, convulsiones y anorexia.

Lea también: Estas son las razas de perro con menor esperanza de vida

También, es común que los animales contagiados con el virus comiencen a mostrar cuadros de fiebre con diarrea que no se solucionan con ningún tratamiento. Sus excreciones pueden ser blandas o líquidas.

Otra de las posibles señales que el animal está padeciendo esta enfermedad es el tener tos repetitiva y progresiva. Este tipo de virus puede causar la muerte del animal si no se trata a tiempo.

Entre los signos neurológicos, se encuentra la aparición de crisis convulsivas, alteraciones en el estado mental, o dificultad para coordinar sus extremidades. Esta enfermedad vírica es bastante contagiosa, por lo que los animales jóvenes suelen y no vacunados pueden correr bastante riesgo.

Lea también: ¿Por qué los perros lamen a sus dueños? Estos son los principales motivos

“Esta enfermedad se puede transmitir a través de todas las secreciones del paciente infectado, ya sea chichí, popó o secreción nasal”, explica Jeisson Albey Murcia, médico veterinario.

Esta enfermedad tiene cuatro fases: respiratoria, digestiva, neurológica y cutánea. Por ello, su tratamiento varía dependiendo del sistema que esté afectando.

Según el Hospital Veterinario Garbí, el diagnóstico de esta enfermedad se realiza a través de la detección de material genético del virus en la sangre, utilizando un PCR. “Se coge muestra de conjuntiva o tonsila o líquido cefalorraquídeo y el laboratorio detecta el virus en estas muestras”, afirma el hospital en su página.

Murcia asegura que la mejor forma para prevenir el moquillo es a través de la vacunación. El funcionamiento de las vacunas se basa en ayudar a combatir las enfermedades, administrando una pequeña parte del virus, bacteria o microorganismo para lograr que se produzcan los anticuerpos de defensa necesarios para luchar contra la enfermedad. Además, estas deben aplicarse después de un período de tiempo, para asegurar la protección de los animales.

Lea: ¿Por qué los perros huelen la parte íntima de las personas?

“Hay posibilidades de que un perro con moquillo se salve, pero cuando la enfermedad todavía no está en la sangre, es decir, no ha pasado a los tejidos”, explica Murcia.

🐾 ¿Quiere estar al día y conocer las últimas noticias sobre el mundo animal? Lo invitamos a verlas en La Red Zoocial. 🐶🐱 Además, si tiene alguna historia o está interesado en contar la suya con su mascota, puede escribirnos a laredzoocial@elespectador.com

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar